Recursos naturales

Recursos naturales

los Recursos naturales son los elementos que ofrece la naturaleza, que a su vez son utilizados por el hombre en la construcción y desarrollo de las sociedades y, por tanto, para su supervivencia.

De esta forma, se explotan para servir como materia o energía al ser humano, por ejemplo, minerales, aceite, vegetales, animales, agua, suelo, aire, luz solar, etc.

Clasificación de recursos naturales

Los recursos naturales se clasifican en cuatro grupos, a saber:

  1. Recursos Biológicos: son los recursos vegetales y animales presentes en el mundo, por ejemplo los bosques. Son considerados recursos renovables en la naturaleza, siendo utilizados en alimentación, confección, medicina, construcción, entre otros.
  2. Recursos hídricos: son recursos renovables provenientes de las aguas superficiales y subterráneas (ríos, lagos y océanos) del planeta, utilizados principalmente en la alimentación humana.
  3. Recursos Energéticos: son los recursos que proporcionan energía, por ejemplo, la energía nuclear y los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas natural, utilizados en la producción de materiales, construcción, transporte, electricidad, entre otros. Este tipo de recurso natural puede ser renovable (solar, eólico, hidroeléctrico, geotérmico, biomasa, etc.) o no renovable (energía nuclear y combustibles fósiles).
  4. Recursos minerales: recursos no renovables de orden geológico, compuestos por minerales (oro, grafito, diamante, hierro, cobre, manganeso, níquel, titanio, etc.) y rocas (arena, arcilla, caliza, mármol, etc.), siendo muy utilizado para adornos, construcciones, etc.

Recursos naturales renovables y no renovables

Según la cantidad y tipo de recurso natural del planeta, se clasifican en dos grupos:

Recursos naturales renovables

Como su nombre lo indica, este tipo de recurso natural es inagotable y se renueva en poco tiempo en la naturaleza, por ejemplo agua, suelo, energía del sol y viento.

De esta forma, los recursos renovables (biológicos, hídricos y algunas energías alternativas: solar, eólica, geotérmica, etc.) no son contaminantes y tardan poco en formarse de nuevo por naturaleza y por tanto tienen una alta capacidad de renovación.

Lamentablemente, la explotación de recursos renovables en relación con los no renovables, tiene altos costos de inversión.

Recursos naturales no renovables

A su vez, los recursos considerados no renovables son de naturaleza limitada, por ejemplo, minerales, petróleo, gas natural.

En este caso, el “tiempo” se convierte en un factor de clasificación esencial, ya que los recursos no renovables (energía y minerales) se consumen más rápidamente en comparación con el tiempo que tarda en formarse en la naturaleza. Es decir, no tienen gran capacidad de renovación y si se apaga la fuente pueden desaparecer.

Agotamiento y conservación de los recursos naturales

No es de extrañar que los recursos naturales del planeta Tierra hayan disminuido considerablemente en las últimas décadas.

Acciones como la extracción descontrolada de recursos, los incendios, la deforestación, la contaminación del agua, del suelo y del aire, se ven potenciadas por los procesos de industrialización, urbanización, agricultura y ganadería. Todos estos han aumentado los impactos ambientales, afectando directa e indirectamente nuestro ecosistema.

Como consecuencia, tenemos la extinción de varias especies (animales y plantas) así como la desaparición de los limitados recursos que ofrece el planeta, llamados no renovables.

Por lo tanto, si la conciencia ambiental humana no se centra en la importancia de dichos recursos, el planeta colapsará pronto.

Problemas como el derretimiento de los glaciares, consecuencia del calentamiento global, el efecto invernadero, la inversión térmica y la lluvia ácida, han demostrado la gravedad del problema que pronto tendremos que resolver, si es posible.

Ambientalistas de todo el mundo se unen a las políticas públicas orientadas al medio ambiente, para advertir sobre el problema del agotamiento de los recursos naturales así como la importancia de su preservación.

Las pequeñas acciones contribuyen a la conservación de los bienes que ofrece la naturaleza, por ejemplo, evitando tirar basura en lugares inadecuados, utilizando otros medios de transporte que no contaminen tanto el medio ambiente, por ejemplo, bicicletas; disminución del consumo, entre otros.

Nótese que incluso los recursos considerados renovables por naturaleza, deben ser explotados de manera sostenible por el hombre.

Recursos naturales en Brasil

Brasil es un país que tiene varios recursos naturales, desde recursos biológicos, hídricos, energéticos y minerales.

Nuestro país tiene una de las mayores reservas de agua dulce del mundo y un suelo muy rico en nutrientes, lo que favorece la agricultura y la ganadería.

El Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (IBAMA), vinculado al Ministerio del Medio Ambiente (MMA), promueve diversas acciones de sostenibilidad en todo el país, además de advertir sobre el uso razonable de los recursos del planeta.

Por tanto, el uso de recursos renovables produce un bajo impacto ambiental, favoreciendo así el desarrollo sostenible de las sociedades.

Tienes más texto sobre este tema:

  • Medio ambiente
  • Geografía de Enem: materias que más caen