La filogenia o filogénesis consiste en definir hipótesis sobre las historias evolutivas de las especies, desde sus antepasados ​​hasta los seres recientes.

La filogenia nació en 1966, a partir de los estudios de Willi Henning.

Con los principios de la teoría de la evolución de Darwin, la determinación de las historias de vida de los descendientes y la elaboración de cladogramas son fundamentales para la elaboración de un sistema de clasificación de los seres vivos. De ahí la importancia de la filogenia.

Filogenia y Cladística

La filogenia es la historia genealógica de una especie y sus relaciones hipotéticas de antepasados ​​y descendientes. Se basa en estudios morfológicos, conductuales y moleculares.

La cladística o filogenética es la rama de la sistemática que reconstruye la filogenia. La sistemática es el área de la biología que se ocupa principalmente de comprender la filogenia, es decir, la historia evolutiva de las especies.

Para estudios sistemáticos, la descripción de la especie es fundamental. Así, las características genéticas, ecológicas, fisiológicas, evolutivas, entre otras, proporcionan mejores resultados.

Obtenga más información sobre la clasificación de vida.

Cladogramas

El cladograma es un diagrama en el que se representan las relaciones evolutivas entre los seres vivos. Un cladograma consta de la raíz, ramas, nodos y terminales.

Cladograma

La raíz representa un grupo o especie ancestral probable.

El nodo es de donde provienen las ramas, las ramas. Cada nodo indica un evento cladogenético.

Las ramas son las líneas del cladograma y conducen a uno o más grupos terminales. Los grupos de seres vivos forman las terminales en los cladogramas.

Aprenda más sobre las teorías de la evolución y ontogenia.