Unificacion italiana resumen


Unificación Italiana: Un Resumen

La Unificación Italiana fue un proceso pionero en la historia de Europa, el cual concluyó durante el siglo XIX con la formación de una Nación Italiana unificada. Estuvo dirigido esencialmente por la figura del primer Gran Duque italiano, Víctor Manuel II. A continuación, un breve resumen de cómo se logró esta hazaña:

Primeros Pasos

Durante el año 1815, con la restauración europea contigua a la Regencia Napoleónica, se pudo notar un debilitamiento importante de la influencia europea y un aumento en la rapidez de nacionalismo por parte de los principales países italianos. Esta situación propició un motín de disconformidad del pueblo italiano y una alianza entre la mayoría de los estados italianos, que llevó a la creación en el año 1816 de las Cinco Ligas de Italia con un sistema federal que aún mantenía el dominio del Imperio Austriaco.

La Revolución de 1821 y su desenlace

La Revolución de 1821 (también llamada Primera Guerra de Independencia) derrumbó el sistema federal de la Ligas y consolidó la lucha por un gran estado italiano. Esta revolución fue llevada en gran parte por las tropas mercenarias napoleónicas, conducidas por el coronel Napoleón Bonaparte. La Revolución fue aplastada por las fuerzas austriacas el año 1822, lo que conllevó a una segunda revolta.

Etapas Posteriores

La segunda revolta, liderada por el segundo Gran Duque de Italia Víctor Manuel II, condujo al éxito en el año 1828 cuando Austria reconoció la independencia y la unidad de los estados Italianos. Desde ahí en adelante, el Gran Duque Víctor Manuel II pasó a unir los estados por medio de alianzas y medidas diplomáticas. Por ejemplo:

  • Alianza con el Papa: en el año 1829 se firmó la Carta de los Estatutos con el Papa Gregorio XVI, donde se establecían las restricciones del gobierno italiano al Estado Pontificio del Vaticano
  • La Guerra de Crimea: a partir de esta guerra (1853 – 1856) se aseguró en dos sentidos: el de consolidar los intereses del Estado italiano con respecto a sus vecinos (Austria, Francia, Turquía, etc.), y el de establecer una alianza política y militar fr pesos los estados italianos para consolidarsu unidad.

Reino de Italia

en el año 1861 el Parlamento de Italia unificada proclamó el Reino de Italia bajo el gobierno de Víctor Manuel II como primer Rey italiano. Durante los siguientes 50 años se consolidó la unidad y la modernización del país. Las principales ciudades del reino fueron Roma, Milán, Florencia, Venecia y Nápoles.

Esta conclusión de la Unificación Italiana es un hito en la historia de Europa y demuestra el grandioso esfuerzo de la población italiana por conseguir su tan anhelada libertad y unidad.

Unificación Italiana – Resumen

La Unificación Italiana fue un período de tiempo en el cual los territorios del norte de Italia (también conocidos como los estados italianos) alcanzaron su independencia de los reinos extranjeros que habían dominado el país durante siglos. Esto se logró mediante guerras, tratados y diplomacia por parte de las principales figuras de la unidad. El movimiento culminó en 1861 con la proclamación del Reino de Italia, unido bajo el mando del rey Víctor Manuel II.

Golpe al poder establecido:

Durante mucho tiempo, los territorios italianos estuvieron bajo el gobierno de la Iglesia Católica y de otras naciones extranjeras. Esto llevó a un aumento de los sentimientos nacionalistas en el país, lo que resultó en la unificación, aunque muchas personas intentaron bloquear esta unificación. Entre los líderes del movimiento se encontraban:

  • Cavour, Príncipe de Piamonte-Sardinio: Fue el principal líder de la reunificación italiana. Estableció acuerdos con el emperador francés Napoleón III para construir una monarquía unificada bajo el mando de Víctor Manuel.
  • Mazzini, líder del Partido Republicano Italiano: Apoyó una republica unificada. Fomentó el nacionalismo y la soberanía italiana y, aunque su intento de unificación fue bloqueado, tuvo una gran influencia en el movimiento.
  • Garibaldi, líder militar y revolucionario: Es conocido como el Padre de la Pátria y fue responsable de la unificación militar, con la ayuda de sus llamados Cien Mil Hijos de Italia.

Resultado de la Unificación Italiana

La unificación de Italia tuvo un profundo impacto en el país. Esto incluye:

¿Cómo evitar el Spam en twitter?

  • Una Constitución Garibaldina que finalmente estableció el Reino de Italia.
  • Una nueva capital en Roma.
  • Un gobierno monárquico reformado que estableció el voto de los varones con 21 años cumplidos.
  • La creación de un ejército italiano con un Ministerio de Guerra y Exteriores.
  • Un nuevo sistema educativo, como la escuela gratuita primaria.

Aunque hubo muchas logros durante el período de la Unificación Italiana, muchas áreas del país seguían estando bajo el control de Austria y otros países extranjeros. Esto no cambió hasta después de la Primera Guerra Mundial, cuando el Tratado de Rapallo (1920) puso fin al dominio extranjero en el territorio italiano.

También puede interesarte este contenido relacionado: