Bulimia nerviosa Es un trastorno alimentario en el que se come una gran cantidad de alimentos, seguido del uso de alternativas para prevenir el aumento de peso.

Para esto, es común inducir el vómito y el uso de laxantes. Además, las personas bulímicas realizan ejercicios físicos intensos y realizan dietas severas.

Entre las causas de la bulimia se encuentran factores biológicos, culturales, familiares, psicológicos, sociales y culturales.

El culto al cuerpo delgado y delgado, los estándares de belleza y la influencia de los medios son factores determinantes para la aparición de bulimia.

La bulimia afecta más a las mujeres, especialmente en la adolescencia.

Síntomas

Los síntomas de la bulimia son:

  • Consumo compulsivo de grandes cantidades de alimentos, a menudo bastante calóricos, en un corto período de tiempo, seguido de remordimiento o culpa;
  • Vómitos autoinducidos;
  • Vista distorsionada de la imagen en sí. Siempre piensa que tiene sobrepeso, incluso si es delgado o tiene bajo peso;
  • Preocupación por el aumento de peso;
  • Uso incontrolado de diuréticos y laxantes;
  • Callosidades en las manos causadas por la inducción del vómito;
  • Mucha variación de peso.
Provocar vómitos es uno de los principales síntomas de la bulimia.

Las personas que sufren de bulimia también tienen baja autoestima, ansiedad, depresión, perfeccionismo, insatisfacción constante y autolesiones.

Consecuencias

Como consecuencia, la bulimia puede traer varios problemas de salud, entre ellos:

  • Arritmia cardíaca;
  • Trastornos gastrointestinales;
  • Inflamación y dolor de garganta;
  • Destrucción del esmalte dental;
  • Deshidratación
  • Alteración o desaparición de la menstruación;
  • Depresión
  • Sequedad de la piel;
  • Problemas de encías.

Tratamiento

El tratamiento de la bulimia debe ser multidisciplinario, con la participación de un médico, psicólogo, psiquiatra y nutricionista.

El objetivo del tratamiento no es solo tratar el trastorno alimentario en sí, sino también los sentimientos y comportamientos nocivos del individuo. Por lo tanto, las terapias y los grupos de apoyo ayudan al tratamiento.

En cuanto a los medicamentos, su médico puede recetarle algunos tipos de medicamentos, como los antidepresivos.

Bulimia y anorexia

La anorexia es un trastorno alimentario caracterizado por un miedo intenso a engordar y una preocupación excesiva por el propio peso.

En la anorexia hay una distorsión de la imagen corporal, lo que hace que la persona se mire en el espejo y se encuentre con sobrepeso, aunque esté delgado.

Esta situación hace que la persona practique dietas inadecuadas, ayuno prolongado y ejercicio físico intenso.

A diferencia de la bulimia, en la anorexia no hay un consumo excesivo de alimentos. Sin embargo, en ambos casos, la distorsión de la imagen corporal es común.

¿Quieres saber más sobre la bulimia? Mire también el video a continuación: