Glandulas sudoriparas que son tipos y que funcion



Glándulas Sudoríparas

Glándulas Sudoríparas

Las glándulas sudoríparas son uno de los elementos esenciales del sistema de sudoración de los humanos. Estas glándulas producen el sudor que regula la temperatura corporal. Están distribuidas por todo el cuerpo.

Tipos de Glándulas Sudoríparas

Las glándulas sudoríparas se clasifican en dos tipos principales:

  • Glándulas ecrinas: estas glándulas producen sudor que se libera por la piel para ayudar a mantener la temperatura corporal.
  • Glándulas apocrinas: producen una mezcla de sudor y materia grasa que se libera a través del cabello para regular la temperatura del cuerpo.

Cómo Funcionan

Las glándulas sudoríparas funcionan de forma muy sencilla. Primero, detectan cuando la temperatura corporal se eleva porque el cuerpo se calienta. A continuación, liberan el sudor a la superficie de la piel. El sudor se evapora en la superficie de la piel, lo que reduce la temperatura corporal.

Esta es la función principal de las glándulas sudoríparas. Las glándulas también producen compuestos con olor, como el ácido láctico, que es un desecho del metabolismo. Estos compuestos producen el característico olor a sudor de los seres humanos.



Trastornos de las Glándulas Sudoríparas
Las glándulas sudoríparas pueden ser afectadas por trastornos o enfermedades. Algunos de estos trastornos incluyen el hiperhidrosis primaria, el hiperhidrosis secundaria y el hipohidrosis primaria. El hiperhidrosis primaria se caracteriza por un sudor excesivo, mientras que el hiperhidrosis secundaria se debe a una causa subyacente, como una enfermedad o trastorno.
Estos trastornos suelen ser tratados con medicamentos, cirugía o técnicas como el bloqueo nervioso. Se deben realizar pruebas médicas para determinar si están presentes enfermedades subyacentes que puedan estar causando los síntomas. Los trastornos de las glándulas sudoríparas también pueden ser tratados con remedios caseros, como el vinagre de manzana. Además, los pacientes pueden beneficiarse de ajustes en su dieta y estilo de vida.

Glandulas sudoríparas

Las glándulas sudoríparas forman parte importante del sistema de sudoración de los humanos, y son responsables de emplear líquido producido por el cuerpo para enfriarse. Estas glándulas desempeñan un papel primordial en la regulación térmica, ya que el sudor se evapora y ayuda a disminuir la temperatura del cuerpo.

Tipos de glándulas sudoríparas

Existen dos tipos principales de glándulas sudoríparas, estas son:

  • Glándulas ecrinas: Son las más comunes y generan sudor común, el cual contiene sal y suele ser muy aguado.
  • Glándulas apocrinas: Son menos comunes y tienen una producción de sudor que difiere del sudor común; suelen ser más grasos y más densos.

¿Cómo funcionan las glándulas sudoríparas?

Las glándulas sudoríparas reciben información de varias zonas del cuerpo, como el cerebro, los nervios periféricos y la glándula tiroides. Estas zonas mandan señales a las glándulas para que estas produzcan sudor cuando la temperatura del cuerpo aumenta. Por lo tanto, la sudoración (sweating) es el mecanismo que el cuerpo usa en los momentos de estrés, tensión y temperaturas altas.

Las glándulas ecrinas producen sudor a partir de líquido filtrado en los túbulos colectores y soltado por los orificios de salida. Este sudor, que contiene sales y agua, ayuda a la evaporación de los líquidos en la superficie de la piel, provocando el enfriamiento del cuerpo.

Cómo Saber si un Test de Embarazo es Positivo

Las glándulas apocrinas tienen un metabolismo ligeramente diferente, ya que sudor secrecionado contiene lípidos y proteínas además de agua. Estas glándulas están principalmente entre los senos y la zona genital. Esta clase de sudor regula la cantidad de grasa en la piel y ayuda a prevenir infecciones bacterianas y otros problemas en esas zonas.

En general, las glándulas sudoríparas desempeñan una función fundamental en el equilibrio térmico y sudorífico de los humanos.

Cómo se pueden beneficiar las glándulas sudoríparas

-Cuide la alimentación: La dieta juega un papel esencial en la buena salud de las glándulas sudoríparas. Considere seguir una dieta variada y saludable para apoyar a su sistema.

-Practica ejercicio regularmente: El ejercicio ayuda a estimular y mantener el sistema sudorífico. Intente realizar al menos 30 minutos de ejercicio moderado por día, como caminar, jugar, nadar, etc.

-Mantenga bien hidratado: El cuerpo necesita agua para funcionar correctamente y ayudar a regular la cantidad de sudor. Beba al menos 8 vasos de agua al día para mantenerse hidratado.

-Evite el alcohol y el estrés: El alcohol y el estrés son conocidos por afectar negativamente el sistema sudorífico. Intente evitar el consumo excesivo de alcohol y trate de manejar los estresores de su vida de manera saludable.

-Vista prendas adecuadas para el clima: La ropa adecuada para el clima es importante para prevenir un exceso de sudoración. Intente llevar prendas tranquilas y sueltas en climas cálidos y más retañidas en climas fríos.

-Asegúrate de no ser alérgico a algunos alimentos: Algunos alimentos pueden ser responsables de la transpiración excesiva. Es importante asegurarse de que no está alérgico a algún alimento y considerar cambiar la dieta si nota algún exceso de sudoración después de haberlos ingerido.

También puede interesarte este contenido relacionado: