Mayombe

Mayombe

Mayombe es un novela de la escritora angoleña Pepetela que se publicó en 1980.

La obra recibe su nombre porque se refiere a una región de África Occidental que incluye los países:

  • Angola (provincia de Cabinda)
  • República del Congo
  • República Democrática del Congo
  • Gabón

Estructura de trabajo

Mayombe consta de seis capítulos:

  • La misión
  • Una base
  • Ondina
  • Un Surucucu
  • La morera
  • Epílogo

Caracteres

Los personajes que forman parte de la obra son:

  • Teoría: profesor de la base perteneciente al MPLA. Es hijo de un portugués con una africana.
  • Notario: uno de los líderes políticos del MPLA llamado João.
  • Jefe de Operaciones: uno de los líderes del MPLA.
  • Sin miedo: el comandante del MPLA.
  • Nosotros peleamos: Guerrilla del MPLA.
  • Verdad: Guerrilla del MPLA.
  • Muatiânvua: Guerrilla del MPLA.
  • Ekuikui: Guerrilla del MPLA.
  • Pangu-A-Kitina: Guerrilla del MPLA.
  • Milagro: Guerrilla del MPLA.
  • La ingratitud de Tuga: Guerrilla del MPLA.
  • Vew: Guerrilla del MPLA.
  • Nuevo Mundo: Guerrilla del MPLA.
  • André: primo del comandante, encargado de enviar comida a la Base.
  • Ondina: maestra y novia del comisario.

Resumen por capítulo

La historia del libro está ambientada en Angola en la década de 1970, un período que marcó las luchas por la independencia del país.

No primer capitulo titulado «La misión”, Guerrilleros del Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA) llegan a la selva de Mayombe.

El objetivo principal era luchar con los exploradores, que estaban sacando madera de la región, y preparar una emboscada para atacar al ejército colonial.

En ese momento, secuestraron a algunos de los trabajadores. La intención no era hacerles daño, ya que también eran africanos.

Así, el comandante les explicó sobre la explotación de sus tierras y el beneficio que recibían los portugueses o colonizadores. Al día siguiente, todos fueron liberados.

En la emboscada preparada por la guerrilla, algunos opositores murieron. Sin embargo, se fueron antes, dada la cantidad de personas que estaban en el ejército de colonos.

EL segundo capítulo, titulado «Una base”, Se refiere a la base guerrillera del MPLA que se construyó en el bosque de Mayombe. Llegan al lugar ocho nuevos guerrilleros.

En ese punto del trabajo, comenzamos a notar algunas divergencias entre las ideas del Comisionado y el Comandante. Esto dejó a algunos guerrilleros preocupados por el enfoque de la operación. Finalmente, se entendieron.

La falta de comida fue uno de los momentos narrados por el autor. André, el primo del comandante, era el encargado de llevar la comida a la base.

Despreocupado por la situación de la guerrilla, André terminó llevándose provisiones por unos días. Este hecho hizo que el Comandante se sintiera incómodo.

EL tercer capitulo recibe el nombre de la novia del Comisionado: «Ondina«. Su relación era complicada. Ella era maestra y enseñaba en la ciudad de Dolisie. Ambos fingían tener atracción sexual y placer el uno por el otro.

La base guerrillera adolecía de falta de suministros. Y, por supuesto, las discusiones y desencuentros entre los jefes y la guerrilla aumentaron cada vez más.

Con eso, la idea de sacar a André de su cargo fue lo más importante. Con este fin, André fue capturado con Ondina, la prometida del comisario.

Dejó una carta a su ex novio diciéndole que dejaría a Dolisie. Durante la mayor parte del capítulo, el Comisionado revela sus historias de amor y su relación con Ondina.

Curiosamente, cuando el Comisario se encuentra con Odina, se sienten atraídos y hacen el amor de una manera diferente a todos los demás. Él le dice que no es necesario salir de la ciudad por eso.

Por el acto deshonroso y por pertenecer a dos tribus distintas (Kikongo y Kimbundo), el Comisionado envió a André a Brazaville para ser juzgado. Vale recordar que en este capítulo uno de los guerrilleros (Ingratidão) huye de la base.

No cuarto capitulo, titulado «Un Surucucu«, se revela el presunto ataque de los tugas con base en la guerrilla y la planificación del contraataque.

A lo largo de gran parte del capítulo, se centran en la preparación y las estrategias del MPLA. Dos grupos se dividieron, con el Comandante liderando un grupo a través del río y el Jefe de Operaciones a través de las montañas.

Sin embargo, cuando conocen a Theory, revela que no hubo ningún ataque. Explicó que estaba cerca del río y vio una serpiente surucucu.

Ante eso, le disparó. Vewê, uno de los compañeros que había escuchado el disparo, se desesperó y pronto corrió en busca de ayuda.

No quinto capítulo, «La morera«Mundo Novo fue nombrado jefe en Dolisie. El comandante Fearless recibió la noticia de que sería trasladado al este. El comisionado tenía la tarea de liderar el ataque a los Tugas en Pau Fallen.

El grupo de guerrilleros se dirigía hacia Pau Caído. Dormían cerca del sitio, que sería atacado por la mañana. La mayor parte del ataque salió como se esperaba, por lo que lograron llegar a gran parte de la base de los colonos.

Sin embargo, Lutamos, de la tribu Cabindas, resultó muerto y dos guerrilleros resultaron heridos. Más tarde, Fearless fue golpeado en el útero y finalmente murió también.

El nombre «La moreraSe refiere a uno de los pensamientos de Fearless antes de morir, que comparaba su tronco único con el de los hombres. Finalmente, el Comisionado les ordenó cavar una fosa para los dos muertos allí mismo.

Además, insistió en que dos hombres de diferentes tribus (Cabinda y Kikongo) fueron asesinados para salvarlo. El que era de otra tribu: Kimbundo.

No «Epílogo«Del trabajo, el Comisionado reflexiona sobre la muerte del Comandante Sin Miedo. Finalmente, es enviado al este en el lugar del Comandante.

Análisis del trabajo

La novela de Mayombe se acerca a un texto documental o informativo. Esto se debe a que Pepetela nos presenta las luchas entre guerrilleros angoleños y tropas portuguesas durante la liberación del país.

El autor del libro destaca la dificultad de la guerrilla, enfatizando las diferencias y rivalidades entre las tribus. A menudo, este problema provoca la falta de un ideal entre todos.

Por eso, Pepetela deja claro que hay que dejar de lado las rivalidades. Bueno, los sentimientos, las ansiedades, los miedos son de todos.

A través de la vida cotidiana del MPLA, Pepetela recrea de manera innovadora los conflictos y momentos de reflexión de todos los que lucharon por un país libre.

De tal forma, el conflicto aquí no es solo con los portugueses, sino entre ellos. La libertad es el enfoque de todos, sin embargo, la realidad está marcada por las diferencias sociales y culturales de cada grupo.

Así, se dirige a una Angola que busca la liberación, al tiempo que demuestra la falta de unidad de sus grupos.

La obra cuenta con un narrador omnisciente y omnipresente, que narra hechos en tercera persona. Sin embargo, en algunos pasajes, es narrado en primera persona por la guerrilla del movimiento.

Así, la novela está marcada por la polifonía, es decir, las diversas voces de sus personajes. El tiempo de la narración es cronológico, donde las acciones tienen una linealidad.

Extractos del trabajo

Para conocer el lenguaje utilizado por el autor en su trabajo, consulte algunos extractos a continuación:

Capítulo I: La Misión

«Yo, el narrador, soy teoría.

Nací en Gabela, en la tierra del café. De la tierra recibí el color oscuro del café de mi madre, mezclado con el blanco muerto de mi padre, un comerciante portugués. Tengo lo irreconciliable en mí y este es mi motor. En un universo de sí o no, blanco o negro, represento el tal vez. Tal vez sea no, para aquellos que quieren oír un sí y significa sí para aquellos que esperan oír un no. ¿Es culpa mía si los hombres exigen pureza y rechazan las combinaciones? ¿Tengo que convertirme en sí o no? ¿O son los hombres los que deben aceptar el tal vez? Ante este gran problema, las personas se dividen en dos grupos a mis ojos: maniqueos y otros. Es bueno aclarar que los demás son raros, el mundo es generalmente maniqueo. «

Capítulo II: A Base

«Mayombe había aceptado los golpes de las hachas, que habían abierto un claro. Claro invisible desde arriba, desde los aviones que rastrearon el bosque, tratando de localizar allí la presencia de guerrilleros. Las casas se habían levantado en ese claro y los árboles felizmente formaban una bóveda de ramas y hojas para cubrirlas. Los palos sirvieron para las paredes. La hierba del techo se transportaba desde lejos, cerca de Lombe. Se cavó un montículo lateralmente y se convirtió en un horno para el pan. Los palos muertos en las paredes echaron raíces y se adhirieron a la tierra y las chozas se convirtieron en fortalezas. Y los hombres, vestidos de verde, se volvieron verdes como hojas y marrones como troncos colosales. El follaje de la cúpula no dejaba penetrar el sol y la hierba no crecía debajo, en el patio limpio que conectaba las casas. No, no fue así: se separó con amarillo, porque la conexión se hizo con verde. «

Capítulo III: Ondina

«– El amor es así. Si vuelve a ser lo mismo, la pasión desaparece. Es necesario reavivar la pasión constantemente. Aún no lo sabía, me dejé convencer por la vida sin las historias que llevábamos. ¿Ves la vida de un oficinista en Luanda? Vale, tenía trabajo clandestino, Leli se estaba interesando, estábamos estudiando marxismo juntas. Pero nos habíamos detenido sentimentalmente. Hemos alcanzado la estabilidad. Fue mi culpa que me acostumbré a la situación, que no me di cuenta de que la rutina es el peor enemigo del amor. Incluso en la cama nos convertimos en una rutina. Entonces apareció el otro, pegado al poeta, haciéndole líneas, hablándole bien. Tocó su hilo sentimental. A toda mujer le gusta ser la musa de un poeta. «

Capítulo IV: A Surucucu

«– Yo también, Ondina. Eso es lo que me enfurece. Queremos transformar el mundo y somos incapaces de transformarnos a nosotros mismos. Queremos ser libres, hacer nuestra voluntad y en todo momento ponemos excusas para reprimir nuestros deseos. Y lo peor es que estamos convencidos con nuestras propias excusas, ya no estamos lúcidos. Solo cobardía. Es el miedo a enfrentarse, es un miedo que se nos ha quedado desde los tiempos en que temíamos a Dios, o al padre o al maestro, es siempre el mismo agente represivo. Estamos alienados. El esclavo estaba totalmente alienado. Somos peores, porque nos alienamos. Hay cadenas que ya se han roto pero las seguimos cargando con nosotros, por miedo a tirarlas y luego sentirnos desnudos. «

Capítulo V: La morera

«La morera gigante frente a ti. El tronco sobresale del sincretismo del bosque, pero si miro el tronco, su follaje se mezcla con el follaje general y vuelve a ser sincretismo. Solo el maletero se destaca, se individualiza. Así es el Mayombe, los gigantes están solo en parte, al nivel del tronco, el resto se confunden en la masa. Que hombre. Las impresiones visuales son menos claras y la mancha verde predominante desvanece gradualmente la claridad del tronco de la morera gigante. Las manchas verdes se superponen cada vez más, pero, con un sobresalto, el tronco de la morera todavía se está afirmando, luchando. Así es la vida. ¡Y qué mira la cara del mecánico allí en el tronco de la morera! Sonreírme. «

Capítulo VI: Epílogo

«Soy el narrador, el comisionado político.

La muerte de Fearless fue para mí el cambio de piel de veinticinco años, la metamorfosis. Doloroso, como toda metamorfosis. Solo me di cuenta de lo que había perdido (quizás mi reflejo diez años antes) cuando sucedió lo inevitable.

Fearless resolvió su problema fundamental: para mantenerse, tendría que quedarse allí, en Mayombe. ¿Nació demasiado temprano o demasiado tarde? En cualquier caso, fuera de su tiempo, como cualquier héroe de la tragedia.

Evoluciono y construyo una nueva piel. Hay quienes necesitan escribir para desnudar la piel que ahora no les queda. Otros cambian de país. Otros de un amante. Otros por nombre o peinado. Perdí al amigo. «

¿Quién es Pepetela?

Artur Carlos Maurício Pestana dos Santos, conocido con el seudónimo de Pepetela, es un escritor africano. Nació en la ciudad de Benguela, Angola, el 29 de octubre de 1941.

En 1969, participó en la lucha de liberación de Angola, en Cabinda. En ese momento, adoptó el nombre de guerra: Pepetela.

Además de varias novelas, escribió crónicas y obras de teatro. En 1997, Pepetela recibió el «Premio Camões».

¿Quieres saber más sobre el continente africano y su historia? Lea los articulos:

  • Aspectos generales de África
  • África portuguesa
  • Fin del Imperio portugués en África