El movimiento negro Es un fenómeno utilizado en forma de diferentes organizaciones para reclamar derechos para la población negra que sufre de racismo en la sociedad.

En la mayoría de los países donde los negros estaban esclavizados, siempre hubo un intento de cambiar la situación a la que fueron sometidos.

Actualmente, el movimiento negro es plural y se reúne más allá de las agendas como la lucha contra el racismo, diferentes líneas como el feminismo, la lucha por los derechos LGBT y la tolerancia religiosa.

El movimiento negro en Brasil tiene sus raíces en la resistencia a la esclavitud que se manifestó a través del escape, las huelgas de hambre y las rebeliones.

El movimiento negro en el período colonial

Para escapar del trabajo forzado, los negros esclavizados huyeron y se organizaron en quilombos. Allí vivían libres en comunidades que podían albergar desde unas pocas familias hasta cientos de personas.

El Quilombo más emblemático durante el período colonial fue el Quilombo dos Palmares.. Hubo una gran cantidad de esclavos fugitivos que resistieron durante mucho tiempo los asaltos militares portugueses. Fue dirigido por unos años por Zumbi dos Palmares eso se convertiría en un símbolo para el movimiento negro.

Del mismo modo, los cautivos se reunieron en las hermandades, como Nossa Senhora do Rosário o São Benedito, para ayudarse mutuamente en caso de enfermedad y garantizar un entierro decente.

Podemos resaltar la Sociedad de personas desatendidas de Salvador, que funcionaba como un espacio para vivir y ayudar a los negros.

Además de la religión católica hay que tener en cuenta que el candomblé nunca dejó de ser practicado por los negros. Por lo tanto, participar en las ceremonias a menudo clandestinas era una forma de resistir los cambios culturales provocados por la esclavitud.

El movimiento negro en el imperio

La princesa doña Isabel recibe un montón de camelias de manos del hijo de João Clapp

Durante el siglo XIX, con el crecimiento del movimiento abolicionista, los intelectuales negros comenzaron a publicar periódicos y fundar asociaciones culturales para reclamar el fin de la esclavitud.

Escritores como José do Patrocínio, Luís da Gama y las sociedades abolicionistas se organizan para exigir el fin del trabajo esclavo en el país.

Además, los escapes, las rebeliones y las asociaciones de manumisiones continuaron reuniendo dinero para comprar la libertad de aquellos que permanecieron esclavizados.

Uno de los quilombos que se destaca esta vez serán las Seixas que pasarán la historia como Quilombo do Leblon. Reunió a un número significativo de esclavos que cultivaban y comerciaban con los lugareños. Una de sus contraseñas de identidad eran las camelias, que rápidamente se convirtieron en un símbolo del abolicionismo.

También hubo personas esclavizadas que obtuvieron su libertad en la corte al demostrar que habían venido a Brasil después de la ley o que nacieron después de la ley del Vientre Libre.. En resumen, el segundo reinado fue rico en movimientos de resistencia negra contra la esclavitud.

La abolición de la esclavitud en Brasil viene gradualmente y sin compensación a los dueños de esclavos. Tampoco hubo compensación financiera para los libertos o la inclusión social.

El movimiento negro en la primera república

Durante la Primera República, con el crecimiento de las ciudades, los negros se unen en asociaciones culturales para mantener sus tradiciones.

Recuerde que estos siempre fueron regulados y fueron vigilados de cerca por la policía. Después de todo, era necesario mantener el "orden" que proclamaba la República y los negros eran el elemento más peligroso para provocar el "desorden".

Un claro ejemplo de esto es el registro obligatorio de terrazas y casas de candomblé. Aún así, las ceremonias podrían ser interrumpidas y dispersadas por la policía con violencia.

La prensa, por otro lado, será un lugar privilegiado para el movimiento negro brasileño. Podemos citar al grupo de intelectuales negros que se unen para fundar el periódico "El amanecer", en 1907, en la ciudad de Pelotas (RS).

En Sao Paulo, hay varias publicaciones periódicas sobre clubes negros y clubes recreativos. Periódicos como "El Clarion d 'Dawn"(1924-1932) o"Progreso"(1928-1931) fueron importantes para la visibilidad de la población negra brasileña.

Sin embargo, será el arte que contará con una mayor adherencia de los negros como un medio para preservar su identidad mientras absorbe otras influencias. Este es el caso de la aparición del choro, el primer género musical brasileño y los ranchos y asociaciones en torno a la samba.

En 1926, se fundó la revista Rio Negra en Río de Janeiro, compuesta por nombres como Pixinguinha, Grande Otelo, Donga y muchos otros. Formada en su totalidad por artistas negros, la Compañía fue un hito en las artes dramáticas brasileñas.

El movimiento negro en la era de Vargas

Sin embargo, la primera organización exclusivamente política surgió con el Frente Negro de Brasil (FNB). Fundado el 16 de septiembre de 1931 en São Paulo, su propósito era denunciar el racismo. de la sociedad.

Editado el periódico "La voz de la raza" y se convirtió en un partido político en 1936. Sin embargo, con el golpe de 37 de Getúlio Vargas, se extinguió como todos los partidos políticos de la época.

Aspecto de la reunión del Frente Negro de Brasil, 16 de septiembre de 1935.

A pesar de la breve experiencia, debe tenerse en cuenta que los negros estuvieron involucrados en los movimientos políticos de izquierda y derecha.

En el campo de las artes, no debemos olvidar mencionar el Teatro experimental negro, fundada por Abdias Nascimento en 1944, cuyo exponente fue la actriz Ruth Souza.

El movimiento negro en los años 50

Del mismo modo, la historia del negro se convierte en objeto de estudio académico a través de las obras de Florestan Fernandes., que contribuye a la comprensión del racismo en Brasil.

Es importante recordar la Ley Afonso Arinos promulgada en 1951. Por primera vez, la discriminación racial o de color se convirtió en un delito menor.

Aunque la ley solo contempla crímenes cometidos en espacios públicos, la Ley Afonso Arinos ha demostrado el racismo oculto de la sociedad brasileña.

El movimiento negro en los años 60

En este momento, el movimiento negro brasileño está influenciado por la lucha por los derechos civiles en los Estados Unidos. Tenemos figuras icónicas como el reverendo Martin Luther King, que aboga por la inclusión del negro a través de la resistencia pacífica.

El lema "El negro es hermoso"valoraba la estética negra sobre el modelo blanco. De esta manera, los negros y los negros dejan de alisarse el cabello, vestirse con motivos africanos y resaltar su fenotipo en lugar de ocultarlos.

Todo esto influirá en la moda y la percepción que los brasileños negros tenían de sí mismos también.

Por otro lado, líderes como Malcon X y el movimiento "Black Panthers" propusieron usar la violencia como un medio para lograr una mayor participación en la sociedad estadounidense.

El movimiento negro en los años 70

La década de 1970 estará marcada por una mayor represión de los grupos políticos de izquierda y una intensa propaganda política en torno al Milagro Económico..

En Río de Janeiro, comienzan las discusiones sobre temas raciales en el Centro de Estudios Afroasiáticos, vinculado a la Universidad Cândido Mendes.

De allí vendrán grupos importantes como la SINBA (Sociedad de Intercambio Brasil-África), el IPCN (Instituto de Investigación de Cultura Negra) y el MNU (Movimiento Negro Unificado).

Las discusiones estuvieron marcadas por la polaridad ideológica de la época. Por lo tanto, los debates se dividieron entre las referencias estadounidenses del movimiento negro y los que abogaron por un enfoque de África y su lucha de liberación colonial.

En 1978, estas organizaciones dejarán las discusiones restringidas a sus miembros para que salgan a las calles. Así, el 7 de julio, el Movimiento Negro contra la Discriminación Racial surge en las escaleras del Teatro Municipal de São Paulo.

Este movimiento fue un hito para las organizaciones negras en Brasil, ya que las unió en torno a una única agenda.

Desafiando a la dictadura, los negros expuestos en las calles prejuicios raciales y sociales, la brecha salarial, así como las demandas específicas de las mujeres, como el sexismo.

Aunque se han registrado muchas interrupciones entre sus miembros, el Movimiento Negro Unificado realizaría importantes manifestaciones a favor de la igualdad racial.

A través de su movilización, podría transformar varias demandas en leyes como la enseñanza obligatoria de la historia africana y la criminalización de la discriminación racial.

El movimiento negro en los años 80

Abdias Nascimento y su esposa, Elisa Larkin Nascimento, actual directora de Ipeafro

Para promover la historia y la memoria de los negros se creó el Ipeafro (Instituto de Investigación y Estudios Africanos), 1981, por Abdias Nascimento.

La misión del Instituto es valorar y difundir la historia africana y negra en las escuelas brasileñas mediante la producción de material y apoyo para maestros y estudiantes.

Con el regreso de la democracia y la discusión de una nueva constitución para el país, el movimiento negro gana fuerza. El gobierno también está interesado en promover estudios, institutos y leyes que fomenten la igualdad racial o al menos reduzcan la brecha entre blancos y negros.

En este sentido, en São Paulo, el gobierno estatal creó, en 1984, el primer Consejo de Participación de la Comunidad Negra (CPDCN), por el gobernador Franco Montoro.

El gobierno federal ya estableció la Fundación Cultural Palmares, en 1988, un año muy significativo, ya que se celebró el primer centenario de la Ley de Oro..

Por iniciativa del Movimiento Negro Unificado, en 1986, durante la Conferencia Nacional Negra en Brasilia – DF, se hizo la propuesta de convertir el prejuicio racial y étnico en un delito. Asimismo, se solicitó la titulación de los restos de Quilombos.

En 1989, se promulgó la Ley 7.716 / 1989, por iniciativa del congresista Alberto Caó, cuya discriminación racial y étnica se convierte en delito. En 1997 y 2012, esta ley sería revisada incorporando también la intolerancia religiosa o nacional como delito.

El movimiento negro en el gobierno de la FHC

El presidente Fernando Henrique Cardoso estableció el Grupo de trabajo interministerial para la apreciación de la población negra el 20 de noviembre de 1995.

Esta iniciativa se basó en datos alarmantes de IBGE e IPEA con respecto a la profunda desigualdad socioeconómica entre negros y blancos.

Para conmemorar este hecho, el mismo día representantes de varias entidades del movimiento negro promovieron la Marcha Zombi en Brasilia, a la que asistieron 30,000 personas.

El movimiento negro en el gobierno de Lula

El período en que el presidente Lula ocupó la presidencia estuvo marcado por varios logros de la sociedad civil en general y del movimiento negro en particular.

En 2003, se estableció la Secretaría Especial para la Promoción de la Igualdad Racial (SEPIR), cuya misión era promover mecanismos de inclusión social para la población negra.

Una de las banderas del movimiento negro fue la aprobación de las cuotas raciales. en instituciones educativas federales que ya se habían aplicado en algunos estados.

La "Ley de Cuotas" se aprobó en 2006 y desde entonces el aumento de negros y marrones en las universidades federales ha sido visible.

El movimiento negro en el siglo XXI

Además de la promulgación federal de la Ley de Cuotas, el movimiento negro nunca ha sido tan plural. Sobre la base del tema de la lucha contra el racismo, se abrieron otras discusiones, como los prejuicios contra las mujeres negras, los homosexuales negros, las personas transgénero negras, etc.

Asimismo, surgen nuevas discusiones como "apropiación cultural", "blanqueamiento" y la cristianización de tradiciones afrobrasileñas como la capoeira. y el acarajé, que hace que los movimientos negros permanezcan atentos a sus demandas.

Otra discusión importante es el genocidio de la población negra, especialmente los jóvenes, que son el blanco constante de las redadas policiales.

Nuevos líderes e intelectuales han surgido como resultado de la Ley de Cuotas. Entre ellos, podemos mencionar a Djamila Ribeiro, Núbia Moreira y la concejal de Río de Janeiro Marielle Franco (PSOL / RJ), brutalmente asesinadas por sus luchas políticas en marzo de 2018.

Del mismo modo, como en toda democracia, hay negros que no se alinean con estas actitudes. Es el caso del concejal de la ciudad de São Paulo, Fernando Holliday (DEM / SP) que quiere revocar el día de la Conciencia Negra..

Lea mas: