Histología

Histología

La histología es un área biomédica que estudia tejidos biológicos. En biología se estudian tejidos animales y vegetales (histología animal y vegetal, respectivamente), analizando su estructura, origen y diferenciación.

En el área de la salud, la histología humana permite realizar diagnósticos de diversas enfermedades a partir de estudios comparativos entre tejidos sanos y enfermos.

Histología humana

Los tejidos del cuerpo humano están formados por tipos de células similares que tienen funciones específicas.

Sección histológica de piel humana

Por ejemplo, en la piel, la capa más externa (epidermis) está formada por tejido epitelial. Las células son aplanadas en la superficie y más cúbicas internamente, protegiendo contra la sequedad y la entrada de invasores.

Por debajo de la epidermis, la dermis está formada por tejido conjuntivo denso, rico en fibras de colágeno que aportan flexibilidad.

Método de estudio

Para el estudio de los tejidos se realizan cortes muy finos, que pasan por el proceso de fijación y coloración. Para resaltar las estructuras celulares se utilizan tintes como: eosina, hematoxilina, azul de metileno, entre otros.

Luego, los cortes se colocan en portaobjetos de vidrio y se llevan al microscopio. Se realiza un simple estudio de los tejidos animales bajo un microscopio óptico.

Para realizar diagnósticos, por ejemplo, la microscopía electrónica con técnicas más avanzadas permite detectar cambios en las células.

Tipos de tejidos

Los principales tipos de tejidos son el epitelial y el tejido conectivo presentes en todos los animales. Los vertebrados también tienen tejido muscular y nervioso.

Tejido epitelial

Es un fabrica de lino formada por células muy cercanas y unidas, que actúan como barrera frente a agentes infecciosos y evitan la pérdida de agua y la sequedad. En algunas estructuras su función es segregar sustancias.

El tejido epitelial cubre las áreas externas del cuerpo e internamente los órganos y cavidades. El epitelio puede estar compuesto por una sola capa de células o por varias, que pueden ser cúbicas o planas.

Tejido conectivo

Es un tejido de unión que actúa como soporte y relleno estructuras corporales, además del transporte de sustancias.

Se puede clasificar según el material y tipo de células que lo componen, cuyas funciones están determinadas. Son ellos:

  • El tejido conectivo en sí (suelto o denso): su matriz extracelular es abundante y rica en colágeno, fibras reticulares y elásticas, además de moléculas que actúan en la función de nutrir otros tejidos. Están presentes varios tipos de células, tales como: fibroblastos, macrófagos, linfocitos, adipocitos, entre otros.
  • Tejido hematopoyético: también llamado hemocitopoyético, es responsable de la formación de glóbulos y componentes sanguíneos. Está presente en la médula ósea, dentro de algunos huesos.
  • Tejido cartilaginoso: compuesto especialmente por fibras de colágeno, este es el tejido que forma los cartílagos. Ayuda a soportar y absorber los impactos en los huesos.
  • Tejido adiposo: formado por adipocitos, este tejido actúa como aislante térmico y como reserva de energía.
  • Tejido óseo: tejido rico en colágeno y fibras minerales que lo vuelven rígido, actuando en apoyo del cuerpo.

Lea también:

Tejido nervioso

Es el tejido responsable de la comunicación entre las diferentes partes del cuerpo, a través de transmisión de impulsos eléctricos. Las células que conducen los impulsos nerviosos son neuronas.

Las neuronas tienen ramas llamadas dendritas que abandonan el cuerpo celular (donde se encuentran el núcleo y los orgánulos). Se estiran a través de los axones y se comunican con otras neuronas o células en otros tejidos.

Tejido muscular

Es un tejido de contracción especializado, gracias a la presencia de las proteínas miosina y actina. Sus células se estiran para formar fibras.

Según la forma y función de las células que lo componen, el tejido muscular se puede dividir en: Estriado liso, esquelético y cardíaco.