Apostrophe es una figura del lenguaje que está en la categoría de figuras pensantes.

Se caracteriza por expresiones que involucran invocaciones, llamadas e interpelaciones de un interlocutor (seres reales o no).

Por esta razón, el apóstrofe desempeña la función sintáctica del vocativo y, por lo tanto, es una característica del discurso directo.

De tal manera, ella interrumpe la narración para invocar a alguien o algo que está presente o ausente en el momento del discurso.

El apóstrofe es un recurso estilístico ampliamente utilizado en lenguaje informal (cotidiano), textos religiosos, políticos y poéticos.

Además del apóstrofe, las figuras pensantes son: gradación (o clímax), suplantación (o prosopopeya), eufemismohipérbole (o auxese), litoteantítesisparadoja (u oxímoron) e ironía.

Comprender más sobre Vocativo.

Ejemplos

  • Oh dios! Oh cielos! ¿Por qué no me llamaste?
  • SeñorTen piedad de nosotros.
  • Sacerdotepuedo confesar?
  • Pueblo de sao paulo! Ganemos juntos.
  • Libertad, libertad! Eso es lo que queremos en esta pelea.
  • Guau! ¿Como conseguiste?
  • Mi hija! ¡Qué hermosa eres!

Ejemplos en literatura

  • "Oh mar salado, cuanto de tu sal / Son lagrimas de Portugal. ”(Fernando Pessoa)
  • "Mira marilia, las flautas de los pastores, / ¡Qué bien suenan, qué caídas!"(Bocage)
  • "Niño! no verás ningún país como este: / ¡Imita con grandeza la tierra en la que naciste!"(Olavo Bilac)
  • "Ten piedad de mí Señorde todas las mujeres. ”(Vinícius de Moraes)
  • "Dios dios! ¿Dónde estás que no me respondes?"(Castro Alves).
  • "Supremo Señor y Gobernador del universo, que a los rincones sagrados de Portugal, y a las armas y llagas de Cristo, suceden las listas heréticas de Holanda, rebeldes a su rey y a Dios?"(Padre Antonio Vieira)

Aprenda todo sobre las imágenes del idioma leyendo los artículos:

Atencion

No confunda el apóstrofe con el apóstrofe. Mientras que el primero es una figura pensante, el segundo es un signo gráfico (') que indica la supresión de letras y sonidos, por ejemplo: vaso de agua.

El apóstrofe y el apóstrofe son palabras paronímicas. Es decir, términos que se parecen a la ortografía y la pronunciación pero que difieren en significado.

Aprenda más sobre el tema leyendo el artículo: Homónimos y Parónimos.