Recursos Discursivos


Recursos Discursivos

Los recursos discursivos, también conocidos como recursos retóricos, son formas de comunicar con el público a través de la lengua. Estas herramientas discursivas nos ayudan a lograr una mejor comprensión de los puntos clave, a establecer una conexión con los oyentes y a persuadirlos mediante estrategias comunicativas.

Ejemplos de recursos discursivos:

  • Figura retórica: Es un patrón de lenguaje en el que el autor juega con las palabras recipientes y las palabras que las rodean para expresar su mensaje de forma claramente poética. Un ejemplo de figura retórica es una metáfora.
  • Anáfora: Esta figura retórica se refiere a la repetición de una palabra o frase al principio de varias oraciones sucesivas. Por ejemplo: «Todos vinimos, todos vimos, todos conquistamos».
  • Hipérbole.: Esta figura retórica consiste en exagerar algo para hacer un punto o darle dramatismo al discurso. Por ejemplo: «¡Tengo tantas cosas que hacer que no sé cuándo tengo tiempo para respirar!»
  • Paralelismo:Este recurso discursivo se refiere a la repetición de una estructura lingüística para aumentar la cohesión y darle impacto a un discurso. Por ejemplo: «Los buenos líderes inspiran a otros a actuar con integridad, disciplina y valor».

Los recursos discursivos nos permiten destacar puntos específicos, hacer nuestros mensajes más memorables o hacer un mejor uso del lenguaje para hablar. Estas herramientas discursivas también refuerzan nuestra interacción con el público, lo ayudan a entender el contenido de nuestra oratoria y nos permiten expresar nuestra visión de una manera eficiente.

En conclusión, la oratoria puede resultar extremadamente beneficiosa para nosotros cuando aprovechamos los recursos discursivos a nuestra disposición. Estas herramientas nos permiten comunicar de manera efectiva nuestro mensaje y conectar con el público de una manera significativa.

¿Qué son los recursos discursivos?

Los recursos discursivos son herramientas lingüísticas usadas para expresar nuestros pensamientos y opiniones. Estas herramientas nos ayudan a darle sentido y estructura a nuestro discurso para mejorar la comprensión y aumentar la persuasión de nuestras palabras.

Ejemplos de recursos discursivos

Existen muchos recursos discursivos diferentes, algunos de los cuales incluyen:

1. La Elipsis

La elipsis es usada para abreviar palabras o frases. Se usa a menudo para enfatizar un punto o para ahorrar tiempo y esfuerzo. Por ejemplo, uno podría decir «entenderlo…» en lugar de «entender lo que estás diciendo.»

2. El Oxímoron

Un oxímoron es una figura retórica que combina dos términos opuestos para crear un significado único y profundo. Por ejemplo, se puede decir «una ilusión real» para describir la incertidumbre de algo.

3. La Anastrophe

La anastrophe es la inversión de la orden normal de las palabras. Se usa para enfatizar las palabras clave o para crear un impacto emocional. Por ejemplo, se puede decir «la única familia tengo yo» como una forma de destacar la importancia de la familia.

4. La Metáfora

Las metáforas son una forma de hablar que usa la comparación entre dos cosas diferentes para ilustrar un punto. Por ejemplo, uno podría decir «la vida es un camino» para describir que la vida está llena de altibajos.

5. La Personificación

La personificación es el acto de darle características humanas a algo no humano. Por ejemplo, se puede decir «el viento silbaba» en lugar de simplemente decir que el viento soplaba.

Beneficios de usar los recursos discursivos

Usar los recursos discursivos en nuestro lenguaje puede tener varios beneficios, algunos de los cuales incluyen:

  • Mejora la persuasión: Los recursos discursivos nos ayudan a enfatizar nuestra mensaje y hacer que sea más convincente.
  • Aumenta la comprensión: Los recursos discursivos nos ayudan a estructurar el discurso para que sea más comprensible.
  • Añade creatividad: El uso de los recursos discursivos puede ayudar a añadir color y vida a nuestro lenguaje.

Consejos para usar recursos discursivos

  • Practica: La mejor forma de mejorar el uso de los recursos discursivos es practicarlo hasta que te sientas cómodo con ellos.
  • No abuses: Es importante recordar que los recursos discursivos no son para abusarlo. Usar demasiados recursos discursivos puede ser contraproducente.
  • Sé claro: Usar los recursos discursivos con la intención de hacer algo más claro en lugar de confuso será más eficaz.

En conclusión, los recursos discursivos son una herramienta invaluable para mejorar nuestro discurso. Si bien son fáciles de usar, es importante tener en cuenta que el uso excesivo de estas herramientas lingüísticas puede restarle efectividad a nuestro discurso. Con práctica y la debida atención, los recursos discursivos pueden mejorar tanto la comprensión como la persuasión de nuestras palabras.

También puede interesarte este contenido relacionado:

Deja un comentario