Tipos de basura

Tipos de basura

los tipos de basura Incluya todo el material desechado que tenga un destino apropiado.

Ante el aumento de problemas ambientales como la acumulación de basura, la contaminación del suelo, el agua y el aire, existen diferencias en el tipo de material a desechar.

Esto es para que reciban el tratamiento correcto, por ejemplo, residuos: domésticos, públicos, orgánicos, hospitalarios, industriales, electrónicos, radiactivos, espaciales, entre otros.

Recolección y reciclaje selectivos

Cuando pensamos en los tipos de materiales desechados, la recogida selectiva es la mejor alternativa. Por tanto, los envases se dividen por colores, que indican el tipo de residuo a depositar:

  • Azul: a papeles y cartones;
  • Verde: a las gafas;
  • rojo: para plásticos;
  • Amarillo: para metales;
  • marrón: para residuos orgánicos;
  • negro: por madera;
  • Gris: para materiales no reciclados;
  • Blanco: para residuos hospitalarios;
  • naranja: para residuos peligrosos;
  • Púrpura: para residuos radiactivos.

Este proceso de separación ha sido una de las alternativas más importantes para reducir la contaminación y aún permitir el reciclaje de diferentes tipos de materiales: plástico, vidrio, papel, entre otros.

Recuerda que el reciclaje es una forma sostenible de reutilizar materiales usados ​​que se transforman en nuevos. Así, ha permitido reducir la acumulación de basura de diversa índole.

Clasificación de tipos de basura

Desperdicio doméstico

Este tipo de basura, también llamada residuo residencial o doméstico, es todo tipo de material generado por los vecinos de las residencias. Podemos incluir materiales orgánicos (restos de comida, madera, desechos humanos), envases, vidrio, papel, entre otros.

Es importante enfatizar que, a menudo, los medicamentos desechados con fecha de vencimiento vencida se consideran “desechos hospitalarios”. Esto se debe a que pueden contaminar las aguas subterráneas, lo que representa un gran riesgo para el medio ambiente.

Residuos comerciales

Compuesto fundamentalmente por envases de plástico, cartón, papel y restos de comida, este tipo de residuos es producido por el tercer sector (comercio y servicios). Ellos son: tiendas, bancos, oficinas, restaurantes, entre otros.

Asimismo, la llamada “basura pública” está compuesta por papeles, plásticos, hojas, ramas, muebles, tierra, escombros, entre otros.

Residuos orgánicos

Los desechos orgánicos provienen de materia viva, es decir, tienen origen biológico, por ejemplo, restos de comida, hojas, tallos, semillas, papeles usados, desechos humanos, entre otros. Se depositan en lugares apropiados llamados vertederos.

Aunque mucha gente no lo sabe, los residuos orgánicos se pueden reciclar. A partir de este proceso, pueden transformarse en pienso y, con el uso de los gases emitidos (metano), sirve para la producción de un combustible menos contaminante, el biogás.

La biomasa incluye residuos de origen animal y vegetal, que se utilizan en la producción de energía.

Basura del hospital

Desechados por hospitales, clínicas de salud, laboratorios, farmacias, consultorios dentales y veterinarios, los desechos hospitalarios incluyen materiales como jeringas, gases, pañales, guantes, agujas, empaques, entre otros.

Son muy dañinos para los seres humanos porque están contaminados con virus, hongos y bacterias, por lo que se incineran.

Residuos industriales

Generada por el sector secundario, es decir, industrias, este tipo de basura se caracteriza por residuos como gases, químicos, aceites, cenizas, metales, vidrio, plásticos, tejidos, papeles, caucho, madera, dependiendo de la actividad de cada industria.

Normalmente, los materiales desechados de la construcción civil entran en esta categoría. Llamados “desechos especiales” (desechos tóxicos), incluyen desechos de construcción, baterías y pesticidas.

Según el “Departamento de Residuos Sólidos del Ministerio de Medio Ambiente”, Brasil recicla solo el 13% de los residuos industriales.

Basura electronica

Los desechos electrónicos (e-waste) consisten en la eliminación de dispositivos eléctricos y electrónicos como radios, computadoras, televisores, teléfonos celulares, cables, baterías, cargadores, entre otros. Altamente contaminantes, este tipo de residuos pueden contener cobre, aluminio y metales pesados ​​como mercurio y plomo.

Las investigaciones indican que con el aumento de la globalización y el consumo, las personas tienden a cambiar constantemente los dispositivos electrónicos, por ejemplo, teléfonos celulares y computadoras. Esto genera 50 millones de toneladas de desechos electrónicos producidos por año en todo el mundo, y 10 millones se reciclan en China.

Aproximadamente el 80% de todos los desechos electrónicos producidos por los países desarrollados se transporta a países pobres. En los Estados Unidos, alrededor de 300 millones de dispositivos electrónicos se desechan anualmente: seis de cada diez todavía están en funcionamiento.

Basura radiactiva

También llamado residuo nuclear, este tipo de residuo es altamente tóxico porque contiene uranio (y otros metales pesados). Es producido por actividades que involucran elementos radiactivos como industrias nucleares, servicios de salud, entre otros.

La contaminación nuclear, generada por este tipo de residuos, puede causar muchos problemas al medio ambiente y al ser humano. Destaca el desarrollo de enfermedades como el cáncer, mutaciones genéticas y, en el peor de los casos, la muerte.

Basura espacial

Los desechos espaciales son generados por materiales lanzados al espacio como robots, cohetes, satélites artificiales. La contaminación espacial ha sido uno de los mayores problemas de la modernidad y presenta riesgos porque pueden caer a la atmósfera.

Según la Agencia Espacial Europea, hay aproximadamente 170 millones de piezas, herramientas, restos de pintura y equipos espaciales que orbitan alrededor del planeta Tierra.

Vea también estos textos:

  • Basura espacial
  • Tiempo de descomposición de la basura
  • Geografía de Enem: materias que más caen