Solidaridad mecánica y orgánica

Solidaridad mecánica y orgánica

El sociólogo alemán Émile Durkheim (1858-1917) define la solidaridad como el factor que garantiza la cohesión social en un período específico.

Esta propuesta es un intento de responder a los cambios que se han producido en Europa, especialmente desde el establecimiento del modo de producción capitalista.

Para él, la solidaridad mecánica se basa en tradiciones, hábitos y costumbres; características muy presentes en las sociedades precapitalistas. La solidaridad orgánica, en cambio, se basa en la interdependencia generada por la especialización del trabajo en el modo de producción capitalista.

Solidaridad mecánica Solidaridad orgánica
Objetivo Cohesión social Cohesión social
Sociedades Sencillo Complejo
Modo de producción Precapitalista Capitalista
División del trabajo Rudimentario o inexistente. La gente hace las mismas tareas. Complejas, las funciones son especializadas, generando una interdependencia entre las distintas tareas y los individuos.
Individuos Independientes y similares entre sí. Diferentes entre sí, pero interdependientes.
Factor de cohesión social Fortaleza de la tradición, creencias y hábitos comunes. La división del trabajo social y la interdependencia entre diferentes sujetos.

¿Qué es la solidaridad para Durkheim?

En su trabajo División del trabajo social (1893)Durkheim afirma que la solidaridad es una relación moral que hace que los individuos se vean a sí mismos como pertenecientes a la misma sociedad.

Valores basados ​​en tradiciones, costumbres y la forma de actuar en la sociedad que rigen las acciones y aseguran que estos individuos compartan una misma forma de vida, evitando el caos social.

Entre todos estos factores, Durkheim concibe el trabajo como el principal generador de solidaridad. La obra define la forma en que los individuos actúan y se organizan socialmente, factor determinante para la cohesión social.

¿Qué es la solidaridad mecánica?

En un período precapitalista, la división social del trabajo era muy simple. En general, la gente cumplía la misma tarea en la producción (campesinos, artesanos, pequeños comerciantes, etc.).

Dado que las personas tienden a realizar las mismas tareas, el trabajo de uno es independiente del trabajo de otro.

Así, la cohesión social está garantizada por la tradición, la moral y las costumbres, que tienen una gran fuerza, capaces de unir a los individuos.

En estas sociedades, la ley se basa en el mantenimiento de las costumbres para garantizar que se respeten y que la sociedad se mantenga cohesionada en torno a estas tradiciones.

De esta forma, la solidaridad mecánica actúa como un mecanismo basado en creencias comunes, que hacen posible la vida en sociedad.

¿Qué es la solidaridad orgánica?

Con la complejidad de la sociedad, los individuos dejan de compartir sus creencias, hábitos y tradiciones, lo que exige un cambio también en la forma de asegurar la cohesión social.

Con la transformación al modo de producción capitalista, las tareas se vuelven cada vez más especializadas. Cada individuo cumple una tarea específica.

Durkheim dice que esta especialización del trabajo también tiene la característica de hacer que las personas sean más dependientes entre sí. Dado que la tarea de uno depende de la ejecución de la tarea de los demás.

Así, los individuos crean lazos de interdependencia, generando un nuevo modo de solidaridad y garantizando la cohesión social: la solidaridad orgánica.

En esta estructura, el papel del derecho también se vuelve más complejo y busca responder a la creación de garantías y deberes que puedan compartir los diferentes ciudadanos.

De esta forma, la solidaridad orgánica se da desde la comprensión de la sociedad como un cuerpo en el que el correcto funcionamiento requiere que los diferentes órganos cumplan sus funciones de manera interconectada e interdependiente.

¿Interesado? Vea también:

Referencias bibliográficas

Durkheim, Emilé. “Durkheim: sociología”. São Paulo: Ática (2003)