La varicela o varicela es un enfermedad infecciosa causada por el virus varicela-zoster. Su característica principal es la aparición de ampollas rojas en todo el cuerpo que causan mucha picazón.

Aunque son muy incómodos, el paciente debe evitar rascarse los lugares golpeados por las burbujas. Esto puede causar cicatrices e incluso otras complicaciones como inflamación de la piel.

La varicela generalmente afecta a bebés y niños (antes de los 10 años) y, por lo tanto, es una de las enfermedades más comunes que ocurren durante la infancia.

Foto de niño con varicela

Si las mujeres embarazadas contraen la enfermedad, pueden infectar al feto, lo que reduce la inmunidad del recién nacido.

Cuando se manifiesta en la edad adulta, la varicela puede ser más agresiva y, en algunos casos, incluso conducir a la muerte.

Otras enfermedades pueden desarrollarse si no se tratan, como: neumonía, encefalitis, infecciones bacterianas, síndrome de Reye, miocarditis y artritis.

Aprenda más sobre Virus.

Transmisión

La varicela es una enfermedad contagiosa y se transmite fácilmente por las secreciones de las personas infectadas (ya sea saliva, tos, estornudos, etc.).

Esto es porque el líquido ubicado dentro de las burbujas que se forman en el cuerpo está infectado por el virus.

Por lo tanto, aquellos que no han tomado la vacuna contra la enfermedad deben evitar el contacto con personas infectadas.

Recuerde que los niños con varicela deben quedarse en casa durante el tratamiento para que no lleguen a otros.

Síntomas

La varicela es una enfermedad que puede tardar unos días en manifestarse (unos 10 a 20 días). Los síntomas principales, que pueden durar hasta 10 días, son:

  • Fiebre
  • Picor
  • Mármoles rojizos en todo el cuerpo
  • Pérdida de apetito
  • Debilidad y malestar
  • Dolores corporales (cabeza, vientre, etc.)

Tratamiento

Es importante tener en cuenta que nuestro cuerpo crea anticuerpos para combatir este virus y, por lo tanto, no existe un tratamiento específico.

Sin embargo, algunos consejos son importantes para que sus síntomas desaparezcan más rápido:

  • Descansar
  • Comida rica en vitaminas
  • Ingestión de grandes cantidades de líquidos.
  • Uso de medicamentos para combatir la acción del virus (antivirales)
  • Uso de medicamentos para aliviar el picor (lociones antihistamínicas tópicas u orales)

Tratamiento en el hogar

Algunos alimentos están indicados en el tratamiento casero de la varicela que fortalecen el sistema inmunológico. Con ellos se hacen sopas y tés:

  • Ajo
  • Cebolla
  • Berros
  • Naranja
  • Limón
  • Ñame

Tenga en cuenta que el ñame se aplica a las heridas. Ayuda a reducir la picazón. Los baños de avena también están indicados para disminuir la picazón.

Aprenda más sobre el sistema inmune.

Prevención

Una vez infectada por el virus, la persona se vuelve inmune. Es decir, no se ve afectada por la varicela más de una vez en la vida. Pero el virus permanece en el cuerpo durante toda la vida en una etapa de latencia.

La mejor manera de prevenir la varicela es tomando la vacuna tetra viral después de 1 año de edad. Protege contra cuatro enfermedades: varicela, sarampión, paperas y rubéola. Además, existe la vacuna contra la varicela que previene la varicela.