La esquizofrenia paranoide es el tipo más común de esquizofrenia.

La esquizofrenia es un trastorno mental grave que afecta aproximadamente al 1% de la población mundial. Afecta a hombres y mujeres por igual. La única distinción es con respecto al grupo de edad. En los hombres, los síntomas suelen aparecer a partir de los 15 años. Ya en las mujeres, se manifiestan a los treinta años, o incluso más tarde, coincidiendo con la menopausia.

Su característica principal es la pérdida del vínculo con la realidad, demostrada por tergiversaciones, comportamientos y pensamientos.

Un esquizofrenia paranoica – también llamada paranoia esquizofrenia Es el subtipo de la enfermedad más comúnmente diagnosticado.

Los otros subtipos se informa esquizofrenia simple, esquizofrenia desorganizada, esquizofrenia catatónica, esquizofrenia residual y esquizofrenia indiferenciada.

En este artículo, nos centraremos en comprender el esquizofrenia paranoica, aclarando las preguntas más recurrentes sobre el trastorno.

¿Cuáles son los principales síntomas de esquizofrenia paranoica?

Los síntomas más obvios en casos de esquizofrenia paranoide son alucinaciones y delirios. Sin embargo, esto a menudo es una evolución de un estado anterior, cuando ya se podía observar la alienación de la realidad y el temperamento ansioso.

En la etapa temprana de la enfermedad, por lo tanto, es posible notar que la persona presenta indicaciones como:

  • falta de interés en la vida social y aislamiento gradual, alejándose de amigos y conocidos que formaban parte de su rutina;
  • cambios de humor, señalado por una cierta apatía y / o irritabilidad exacerbada;
  • alteración de la concentración y la desmotivación, lo que afecta su productividad en actividades profesionales o diarias;
  • apariencia descuidada e higiene personal;
  • problemas para dormir;
  • habla y escritura confusas;
  • cambios de personalidad.

Es importante tener en cuenta que esta lista no agota los síntomas preliminares de esquizofrenia paranoica. Solo sugiere comportamientos que no debemos pasar por alto.

Importancia de la evaluación médica

Por supuesto, no necesariamente, describen un esquizofrénico. Sin embargo, cuando aparecen juntos, se recomienda solicitar una evaluación médica., ya que tienden a revelar algún trastorno, aunque leve y simple de tratar.

Cuando la esquizofrenia alcanza la etapa en la que ocurren delirios y alucinaciones, la enfermedad se vuelve más evidente. Aún así, debido a la falta de información adecuada, las personas cercanas pueden relativizar las narraciones o episodios que presencian.

Una inferencia común es interpretar el comportamiento. extraño como señal de consumo de drogas o abuso de alcohol. Otros atribuyen connotaciones espirituales y religiosas, incluso porque las alucinaciones incluyen informes de conversaciones con espíritus, demonios o deidades.

Como señalamos un primer ejemplo, aprovechamos la oportunidad para desarrollar aún más el tema presentando otros patrones de alucinaciones recurrentes en el esquizofrenia paranoica.

Alucinaciones como síntomas de esquizofrenia paranoica

Conceptualmente, la alucinación es una alteración sensorial que genera falsas impresiones visuales, táctiles, olfativas, auditivas y gustativas (es decir, en cualquiera de los 5 sentidos).

En el diagnóstico de esquizofrenia, la percepción de alucinaciones frecuentes es un síntoma claro. Suelen ser de naturaleza más auditiva y visual, aunque otros sentidos pueden verse afectados.

Entre las alucinaciones comúnmente reportadas, los pacientes declaran:

  • escuchar voces de fuentes externas que le hablan y generalmente le dicen cosas que hacer, o maldecirlo, humillarlo y juzgarlo;
  • escuchar, dentro de la mente, voces o pensamientos de otros, que también imponen órdenes y órdenes, o enfatizan ideas negativas de culpa, burla y degradación;
  • escuchar músicasilbidos, risas, zumbidos, silbidos o ruidos extraños que nadie más nota;
  • siente que tus pensamientos están siendo escuchados por todos;
  • ver pequeños personajes emerger entre objetos reales y personas;
  • ver imágenes de personas, objetos, entidades, puntos de luz o colores;
  • verse proyectado fuera del cuerpo o tener la capacidad de ver dentro;
  • ver escenas de eventos (a veces terribles, como incendios y asesinatos);
  • ver letras o palabras donde no están;
  • tocar objetos o ser tocado por personas que en realidad no existen;
  • siente sabores u olores extraños en los alimentos o bebidas (a menudo concluye que hay veneno en ellos).

Delirios como síntomas de esquizofrenia paranoica

El delirio se puede definir como una creencia inquebrantable, una convicción, que no encuentra correspondencia con la realidad. Es decir, el paciente delirante asume como verdadero un juicio de realidad que no puede eliminarse con argumentos o razonamientos lógicos presentados por otra persona.

Ejemplos clásicos de delirios experimentados por pacientes con esquizofrenia paranoica son:

  • percepción de que se está tramando algo contra él;
  • siente que eres blanco de espionaje, conspiración, envenenamiento o acecho;
  • interpretar extractos de libros, periódicos, revistas o comentarios de televisión como mensajes dirigidos especialmente a él;
  • creyendo ser otra persona (como Napoleón, por nombrar una referencia emblemática) o algún dios;
  • cree que eres amado por una persona que ni siquiera te conoce, como un artista, un ídolo, una personalidad famosa o incluso un extraño que ves en la calle;
  • afirman estar muy cerca de figuras notorias;
  • cuenta que tienes una gran fortuna o talentos especiales, superpoderes y dones sobrenaturales;
  • condena por infidelidad del cónyuge, actuando de manera posesiva y celosa exacerbada;
  • creer que hay insectos o parásitos que infectan sus órganos, así como notar deformaciones en parte de su cuerpo;
  • cree que sus pensamientos están siendo controlados por agentes externos (como el gobierno o los extranjeros).

Esquizofrenia paranoica: causas

La investigación sobre las causas de la esquizofrenia aún no es concluyente. La hipótesis más aceptada es que la enfermedad es multifactorial, lo que sugiere que los síntomas se desarrollan en personas con cierta vulnerabilidad biológica, además de estresores psicológicos, ambientales o físicos.

Por lo tanto, presentaremos una lista de factores que pueden contribuir a la explicación del desarrollo de esquizofrenia paranoica. Pero tenga en cuenta que ninguno de ellos es una respuesta definitiva para comprender los casos.

Las posibles causas de vulnerabilidad al trastorno son:
  • predisposición genética y herencia;
  • desequilibrio bioquímico;
  • infecciones durante el embarazo;
  • falta de oxígeno o trauma al nacer
  • desnutrición durante el embarazo o bajo peso al nacer;
  • padres mayores en el momento de la concepción;
  • infecciones virales;
  • uso de drogas en adolescentes.

¿Cómo diagnosticar?

La inexactitud en cuanto a las causas dificulta el diagnóstico del trastorno. Y los síntomas, especialmente en las primeras etapas, pueden pasar desapercibidos. Como, en el caso de los hombres, el trastorno comienza a manifestarse a una edad compatible con la adolescencia tardía, no es raro que los síntomas se confundan con el comportamiento normal de la edad.

Desafortunadamente, la demora en el diagnóstico (el promedio es un retraso de 7 años entre los primeros síntomas y la confirmación de la enfermedad) impide el tratamiento temprano, lo que brindaría resultados más efectivos.

Como no existe una base biológica clara que pueda suponerse que causa esquizofrenia, tampoco puede detectarse mediante pruebas de laboratorio.

Sin embargo, hay dos medidas elementales para diagnosticar el trastorno. Y uno de ellos es precisamente la solicitud de análisis de sangre, tomografía computarizada y resonancia magnética.

Esto se debe a que es fundamental investigar otras posibles causas de síntomas, como tumores cerebrales, esclerosis múltiple, epilepsia y Alzheimer., por ejemplo. Así se trabaja por exclusión.

La otra medida es la evaluación psiquiátrica, que está respaldada por criterios del Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM-5) y la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10).

El psiquiatra realizará entrevistas con el paciente y los miembros de la familia, investigará su historial, observará la descripción de los síntomas y el tiempo que ocurren, entre otros aspectos. Esta etapa de diagnóstico también debe trabajar con el principio de exclusión. Debido a que la enfermedad mental puede tener síntomas similares, los psiquiatras deben descartar las posibilidades del paciente de experimentar, por ejemplo, depresión. o bipolaridad.

Esquizofrenia paranoica ¿hay una cura?

No existe cura para la esquizofrenia, pero sí hay tratamiento. El psiquiatra le indicará los medicamentos más apropiados, siendo los antipsicóticos la base de la receta. Es un tratamiento continuo que no se puede detener.

La hospitalización (hospitalización), presente en la imaginación como una medida habitual, solo ocurre en casos excepcionales: durante un período de crisis o cuando los síntomas son severos, poniendo al paciente en riesgo.

A veces, cuando la medicación no logra resultados satisfactorios, la terapia electroconvulsiva Se puede considerar una alternativa. Es importante aclarar que es indolora y no se parece al estereotipo con el que nos acostumbramos a conocerla en su versión arcaica, retratada en el cine.

¿Cómo lidiar con el trastorno?

Psicoterapia Es otra etapa importante del tratamiento, ya que ayuda al paciente a sobrellevar el trastorno. Una de las técnicas más efectivas en casos de esquizofrenia paranoica es la terapia cognitiva conductual, cuyos resultados se anotan:

  • mejor comprensión de la enfermedad;
  • en la identificación de estresores y desencadenantes de convulsiones, reduciendo las tasas de recaída;
  • para reducir la gravedad de las alucinaciones y delirios, ya que la terapia proporciona la instrumentalización de estrategias para reconocerlos;
  • en lograr una mayor autonomía y autoestima;
  • en socialización y adaptación social.

Plataformas como Nucleo VisualPueden facilitar la búsqueda de un psicólogo que cumpla con los requisitos específicos para satisfacer a todos los que necesitan seguimiento. Visita nuestro sitio web ¡y compruebe usted mismo todas las oportunidades que ofrece!

Cómo ayudar a una persona con esquizofrenia?

Si tienes amigos o familia diagnosticada con la enfermedad, es importante saber cómo manejarla adecuadamente. Para responder a esta pregunta, hemos seleccionado 6 pautas básicas. Compruébalo:

  1. Busque tanta información sobre la enfermedad. Conoce el esquizofrenia paranoica, en su complejidad, es la mejor manera de entender a tu ser querido.
  2. Ayude a la persona a evitar los factores estresantes, así como el uso de alcohol o drogas.
  3. Ante una crisis, tómalo con calma y no trates de convencerlo de que tus delirios o alucinaciones no son reales. Es mejor ofrecer apoyo y disposición para ayudarlo a superar la situación.
  4. Asistir en el control de drogas y alentar el tratamiento psicoterapéutico..
  5. Colaborar para que el paciente tenga un estilo de vida saludable.. Sea un compañero para caminar o hacer actividad física.
  6. Busca un grupo de apoyo.

La enfermedad mental es un desafío. Tanto para quienes las padecen como para quienes viven con personas con trastornos. Buscar información es el primer paso para tratamientos exitosos.

Suscríbase a nuestro boletín y sigue nuestras historias!

Otros artículos que pueden interesarle:

Resiliencia: 10 consejos para convertirse en una persona más resistente

Psicosis: tipos, síntomas y tratamiento

Fibromialgia: síntomas y su relación con la depresión