El fases de la revolución industrial Comprender los diversos momentos desde el comienzo del avance del proceso industrial, que comenzó en Inglaterra en el siglo XVIII.

Se divide en tres fases: Primera revolución industrial, segunda revolución industrial y tercera revolución industrial. Consulte a continuación el resumen de cada uno de estos períodos y sus características principales.

Primera revolución industrial

La primera revolución industrial Comenzó en Inglaterra en el siglo XVIII y duró de 1750 a 1850. Esta fase se caracterizó por varios descubrimientos que favorecieron la expansión de las industrias, el progreso técnico y científico y la introducción de máquinas.

Mientras tanto, el paso de la fabricación al sistema de la fábrica fue impulsado por los inventos de la máquina de hilar, el telar mecánico y la máquina de vapor que dieron como resultado la mecanización de los procesos.

Así es como se expandieron las industrias textil, metalúrgica, siderúrgica y de transporte. El uso de carbón para alimentar las máquinas era esencial en este momento.

Como resultado, hemos aumentado la producción, la sustitución de la mano de obra por la industrial (desde la fabricación hasta el mecanizado), el desarrollo del comercio internacional y el crecimiento del mercado de consumo.

Fue la clase burguesa la propietaria de este proceso y contribuyó a su expansión y anhelaba obtener ganancias. En este sentido vino la clase obrera o trabajadora llamada proletariado, mano de obra barata explotada en fábricas.

Recuerda que en este momento la Revolución Industrial Esto sucedió en Inglaterra, que convirtió a Londres en la capital financiera internacional más importante y al país en una gran potencia económica dominante. Más tarde se expandió a otros países europeos.

Segunda revolución industrial

La segunda revolución industrial Comienza a mediados del siglo XIX y duró de 1850 a 1950. Este período estuvo marcado por la consolidación del progreso científico y tecnológico, extendiéndose a otros países de Europa, como Francia y Alemania.

Muchos descubrimientos fueron importantes para aprovechar este progreso que ahora no estaba restringido a Inglaterra. Digno de mención:

  • la invención de la lámpara incandescente;
  • creación de los medios de comunicación (telégrafo, teléfono, televisión, cine y radio);
  • avances en medicina y química, como el descubrimiento de antibióticos y vacunas.

Además, los avances en los procesos de utilización del acero fueron esenciales para la construcción de máquinas, puentes y fábricas. Con respecto a su uso, debe tenerse en cuenta que el acero era esencial para la construcción de vías férreas, marcando considerablemente el avance de los medios de transporte. Además de los ferrocarriles, el automóvil y el avión se inventaron en este momento.

No menos importante fue la nueva configuración del uso de fuentes de energía, que en este caso fue reemplazada gradualmente por petróleo. Además de servir como combustible, el petróleo era importante en la producción de productos derivados, incluido el plástico.

Este conjunto de cambios e invenciones fueron esenciales para revolucionar el sistema industrial. Trajeron un nuevo panorama a la vida social y económica de la población, llamado "Capitalismo Industrial"."(O industrialismo).

Claramente, si bien el progreso y la comodidad humana eran favorables, por otro lado, las condiciones de los trabajadores de la fábrica eran precarias, incluidas las duras y largas horas de trabajo y los bajos salarios.

Esto ha aumentado cada vez más las desigualdades sociales. Así, los sindicatos comienzan a surgir en defensa de los derechos de los trabajadores.

Fordismo y taylorismo Revolucionaron el sistema de producción de las fábricas con las famosas cintas transportadoras. Agilizan y agilizan el proceso a la vez que generan más ganancias para la clase que mantiene los medios, reduciendo aún más el costo de los productos.

Tercera revolución industrial

La tercera revolución industrial Comenzó a mediados del siglo XX, que abarca el período de 1950 y se mantiene hasta nuestros días. Fue en este momento que hubo un gran avance en ciencia, tecnología, tecnología de la información (con el surgimiento de las computadoras, la creación de Internet, software y dispositivos móviles) de robótica y electrónica.

En el área de la ciencia, el desarrollo de la ingeniería genética y la biotecnología merece una mención especial, con la producción en masa de varios medicamentos y los avances en la medicina.

Aunque el uso de otras fuentes de energía había evolucionado previamente, en ese momento emerge la energía atómica con el uso de elementos radiactivos, especialmente uranio.

Aunque la idea inicial era la generación de energía, el final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) demostró el peligro en el uso de los elementos radiactivos. Como ejemplo, tenemos el lanzamiento de la bomba atómica en 1945 en Hiroshima y Nagasaki, Japón.

Otro hito importante en esta fase fue la conquista del espacio, cuando Neil Armstrong llegó a la luna en 1969, revelando la fuerza y ​​los logros tecnológicos de su ser humano.

Fue, por lo tanto, en el período conocido como la Guerra Fría, que la carrera espacial, que comenzó en 1957, se libró entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. Esto demostró avances adicionales en los campos de la tecnología y la producción de armas.

En los avances de la metalurgia, los descubrimientos químicos fueron esenciales para su progreso. La aparición de nuevas aleaciones metálicas que proporcionaron el avance de los medios de transporte, con la construcción de naves espaciales y aviones.

En cuanto a los trabajadores, los derechos laborales están comenzando a ampliarse, acortando las horas de trabajo, incluidos los beneficios y prohibiendo el trabajo infantil.

Todos estos factores fueron esenciales para la modernización de las industrias y hasta el día de hoy continúan marcando los avances de las tecnologías de la información y la globalización en el mundo.

Aprende todo sobre el tema leyendo los artículos: