Gestión de personas Es el área que se dedica a crear estrategias para el desarrollo del capital humano de las empresas, actuando desde el proceso de contratación de los profesionales más idóneos para sus vacantes de retención y motivación.

En la era industrial, las empresas se centraron solo en los números, ya que la rentabilidad era uno de los mayores indicadores de éxito.

A veces se ignoraba la salud mental y física de los empleados. En un mercado no competitivo y segmentado, modelos de trabajo como este han encontrado formas de mantenerse.

Sin embargo, en la era digital, los individuos en una organización juegan un papel importante en su crecimiento.

Son las personas, tus habilidades y experiencia que lleva a las empresas al éxito.

Tiene sentido, entonces, invertir en gestión de personas para que se sientan cómodos donde pasan la mayor parte de su tiempo, ¿verdad?

Pero trabajar con personas no siempre es fácil. Además de su competencia técnica, los gerentes deben mejorar su capacidad para hacer frente a la diversidad de opiniones y comportamientos. en el entorno corporativo

La empatía es clave para la gestión de personas.

La gestión de personas tiene como objetivo mejorar el capital humano en las organizaciones. Pero, ¿cómo puede exigir lo mejor de las personas sin conocerlas? ¿Sin entender las historias detrás de los individuos?

Un equipo está formado por personas diversas. Todos con sus propias habilidades y aptitudes. Aunque el escenario ideal es que todos funcionan bien juntos, la realidad es generalmente menos armoniosa.

Puntos muertos como falta de comunicación, el conflicto de ideas y la competitividad exacerbada son comunes en el trabajo grupal.

Una dinámica inadecuada puede frustrar a los miembros del equipo. en relación con el trabajo en progreso, causando demoras y conflictos.

A veces, los problemas que son fáciles de resolver se descontrolan y se extienden por un tiempo innecesario. Es imposible sentirse bien en un ambiente lleno de tensión y crítica.

Por lo tanto, las relaciones basadas en la empatía. Son fundamentales no solo para el compromiso del equipo sino también para el éxito empresarial.

Cuando tenemos una visión clara de otra persona, es más fácil encontrar soluciones para lidiar con los aspectos de su personalidad. lo cual, para nosotros, no suena agradable.

Empatía: cómo puede ayudar en gestión de personas

Empatía Es la capacidad de ponerse en el lugar de otra persona y tratar de entender el mundo como uno lo percibe.

En el lugar de trabajo, la empatía puede ser un poderoso aliado para la gestión del equipo y la integración del equipo.

Los gerentes que dominan este rasgo pueden identificar posibles puntos de estrés, difundirlos y fomentar relaciones sociales saludables.

Por ejemplo, imagine que un miembro del equipo tiene un rendimiento inferior. Su comportamiento afecta al resto del equipo y aumenta la tensión entre los miembros.

Por cierto, algunos ya están comenzando a frustrarse por no obtener los resultados deseados.

Este empleado también parece desanimarse, pero no ha comunicado el motivo a los demás, lo que complica aún más la situación.

El escenario en cuestión puede tener muchos resultados: desacuerdo entre el personal, quejas, demoras, ausencias y preguntas sobre la eficiencia de los colegas.

Por mucho que, en teoría, los empleados tengan que comprometerse con el trabajo, en la práctica la historia puede ser diferente.

Puede haber innumerables razones para tales comportamientos. Sin embargo, es probable que el empleado solo necesite ser escuchado para volver a su productividad habitual..

Agregar empatía a la gestión de personas

Y deje que el gerente encuentre soluciones efectivas para atraer a todos los involucrados sin crear conflictos.

En lugar de regañar al miembro desanimadoCrear una oportunidad para que se exprese sin sentirse presionado puede ser más efectivo.

Esto le permitirá comprender sus motivos y ponerse en su lugar.

Con una postura empática, puede escuchar al lado del empleado e implementar estrategias para ayudarlo a sentirse bien.

Quizás estás estresado al extremo y necesita descansar un rato antes de regresar al trabajo.

Empatía: cómo ponerlo en práctica

Nuestra cosmovisión, valores, creencias y opiniones gobiernan nuestro comportamiento. Estos se adquieren de acuerdo con el entorno en el que nacimos y crecimos, y nuestras experiencias de vida. Por lo tanto, son totalmente subjetivos.

Las personas no necesariamente tienen que nacer en diferentes estados o ciudades para ser completamente opuestos. Incluso el comportamiento de un miembro de nuestra familia. Puede ser difícil de entender.

Ejercer empatía en gestión de personas, es importante tomar las diferencias entre los miembros del equipo consideración y evitar prejuicios.

Los gerentes pueden perder excelentes profesionales y los empleados pueden crear enemistades debido a la falta de comprensión.

Inicialmente puede ser un desafío ejercitar la empatía. Con la práctica, se hace más fácil entender por qué las personas piensan y actúan de cierta manera.

1) Identificar la motivación.

Cada empleado tiene su propia motivación. al convertirse en parte de la organización. Estos pueden ser más abstractos o más tradicionales. Por ejemplo, búsqueda de crecimiento profesional, desarrollo personal, adquisición de conocimiento, conveniencia, pasión por el campo, búsqueda del propósito de la vida y muchos otros.

Al identificarlos, es posible desarrollar estrategias para gestión de personas ese diálogo con los empleados con mayor precisión, especialmente a nivel individual.

2 Comprender las necesidades individuales

Las necesidades y la motivación pueden ser el combustible que impulsa al empleado a hacer más y más. Pero también se refieren a la posibilidad de desarrollar tareas específicas.

Por ejemplo, una persona mayor puede necesitar más tiempo y direcciones para dominar el software utilizado por la empresa.

Esto no quiere decir que no tengan la capacidad, sino que solo necesitan las herramientas adecuadas para evolucionar. Es lo mismo que los empleados más jóvenes con poca experiencia en el campo que necesitan tiempo para crecer.

Teniendo en cuenta las necesidades de esta audiencia, el gerente puede, por ejemplo, desarrollar capacitación específica para ayudarlos o crear programas de mentoría para reunir a personas de diferentes niveles jerárquicos. La necesidad de uno puede ser para muchos.

3 Detente y piensa

A veces nos encontramos con personas que no tienen nada en común y no pueden entenderlas en absoluto. En estos casos, debe detenerse, respirar y pensar: "Si estuviera en la misma situación, ¿cómo actuaría?"

Conocer las fortalezas y debilidades de los empleados facilita este ejercicio de imaginación. Necesitamos conocer a las personas para comprenderlas completamente, no solo ser conscientes de sus habilidades profesionales.

Después de todo, las influencias emocionales y psicológicas de una persona en todos los ámbitos de la vida.

Llevar esta práctica a la gestión del equipo da como resultado entornos más armoniosos. La gente comienza a pensar antes de tomar medidas apresuradas, generando tensiones entre los miembros del equipo.

Este es uno de los mayores secretos de la empatía: piensa antes de actuar.

4 4 Hacer dinámicas grupales

Si los empleados aún no comprenden el valor de la empatía, recurrir a la dinámica puede ayudar a educarlos al respecto. Muchos tienden a sacar sus propias conclusiones de eventos y personas. Pero nuestras suposiciones casi siempre están equivocadas.

Es interesante centrarse en comprender las limitaciones de cada uno para evitar este comportamiento. Es decir, hacer que uno entienda lo que puede ser un problema para el otro. Entonces los empleados también aprenden a lidiar con sus emociones..

Uno de los pilares de gestión de personas Es la comunicacion. Precisamente porque las palabras tienen poder transformador.

Por lo tanto, alentar el diálogo sobre posibles impases es una forma de abrir las mentes de los empleados.

La empatía es, sobre todo, un hábito que requiere práctica y compromiso. Pronto se volverá natural al equipo

La empatía debe ser parte de la cultura organizacional

Las personas necesitan entender que son parte de equipos.. Y para que todos tengan éxito, necesitan ayudarse mutuamente constantemente.

Nuestra sociedad suele centrarse en la realización individual, en el trabajo en equipo. solo un instrumento para llegar a la cima. Pero esta mentalidad causa estrés en el lugar de trabajo.

Liderazgo es importante en este proceso y ayuda a gestión de personas. Esto se debe a que la empatía aún no está presente en la cultura organizacional de la mayoría de las empresas, aunque es uno de los conceptos más valorados por los empleados. A menudo, uno debe servir como espejo para luego enseñar a otros.

De hecho, muchas personas todavía no se sienten cómodas hablando con sus colegas sobre los problemas que surgen del comportamiento agresivo. o un comentario innecesario

Tenga en cuenta que el otro no acepta las críticas fácilmente y deja de resolver el problema o tiene miedo de una repercusión negativa. La tendencia es tragar situaciones desagradables hasta el momento de la explosión.

Cultive la empatía en el trabajo, especialmente para mejorar. gestión de personas, significa construir un ambiente más acogedor para todos. La gente necesita disfrutar de venir a la empresa e interactuar con compañeros de trabajo.

Lo que todos queremos, en el fondo, es que alguien nos escuche y reconozca nuestras habilidades como se lo merecen. Así que abrace ese viejo dicho dorado: "Haz a los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti".

Finalmente, vale la pena mencionar la importancia de la psicoterapia para el desarrollo de la empatía en muchas personas. Plataformas como Nucleo VisualPueden facilitar la búsqueda de un psicólogo que cumpla con los requisitos específicos para satisfacer a todos los que necesitan seguimiento. Visita nuestro sitio web ¡y compruebe usted mismo todas las oportunidades que ofrece!

¿Te ayudó esta publicación? Entonces suscríbase a nuestro boletín para recibir, en su casilla de correo electrónico, notificaciones de contenido y noticias más interesantes!

Lea también:

Confianza: 10 maneras de construirlo dentro de las empresas

¿Qué es el liderazgo? 4 excelentes formas de definirlo