Voto femenino en brasil origen leyes y constitucion de 34


Voto femenino en Brasil: origen, leyes y Constitución de 1934

El voto femenino en Brasil es una de las conquistas más importantes para la igualdad de género en el país. Es una de las más antiguas del mundo. El voto femenino data desde la época colonial, cuando el monarca portugués, el Rey Pedro I, promulgó la Ley de Sufragio de 1830. Esta ley permitió el voto femenino en el país.

Desarrollo del voto femenino en Brasil

Durante las primeras décadas del siglo XX, Brasil fue una monarquía, una república federal y una dictadura militar. En cada caso, el sufragio femenino quedó limitado. Solo en 1930, después de la abdicación del último emperador brasileño, Pedro II, se logró que las mujeres obtuvieran el derecho al voto.

Durante la dictadura militar de Getúlio Vargas (1930-1945), el voto femenino se amplió a toda la población femenina que tuviera 21 años o más. Esto fue uno de los cambios políticos más importantes de la época. Posteriormente, en 1934, se aprobó la nueva Constitución de la República de Brasil, que garantizó el sufragio femenino y los derechos humanos básicos.

Impacto del voto femenino en Brasil

El voto femenino en Brasil ha cambiado radicalmente el rol de la mujer en la sociedad brasileña. La participación de las mujeres en la vida política del país ha aumentado enormemente después de que las leyes electorales abrieron la posibilidad para que votaran. Actualmente, existen numerosos partidos políticos liderados por mujeres, y se puede ver una mayor representación y presencia femenina en la política y en los procesos democráticos del país.

Además de esto, el voto femenino ha dado a las mujeres una voz y una influencia que antes nunca tuvieron. Esto ha permitido a las mujeres brasileñas un mayor acceso a los derechos humanos y a otros servicios básicos, como la educación, la salud y la seguridad social.

Conclusion

En conclusión, el voto femenino en Brasil fue una de las principales conquistas en la lucha por la igualdad de género. El reconocimiento del sufragio femenino en el país abrió las puertas a una mayor participación de las mujeres en la vida política, en la toma de decisiones y en los procesos democráticos.

Además de esto, el derecho al voto también ha permitido a las mujeres acceder a los derechos humanos básicos, y ha contribuido a una mayor participación y visibilización de la mujer brasileña en la sociedad.

Voto femenino en Brasil: Origen, leyes y Constitución de 1934

El voto femenino en Brasil y el papel de las mujeres brasileñas ha experimentado un gran cambio desde el siglo XIX. A lo largo de los años, han surgido varias leyes y decretos que han contribuido a la lucha por los derechos de las mujeres en Brasil. La Constitución de 1934 marcó un hito importante en la lucha por los derechos de las mujeres en el país.

Origen de la lucha por el voto femenino en Brasil

Durante el siglo XIX, un gran número de gobiernos militares gobernaron Brasil. Durante esta época, la Mujer brasileña se vio marginada y se vio como un subproducto de la sociedad, sin derechos a la educación y a la participación en las decisiones de la política y el gobierno.

Tras este régimen autoritario, en el año 1872, el gobierno brasileño reemplazó a los militares por un régimen republicano. Esto marcó el inicio de una nueva lucha por los derechos de las mujeres. Los feminazis brasileños comenzaron a luchar por sus derechos, como el voto, el derecho a estudiar, el derecho a tener una vida profesional y muchos otros.

Leyes y Decretos para el Voto Femenino en Brasil

  • 1926: Se promulgó la Primera Ley Electoral, que permitió a las mujeres mayores de 25 años obtener su primer título de votación.
  • 1932: El presidente Getúlio Vargas promulgó la Ley de Participación Electora, que amplió los derechos electorales para las mujeres, incluido el derecho a votar y ser votado.
  • 1934: La Constitución de 1934 otorgó a las mujeres brasileñas el derecho a votar y ser votadas en los niveles locales, estatales y nacionales.

Constitución de 1934

La Constitución de 1934 fue una de las primeras leyes que implementaron los derechos de las mujeres brasileñas. Esta ley otorgó el derecho a las mujeres de votar en los niveles locales, estatales y nacionales, así como el derecho a ser elegidas como representantes de los distritos y estados. Esto significó que las mujeres brasileñas se convirtieron en la primera fuerza política visible en el país.

Esta Constitución reconoció también los derechos de las mujeres a la educación, al trabajo, al asilo, a la justicia y a la igualdad ante la ley. Esta ley también reconoció el derecho de las mujeres a ejercer en todos los ámbitos de la vida.

Con la ley de la Constitución de 1934, Brasil abrió un nuevo capítulo en la lucha por los derechos de las mujeres en el país. Desde entonces, las mujeres brasileñas han aumentado su participación en la vida política y otros sectores del país, y se han convertido en una fuerza indispensable en la vida nacional.

También puede interesarte este contenido relacionado:

Deja un comentario