Que es el maniqueismo


¿Qué es el Maniqueísmo?

El Maniqueísmo es una antigua corriente doctrinal basada en la obra del filósofo persa Mani (216-276 d.C.). Según Mani, existen dos principios creadores enfrentados irremediablemente: el del Bien y el del Mal. El principio del Bien es difundido principalmente en la Creación, mientras que el principio del Mal está destinado a la destrucción.

Las Bases de Maniqueísmo

  • Todo lo que existe en el universo se caracteriza por la dualidad bien/mal.
  • Los seres humanos están sometidos al equilibrio de ambos principios.
  • Es imposible separar el bien del mal, no hay principios absolutos.
  • El Bien y el Mal tienen un origen arbitrario.
  • El objetivo del ser humano es encontrar el equilibrio entre el bien y el mal.

Según el Maniqueísmo, el equilibrio entre las fuerzas no es permanente. El Bien y el Mal intentan construir y destruir mutuamente la vida. Uno de los objetivos del ser humano es descubrir la verdadera naturaleza de ambos principios y su interrelación para encontrar el equilibrio entre ambos.

Importancia del Maniqueísmo

A pesar de que la corriente Maniqueísta fue descubierta hace siglos, sus enseñanzas siguen siendo relevantes en la actualidad. Su central concepto de equilibrio entre el bien y el mal sigue siendo una meta importante en la sociedad. Es un ejemplo de cómo el conocimiento antiguo puede aplicarse para explicar y resolver los dilemas contemporáneos.

El Maniqueísmo es un concepto filosófico único que nos ayuda a entender y comprender el mundo que nos rodea. Se trata de un modelo de equilibrio que busca recuperar la armonía entre los principios opuestos. Al entender la importancia de abrazar la dualidad, podemos alcanzar un estado de armonía que es imprescindible para el bienestar y la felicidad.

¿Qué es el maniqueísmo?

El maniqueísmo es un sistema filosófico de dualismo moral, que establece la división entre el bien y el mal como dos principios antagonistas e irreductibles entre sí, que combaten entre sí para poseer el control del mundo. Esta filosofía se remonta a los antiguos persas, alrededor del siglo IV a.C.

Principios básicos del maniqueísmo

  • Dualismo: Según el maniqueísmo, el bien y el mal son principios absolutos que existen en la naturaleza y no pueden ser reducidos a otros. Estos dos principios están representados en Dios y en el Maligno, respectivamente.
  • Aceptación de la realidad: El maniqueísmo aborda la realidad como una manifestación de un dualismo absoluto. Esta creencia afirma que el bien y el mal son fuerzas que tienen un efecto directo sobre la vida de las personas y están fuera de su control.
  • Voluntad divina: El maniqueísmo postula que el destino de un individuo está determinado por la divina voluntad. Esto significa que todas las acciones desempeñan un papel en la decisión final de una persona.

Ejemplo del maniqueísmo

Un ejemplo clásico del maniqueísmo es el mito de Zoroastro. La historia se centra en el conflicto entre el Dios de la Luz, Ahura Mazda, y su opuesto malvado, Ahriman. La historia refleja los principios del maniqueísmo de que el bien y el mal son dos principios absolutos en la naturaleza. La divinidad y el mal han estado combatiendo desde el principio de los tiempos. El bien es la fuerza que busca la iluminación, mientras que el mal es la fuerza que representa el caos.

Papel del maniqueísmo en el cristianismo

El maniqueísmo tuvo un gran impacto en la formación del cristianismo. El cristianismo adoptó algunas de las creencias del maniqueísmo, como la dualidad de Dios y Satanás. La Biblia también describe un conflicto entre Dios y el mal que refleja el maniqueísmo persa. El papel que desempeña el libre albedrío también tiene una relación con el sistema de creencias maniqueísters. El bien no puede ser eliminado por completo, ya que el libre albedrío se ve afectado por el mal. Los cristianos creen, al igual que los maniqueístas, que todas las acciones tienen un propósito divino. El maniqueísmo también influyó en el cristianismo mediante el concepto de pena eterna para el mal y recompensa eterna para el bien.

¿Qué es el maniqueísmo?

El maniqueísmo es una filosofía dualista que sostiene existen dos principios opuestos en la naturaleza, el bien (llamado Asha) y el mal (llamado Druj). Esta filosofía lleva el nombre de Mani, un líder religioso de Persia del siglo III, quien la fundó como una combinación de elementos de diferentes religiones e ideologías incluyendo el Cristianismo y la religión Zoroastiana.
El maniqueísmo sostiene que el bien (Asha) es divino y aporta orden y armonía al mundo, mientras que el mal (Druj) es satánico y empuja al caos. El propósito de los seres humanos es combatir el mal utilizando medios legales, sociales y religiosos. Para los seguidores del maniqueísmo, la felicidad y el éxito son el resultado de una lucha constante entre el bien y el mal.

Cómo hacer directo en TikTok

Principios fundamentales del maniqueísmo

  • Principio de la dualidad: Existen dos principios opuestos en la naturaleza, el bien (Asha) y el mal (Druj). Hay que respetar y mantener la dualidad entre estos principios y nunca intentar reunirlos o superponerlos.
  • Principio de la moralidad: Todas las acciones realizadas por los seres humanos deben tener una base moral y servir a los principios del bien. El bien siempre debe ser promovido y el mal debe ser combatido.
  • Principio de la responsabilidad: Los seres humanos deben ser responsables de sus acciones y para ello deben asumir el control de sus vidas.
  • Principio de la libertad personal: Nada externo a los seres humanos, especialmente instituciones e ideologías, deben restringir la libertad de los seres humanos. Todas las decisiones de la vida deben ser tomadas por cada individuo.

Creencias relacionadas con el maniqueísmo

  • El libre albedrío: Los seres humanos tienen la capacidad de tomar decisiones morales y asumir responsabilidades por sus acciones. Deben actuar de acuerdo a sus principios y de acuerdo a lo que es bueno para la sociedad y para el mundo.
  • La vida tras la muerte: La vida terrenal es transitoria y hay una recompensa celestial para aquellos que han vivido una vida moralmente buena de acuerdo a los principios del bien.
  • La karma: Las acciones de una persona tendrán consecuencias en su vida. Aquellos que practiquen buenos actos recibirán bendiciones del universo; quienes practiquen mal tendrán castigos.
  • Reencarnación: Los seres humanos no tendrán una sola vida. El espíritu de un ser humano puede reencarnarse y vivir en otra vida para seguir aprendiendo.

El maniqueísmo ofrece una perspectiva equilibrada del universo, donde el bien triunfa sobre el mal y los seres humanos son libres de elegir sus destinos. Ofrece también un método para vivir una vida moralmente buena y completa en armonía con el universo mismo.

También puede interesarte este contenido relacionado: