Lucha contra el coronavirus: ¿cómo está la salud mental de médicos y enfermeras?

Lucha contra el coronavirus: ¿cómo está la salud mental de médicos y enfermeras?

Cuando hablamos de luchando contra el coronavirus necesitamos recordar a un grupo de personas que están en primera línea. Estamos hablando de aquellos que trabajan para salvar la vida de todos: médicos y enfermeras.

Además de la exposición constante al riesgo, estos profesionales sufren una sobrecarga de trabajo.

¿Las consecuencias? Por mucho que la fatiga física sea enorme, lo que ha preocupado aún más a los especialistas es la salud mental. El torbellino de noticias, expectativas e inseguridades también pone tensos a los médicos y enfermeras.

Por mucho que necesiten ser fuertes frente a los pacientes y sus familias, debemos recordar que también son seres humanos.

En este momento tan complejo y atípico de la lucha contra el coronavirus, nuestros médicos y enfermeras están grandes héroes de guerra. Trabajando más de lo normal y haciendo lo imposible para salvar vidas, están arriesgando sus propias vidas por el bien de los demás.

Trabajar en primera línea en esta pandemia es quizás el mayor desafío al que se enfrentarán muchos de estos profesionales en sus carreras.

A lo largo de este artículo, revise un poco más en detalle la situación que enfrentan los profesionales de la salud en Brasil. Además, también hemos recopilado algunos consejos para ayudarlo a lidiar con la ansiedad y el estrés excesivos en este momento tan incierto. Y si tienes un amigo o familiar que sea un profesional de la salud, ¡asegúrate de enviarle este mensaje de texto!

¿Cómo han afrontado los profesionales sanitarios la lucha contra el coronavirus?

El caos, el miedo y la inseguridad marcan el día a día de médicos y enfermeras. La pandemia que azota a Brasil desde hace unos meses aún no ha terminado, lo que causa aún más angustia a toda la población y a los profesionales de la salud.

La excesiva preocupación con la que los médicos y enfermeras se enfrentan a diario puede llevar a aumento de los niveles de ansiedad, estrés e incluso un trastorno de estrés postraumático. Los retos que plantea el nuevo coronavirus son inéditos para muchos de estos profesionales que cayeron en paracaídas en medio de la pandemia.

Además, debido a la falta de médicos, varios vecinos fueron trasladados al frente para ayudar en esta lucha diaria. Además de los temores por la exposición al virus, estas personas también están preocupadas por la relación laboral, ya que son residentes y no tienen las mismas protecciones laborales que otros profesionales.

La falta de equipo de protección es otro factor de estrés para quienes trabajan para combatir el coronavirus

Como si el contexto dramático con el que los médicos y enfermeras tienen que lidiar con la lucha contra el coronavirus no fuera suficiente, también hay preocupaciones con lo básico: Equipo de protección personal. Una encuesta realizada por la Associação Paulista de Medicina (APM) señaló que el 50% de los médicos que están en la primera línea contra el coronavirus deben lidiar con la falta de equipo de protección personal (EPP).

Los datos son alarmantes:

  • El 50% de los médicos dice que faltan las máscaras NP5 o PFF2;
  • El 38,5% confirma que falta equipo de protección facial;
  • El 26% dijo que le faltaban gafas;
  • 31% dice que faltan delantales;
  • 36,5 dicen que no hay suficientes mascarillas quirúrgicas.

Toda esta situación provoca miedo, ansiedad y estrés excesivo a los profesionales de la salud. Sin embargo, lo peor de todo es que sin estos equipos de protección personal son aún más vulnerables al riesgo de infectarse. Los datos ya dan cuenta de más de 100 enfermeras asesinadas y más de 4.000 infectadas. En total, son más de 30 mil profesionales de la salud que ya han sido removidos por contaminación.

Atención de salud mental para quienes están al frente de la lucha contra el coronavirus

Por mucho que los médicos y enfermeras estén acostumbrados a lidiar con desastres y emergencias, la pandemia de coronavirus ya está considerada uno de los mayores problemas de salud de la generación actual. El hecho de que aún se desconozca el virus y no haya una predicción clara para la creación de la vacuna hace que todos vivan con la enfermedad en la oscuridad.

Son muchas las preocupaciones: las muertes, el colapso del sistema de salud, la crisis económica, los nuevos hábitos y comportamientos por la distancia social, entre otros. Todo esto es un factor de ansiedad y estrés.

El constante estado de alerta y el torbellino de noticias dramáticas en los medios empujan a los profesionales de la salud al límite. Algunos de los principales impactos en la salud mental son los trastornos de ansiedad generalizada y el trastorno de estrés postraumático. Hay varias formas de lidiar con esta carga excesiva de estrés y ansiedad, pero no existe una receta de pastel que funcione exactamente igual para todos.

Consulta, a continuación, algunas actividades que pueden incluirse en el día a día de estos profesionales para que puedan manejar mejor las emociones en este período pandémico.

Meditación

Una práctica sencilla y rápida que se puede realizar en cualquier momento del día y en cualquier lugar. Tomarse unos minutos para concentrarse en el presente y su respiración puede ser una forma de lidiar con todo el caos y la ansiedad sobre el futuro. Hay muchas aplicaciones de meditación guiada para principiantes.

Expresión creativa

Una forma de explorar las emociones positivas y liberar parte de la carga emocional es a través de actividades que brindan expresión creativa. Pintar, escribir, dibujar o tocar un instrumento pueden ser formas interesantes de abstraer la mente y calmarse, sobre todo en este momento en el que no podemos salir a la calle como lo hacíamos antes de la pandemia.

Filtro de noticias

Para aquellos que ya están en primera línea todo el día, llegar a casa y ver noticias aún más tristes es la receta para el desastre. Un profesional sanitario debe aprovechar su tiempo libre para abstraer y centrarse en cuestiones distintas de la pandemia. Es necesario evitar una exposición excesiva a los medios en este momento.

Ejercicios físicos

Si es posible, realizar algunos ejercicios físicos puede ser de gran utilidad en este momento, ya que está científicamente comprobado que la práctica ayuda a reducir los niveles de estrés y ansiedad.

Terapia

Por último, necesitamos hablar de la importancia de la atención en salud mental con un profesional especializado en el área, es decir, un psicólogo. La demanda de terapia ha crecido mucho en este momento y se indica que los profesionales de la salud también aprovechan este servicio. Dado que el momento es de distanciamiento social, muchos psicólogos asisten desde la distancia. Es posible encuentra un profesional adecuado a tus necesidades a través de plataformas como Vittude.

Haga clic aquí para conocer Vittude, que conecta a pacientes y psicólogos de forma rápida y sencilla. Para los médicos y enfermeras que tienen poco tiempo libre, tomar sesiones de terapia en línea es una excelente manera de cuidar la salud mental en este momento de combatir el coronavirus.

Si te gustó esta publicación, ¡asegúrate de compartirla con tus amigos o familiares que son profesionales de la salud! Cuidaremos de los que nos están cuidando.