El Poder Ejecutivo corresponde a una de las entidades gubernamentales, según la “Teoría de la Separación de Poderes”, propuesta por Montesquieu (1689-1755). Este poder tiene la función de ejecutar las leyes, así como la agenda del Estado.

Según Montesquieu, el poder ejecutivo estaría dirigido por el rey, con el poder de vetar las disposiciones de la legislatura, que a su vez estaba formada por el parlamento (o legislatura).

El Poder Ejecutivo puede estar representado, a nivel nacional, por un solo organismo, como en el caso de la Presidencia de la República o el Presidencialismo. También se puede dividir, como en el Parlamento, que convive con la Corona Real, en el caso de la Monarquía Constitucional.

Poder ejecutivo en Brasil

En Brasil, el Poder Ejecutivo emana de un sistema presidencial. Es ejercido por el Presidente de la República apoyado por sus Ministros de Estado, quienes a su vez son responsables de la coordinación y supervisión en sus respectivas áreas de actividad.

Este poder es de carácter federal y el líder nacional es elegido por sufragio popular y universal (voto) por un período de cuatro años, mientras que sus ministros son seleccionados por nominación presidencial. Este sistema se repite en otros niveles.

A nivel estatal, el poder ejecutivo está representado en la figura del Gobernador y por sus Secretarios de Estado.

Mientras que, a nivel Municipal, está representada por la figura del Alcalde y sus Secretarios Municipales.

En todos los casos, el representante del Poder Ejecutivo cuenta con un representante adjunto (Vicepresidente, Vicegobernador y Vicealcalde).

Es importante destacar que el Poder Ejecutivo cambia de país a país. Es decir, en países presidenciales, está representado por su presidente, quien ocupa los cargos de jefe de gobierno y jefe de estado.

Ya en países parlamentarios, el Poder Ejecutivo se divide entre el Primer Ministro, que es el jefe de gobierno, y el monarca (generalmente el rey), que ocupa el cargo de jefe de estado.

En regímenes totalmente monárquicos, el monarca asume, al igual que el presidente, las funciones de jefe de gobierno y de estado.

Funciones del Poder Ejecutivo

El Poder Ejecutivo tendría la función de observar las demandas de la dimensión pública y garantizar los medios aceptables para atender los imperativos colectivos. Todo esto de acuerdo con lo que determina la ley.

Así, a pesar de las diversas responsabilidades administrativas en su rango, los miembros del Ejecutivo no pueden ir más allá del límite de las leyes creadas.

El ejecutivo, sin embargo, no se limita a los jefes de Estado. En los regímenes democráticos, el presidente o primer ministro tiene su consejo de ministros, asesores, secretarios, etc.

En definitiva, el Poder Ejecutivo tiene las siguientes obligaciones:

  • Hacer cumplir las leyes, aunque sea necesario el uso de la violencia, garantizadas por el monopolio de la policía.
  • Gestionar sectores públicos de servicios a la población, como bancos.
  • Mantenimiento de las relaciones diplomáticas del país con otras naciones.
  • Establecer las fuerzas armadas.

Leer tambien: