Hay varias formas de conocer e interpretar el mundo. Cada uno tiene características específicas que los distinguen de los demás.

La mitología, el sentido común, las religiones, la filosofía y la ciencia tienen el mismo propósito: organizar información que pueda explicar o dar sentido al mundo y a las cosas. En otras palabras, estas diferentes áreas son productores de conocimiento.

Sin embargo, la forma en que se adquiere y transmite este conocimiento varía con cada uno de estos tipos de conocimiento. Estas particularidades son responsables de la distinción entre mitología y ciencia o filosofía y religión.

¿Qué es el conocimiento?

El conocimiento es una forma de aprehensión de la realidad. Los seres humanos viven como otras especies de la naturaleza, pero a diferencia de ellos, crean representaciones de la realidad por sí mismos.

Estas representaciones se basan en los sentidos y la percepción; en memoria, imaginación e intelecto; en la idea de apariencia y realidad y la idea de verdad o falsedad.

A partir de estos modos, los individuos internalizan el mundo y captan la realidad. Y en la conciencia crean códigos de interpretación de todo lo que existe o se puede pensar. Se establece una relación entre el sujeto (el que sabe) y el objeto (que se sabe).

La importancia del conocimiento

Históricamente, los humanos han construido varios sistemas de conocimiento como una forma de dar sentido a sus propias vidas y transmitir la información necesaria para la supervivencia de la especie.

Por lo tanto, difieren de otros animales, también, al tener un lenguaje que permite compartir información.

Estos sistemas de conocimiento transmitidos de generación en generación, de grupo a grupo, forman la cultura. Con el tiempo, el dominio de la razón y varios códigos lingüísticos hicieron posible la complejidad de este conocimiento.

Los diversos tipos de conocimiento

Tipo de conocimiento Base de conocimiento Formulario de adquisición de conocimiento ¿Qué valida el conocimiento? ¿Quién transmite conocimiento?
Mítico Creencia Narrativas míticas Tradición Rapsodos
Religioso Creencia (fe) Escrituras Dogmas Teólogos / líderes religiosos
Sentido comun Creencia Tradición No cuestionar Persona ordinaria
Científica Razón Investigación Método Científico
Filosófico Razón Reflexion Argumento Filósofo

Los diferentes tipos de conocimiento representan las diferentes formas en que los humanos han salido de la ignorancia.

La curiosidad humana y su capacidad para abstraer (imaginar) son responsables de crear sistemas de creencias y explicaciones. Además de comprender, apropiarse y reformular las explicaciones de otros individuos y grupos.

Conocimiento mítico

El conocimiento basado en mitos tiene como característica principal ser fabuloso. Es un conocimiento que proviene de una tradición oral, de narraciones míticas. En la antigua Grecia, la transmisión de este conocimiento era tarea de los poetas rapsódicos.

El nacimiento de la vía láctea (1636), obra de Peter Paul Rubens. En la mitología, la relación entre los dioses da lugar a todo lo que existe.

Estas narraciones rastrean historias sobre el comienzo de los tiempos. Pueden explicar fantásticamente el origen del mundo y todo lo que es relevante para la vida de ese grupo de individuos.

Se unen y desarrollan la idea de pertenecer a una comunidad compartiendo un pasado común. Los mitos actúan como un recuerdo compartido, lleno de imágenes que son fáciles de asociar y comprender.

Basado en la creencia, las narraciones míticas refuerzan ilógica y contradictoriamente las imágenes y construyen una conciencia colectiva. La conciencia mítica se basa en la creencia de que son representaciones fieles de la realidad.

Conocimiento religioso

La religión comparte con los tipos de conocimiento el propósito de explicar el universo en su formación y totalidad. La particularidad del conocimiento religioso es su fundamento en la fe, la creencia en las revelaciones divinas y sus textos sagrados derivados de estas revelaciones.

Corán, ejemplo de libro sagrado para la religión islámica

Basado en la fe, la unión del conocimiento y las religiones, llamada teología, tiene como objetivo estructurar sistemas de conocimiento basados ​​en verdades indemostrables e indudables llamadas dogmas. La religión garantiza la conexión entre lo que es humano y lo que es divino.

Estos dogmas refuerzan un acto de conocimiento común en la religión: la división entre lo que es profano y observable y lo que es sagrado y misterioso. A partir de esta idea, existe una jerarquía de esta división, que confirma el poder divino sobre los individuos.

El conocimiento del sentido común

El conocimiento del sentido común, a veces llamado conocimiento empírico, se basa en la generalización de eventos o interpretaciones particulares, tomados como una regla. Es un conocimiento básico y superficial de las cosas, sin prueba ni demostración.

El sentido común se basa en la creencia en información no verificada. Es un conocimiento de persona a persona que finalmente construye un sistema completo de creencias, a menudo contradictorias o sesgadas.

El sentido común es el conocimiento común producido por la experiencia cotidiana.

A pesar de tener una lógica débil y una interpretación parcial de las relaciones de causa y efecto, el conocimiento popular del sentido común ha sido objeto de estudio en varias áreas de la ciencia.

La posmodernidad es responsable de las críticas a la ciencia tradicional, que desprecia el conocimiento construido de forma espontánea y popular. Algunas corrientes de la ciencia contemporánea buscan una reconciliación entre la ciencia y el sentido común.

Conocimiento científico

La ciencia es en sí misma un área dedicada a la construcción del conocimiento. La palabra ciencia se origina del latín Scientia que se puede traducir como "conocimiento".

Por lo tanto, lo que caracteriza y distingue el conocimiento científico de otros es el método. El método científico tiene la función de prevenir o minimizar todo tipo de errores o ambigüedades.

El conocimiento científico tiene una pretensión de verdad de la verificación y validación de su método.

Diferentes pasos del método científico.

El método científico apunta a la reproducción y aplicación del conocimiento. Desde el control de todas las etapas de la investigación, se espera que los resultados puedan repetirse y demostrarse varias veces, siempre que se respeten sus condiciones.

El conocimiento filosófico

Escuela de Atenas (1511), el trabajo de Rafael, que retrata a varios pensadores. En el centro, Platón apunta al cielo (que representa el mundo de las ideas) y Aristóteles apunta al suelo (que representa la política). Ambos rodeados de varios pensadores y personalidades de varios períodos.

El conocimiento filosófico ha cambiado la forma en que te comprendes con el tiempo. Desde filósofos presocráticos en la antigua Grecia hasta la filosofía producida hoy, se han producido muchos cambios, como la forma de concebir el mundo.

La filosofía y la ciencia van juntas en rigor, necesidad lógica y uso de la razón. Sin embargo, el método científico, aunque producido filosóficamente, no se aplica completamente a la producción de conocimiento filosófico.

La actividad filosófica es una reflexión crítica sobre los fundamentos que hacen posible todas las formas de conocimiento. Y, además, también se convierte en una reflexión crítica sobre su propia actividad y construcción.

Referencias bibliográficas

Invitación a la filosofía – Marilena Chauí

Filósofo – Gilberto Cotrim y Mirna Fernandes