Los neurotransmisores se definen como mensajeros químicos que transportan, estimulan y equilibran las señales entre las neuronas o las células nerviosas y otras células del cuerpo. Estos mensajeros químicos pueden afectar una amplia variedad de funciones físicas y psicológicas, que incluyen frecuencia cardíaca, sueño, apetito, estado de ánimo y miedo.

Miles de millones de moléculas de neurotransmisores trabajan constantemente para mantener nuestro cerebro funcionando, manejando todo, desde la respiración hasta los latidos del corazón, el aprendizaje y los niveles de concentración.

Cómo funcionan los neurotransmisores

Para que las neuronas envíen mensajes a todo el cuerpo, necesitan comunicarse entre sí para transmitir señales. Sin embargo, las neuronas no están simplemente conectadas entre sí. Al final de cada neurona hay un pequeño espacio llamado sinapsis, y para comunicarse con la siguiente célula, la señal debe poder atravesar ese pequeño espacio. Esto ocurre a través de un proceso conocido como neurotransmisión.

En la mayoría de los casos, un neurotransmisor se libera de lo que se conoce como el terminal axón después de que un potencial de acción ha alcanzado la sinapsis, un lugar donde las neuronas pueden transmitir señales entre sí.

Terminal Axon – Fuente: Wikipedia

Cuando una señal eléctrica llega al final de una neurona, desencadena la liberación de pequeños sacos llamados vesículas que contienen neurotransmisores. Estos sacos derraman su contenido en la sinapsis, donde los neurotransmisores se mueven a través del espacio hacia las células vecinas. Estas células contienen receptores donde los neurotransmisores pueden unirse y desencadenar cambios en las células.

Tras su liberación, el neurotransmisor cruza la brecha sináptica y se une al sitio del receptor en la otra neurona, estimulando o inhibiendo la neurona receptora dependiendo de cuál sea el neurotransmisor. Los neurotransmisores actúan como una clave y el sitio del receptor actúa como un bloque. Se necesita la clave correcta para abrir bloqueos específicos. Si el neurotransmisor puede funcionar en el sitio del receptor, causará cambios en la célula receptora.

Neurotransmisores excitadores e inhibitorios.

A veces, los neurotransmisores pueden unirse a los receptores y hacer que una señal eléctrica sea transmitida por la célula (excitador). En otros casos, el neurotransmisor puede evitar que la señal continúe, evitando que se transmita el mensaje (inhibidor).

  1. Puede ser degradado o desactivado por enzimas
  2. Se puede alejar del receptor
  3. Puede ser absorbido por el axón de la neurona que lo liberó en un proceso conocido como recaptura.

Los neurotransmisores juegan un papel importante en la vida diaria y el funcionamiento. Los científicos aún no saben exactamente cuántos neurotransmisores hay, pero se han identificado más de 100 mensajeros químicos.

¿Qué hacen los neurotransmisores?

Los neurotransmisores se pueden clasificar por su función.

Entonces, ¿qué le sucede a un neurotransmisor después de completar su trabajo? Una vez que el neurotransmisor ha tenido el efecto proyectado, su actividad puede ser interrumpida por diferentes mecanismos.

Neurotransmisores excitatorios

Estos tipos de neurotransmisores tienen efectos excitadores en la neurona, lo que significa que aumentan la probabilidad de que la neurona desencadene un potencial de acción. Algunos de los principales neurotransmisores excitadores incluyen epinefrina y norepinefrina.

Neurotransmisores inhibitorios

Estos tipos de neurotransmisores tienen efectos inhibitorios sobre la neurona. Disminuyen la probabilidad de que la neurona desencadene un potencial de acción. Algunos de los principales neurotransmisores inhibitorios incluyen la serotonina y el ácido gamma-aminobutírico (GABA).

Algunos neurotransmisores, como la acetilcolina y la dopamina, pueden crear efectos excitadores e inhibitorios, dependiendo del tipo de receptores que estén presentes.

Neurotransmisores moduladores

Estos neurotransmisores, a menudo llamados neuromoduladores, son capaces de afectar a más neuronas al mismo tiempo. Estos neuromoduladores también influyen en los efectos de otros mensajeros químicos. Donde los neurotransmisores sinápticos se liberan a través de los terminales del axón para tener un impacto de acción rápida en otras neuronas receptoras, los neuromoduladores se difunden en un área más grande y son más lentos.

Tipos de neurotransmisores

Hay varias formas diferentes de clasificar y clasificar los neurotransmisores. En algunos casos, simplemente se dividen en monoaminas, aminoácidos y péptidos.

Los neurotransmisores también se pueden clasificar en uno de seis tipos:

Aminoácidos

El ácido gamma-aminobutírico (GABA) Actúa como el principal mensajero inhibidor químico del cuerpo. GABA contribuye a la visión, el control motor y juega un papel en la regulación de la ansiedad. Benzodiazepinas, utilizadas para ayudar a tratar la ansiedad., trabajan aumentando la eficiencia de los neurotransmisores GABA, lo que puede aumentar la sensación de relajación y tranquilidad.

El glutamato Es el neurotransmisor más abundante que se encuentra en el sistema nervioso, donde desempeña un papel en funciones cognitivas como la memoria y el aprendizaje. Las cantidades excesivas de glutamato pueden causar excitotoxicidad y provocar la muerte celular. Esta excitotoxicidad causada por la acumulación de glutamato está asociada con algunas enfermedades y lesiones cerebrales, incluida la enfermedad de Alzheimer., derrame cerebral y convulsiones epilépticas.

Péptidos

Un oxitocina Es a la vez una hormona y un neurotransmisor. Es producido por el hipotálamo y juega un papel en el reconocimiento social, la vinculación y la reproducción sexual. Oxitocina Los sintéticos, como la pitocina, a menudo se usan como ayuda en el parto y el parto. Tanto la oxitocina como la pitocina hacen que el útero se contraiga durante el parto..

El endorfinas son neurotransmisores que inhiben la transmisión de señales de dolor y promueven sentimientos de euforia y felicidad. Estos mensajeros químicos son producidos naturalmente por el cuerpo en respuesta al dolor, pero también pueden ser activados por otras actividades, como el ejercicio aeróbico.. Por ejemplo, experimentar un "pasillo alto" es un ejemplo de los sentimientos placenteros generados por la producción de endorfinas.

Monoaminas

Un epinefrina Se considera tanto una hormona como un neurotransmisor. La epinefrina (adrenalina) suele ser una hormona del estrés. que es liberado por el sistema suprarrenal. Sin embargo, funciona como neurotransmisor en el cerebro..

Un noradrenalina Es un neurotransmisor que juega un papel importante en el estado de alerta involucrado en la respuesta de lucha o huida del cuerpo. Su función es ayudar a movilizar el cuerpo y el cerebro para actuar en tiempos de peligro. o estrés Los niveles de este neurotransmisor son típicamente más bajos durante el sueño y más altos durante los períodos de estrés..

Un histamina Actúa como neurotransmisor en el cerebro y la médula espinal. Desempeña un papel en las reacciones alérgicas y se produce como parte de la respuesta del sistema inmune a los patógenos.

Un dopamina juega un papel importante en la coordinación de los movimientos del cuerpo. La dopamina también participa en la recompensa, la motivación y las adiciones. Varios tipos de drogas Las drogas adictivas aumentan los niveles de dopamina en el cerebro. Enfermedad de Parkinson, que es una enfermedad degenerativa que produce temblores y alteraciones en el movimiento motor, es causada por la pérdida de neuronas generadoras de dopamina en el cerebro.

Un serotonina juega un papel importante en la regulación y modulación del estado de ánimo, el sueño, la ansiedad, la sexualidad y apetito Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, comúnmente conocidos como ISRS, son un tipo de medicamento antidepresivo. comúnmente recetado para tratar la depresión, ansiedad, trastorno de pánico y ataques de pánico. Los ISRS trabajan para equilibrar los niveles de serotonina al bloquear la recaptación de serotonina en el cerebro, lo que puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y reducir los sentimientos de ansiedad.

Purinas

Un adenosina Actúa como un neuromodulador en el cerebro y participa en la supresión de la excitación y la mejora del sueño.

El trifosfato de adenosina (ATP) Actúa como neurotransmisor en los sistemas nerviosos central y periférico. Desempeña un papel en el control autónomo, la transducción sensorial y la comunicación con las células gliales. La investigación sugiere que también puede tener parte en algunos problemas neurológicos, incluido el dolor, traumatismos y trastornos neurodegenerativos.

Transmisores de gas

El óxido nítrico Desempeña un papel en afectar los músculos lisos al relajarlos para permitir que los vasos sanguíneos se dilaten y aumentar el flujo sanguíneo a ciertas áreas del cuerpo.

El monóxido de carbono En general, se sabe que es un gas incoloro e inodoro que puede tener efectos tóxicos y potencialmente fatales cuando las personas están expuestas a altos niveles de la sustancia. Sin embargo, también es producido naturalmente por el cuerpo donde actúa como un neurotransmisor que ayuda a modular la respuesta inflamatoria del cuerpo.

Acetilcolina

Un acetilcolina Es el único neurotransmisor de su clase. Se encuentra en el sistema nervioso central y periférico, es el principal neurotransmisor asociado con las neuronas motoras. Desempeña un papel en los movimientos musculares, así como en la memoria y el aprendizaje.

¿Qué sucede cuando los neurotransmisores no funcionan correctamente?

Al igual que con muchos de los procesos del cuerpo, las cosas a veces pueden salir mal. Puede que no sea sorprendente que un sistema tan vasto y complejo como el sistema nervioso humano sea susceptible a problemas.

Algunas de las cosas que pueden salir mal incluyen:

  • Las neuronas pueden no fabricar suficiente neurotransmisor específico
  • Gran parte de un neurotransmisor particular puede ser liberado.
  • Muchos neurotransmisores pueden ser desactivados por enzimas.
  • Los neurotransmisores pueden reabsorberse muy rápidamente.

Neurotransmisores vs. Enfermedades

Cuando los neurotransmisores se ven afectados por enfermedades o drogas, puede haber varios efectos adversos diferentes en el cuerpo. Enfermedades como el Alzheimer, la epilepsia y el Parkinson están asociadas con déficits en ciertos neurotransmisores.

Psicólogos y psiquiatras Reconocen el papel que pueden desempeñar los neurotransmisores en las afecciones de salud mental, por lo que a menudo se recetan medicamentos que influyen en las acciones de los mensajeros químicos del cuerpo para ayudar a tratar una variedad de afecciones psiquiátricas.

Por ejemplo, la dopamina se asocia con cosas como la adicción y la esquizofrenia.. La serotonina juega un papel en los trastornos del estado de ánimo, incluida la depresión y el TOC. Los médicos y psiquiatras pueden recetar medicamentos, como los ISRS, para ayudar a tratar los síntomas de la depresión. o ansiedad A veces, los medicamentos se usan solos, pero también se pueden usar junto con otros tratamientos terapéuticos, incluida la terapia cognitivo-conductual..

Fármacos que influyen en los neurotransmisores.

Quizás la mayor aplicación práctica para el descubrimiento y la comprensión detallada de cómo funcionan los neurotransmisores ha sido el desarrollo de medicamentos que afectan la transmisión química. Estos medicamentos pueden alterar los efectos de los neurotransmisores, que pueden aliviar los síntomas de algunas enfermedades.

Agonistas vs antagonistas

Algunos medicamentos se conocen como agonistas y funcionan aumentando los efectos de neurotransmisores específicos. Otros medicamentos se conocen como antagonistas y actúan para bloquear los efectos de la neurotransmisión.

Efectos directos versus efectos indirectos: estos medicamentos que actúan neurológicamente pueden ser discriminados aún más en función de sus efectos directos o indirectos. Los que tienen un efecto directo funcionan imitando los neurotransmisores porque tienen una estructura química muy similar. Los que tienen un impacto indirecto actúan actuando sobre los receptores sinápticos.

Los medicamentos que pueden influir en la neurotransmisión incluyen los medicamentos utilizados para tratar enfermedades, como la depresión y la ansiedad, como los ISRS y los antidepresivos. tricíclicos y benzodiacepinas.

Las drogas ilícitas como la heroína, la cocaína y el cannabis también afectan la neurotransmisión. La heroína actúa como un agonista de acción directa, imitando los opioides naturales del cerebro lo suficiente como para estimular sus receptores asociados. La cocaína es un ejemplo de una droga de acción indirecta que influye en la transmisión de dopamina.

Identificando neurotransmisores

La identificación real de neurotransmisores puede ser bastante difícil. Aunque los científicos pueden observar vesículas que contienen neurotransmisores, descubrir qué productos químicos se almacenan en las vesículas no es tan simple.

Debido a esto, los neurocientíficos han desarrollado varias pautas para determinar si un químico debe definirse o no como neurotransmisor:

  • El químico debe ser producido dentro de la neurona.
  • Las enzimas precursoras necesarias deben estar presentes en la neurona.
  • Debe haber suficiente cantidad de la sustancia química presente para tener un efecto en la neurona postsináptica.
  • La sustancia química debe ser liberada por la neurona presináptica y la neurona postsináptica debe contener receptores a los que se unirá la sustancia química.
  • Debe haber un mecanismo de recaptación o enzima presente que detenga la acción del químico.

Los neurotransmisores juegan un papel crítico en la comunicación neuronal. Influyen en todo, desde movimientos involuntarios hasta aprendizaje y humor. Este sistema es complejo y altamente interconectado. Los neurotransmisores actúan de maneras específicas, pero también pueden verse afectados por enfermedades, medicamentos o incluso las acciones de otros mensajeros químicos.

Artículo traducido y adaptado por del artículo original en inglés Identificando un Neutransmisor

También te puede interesar:

TDAH – Trastorno por déficit de atención e hiperactividad – ¿Qué es?

Autismo: todo lo que necesita saber sobre desafíos, derechos y dónde encontrar ayuda