Enfoque narrativo

Enfoque narrativo

EL Enfoque narrativo es un elemento primario de los textos narrativos ya que determina la tipo de narrador de una narración.

Es decir, el enfoque narrativo representa la “voz del texto”, clasificándose básicamente en tres tipos:

Tipos de narrador

Es importante recordar que el enfoque narrativo se determina según la perspectiva que utiliza el autor para contar una determinada historia:

Personaje narrador

Este tipo de narrador es uno de los personajes de la historia (protagonista o secundario). En este caso, la historia se cuenta en Primera persona singular o plural (yo, nosotros).

Ejemplo de narrador de personajes

«Una noche, viniendo de la ciudad a Engenho Novo, conocí a un chico de la Central en un tren del barrio, a quien conozco de vista y con sombrero. Me saludó, se sentó a mi lado, habló sobre la luna y los ministros, y terminó recitándome versos. El viaje fue corto y es posible que los versos no fueran del todo malos. Sin embargo, como estaba cansado, cerré los ojos tres o cuatro veces; le bastó con dejar de leer y meterse los versos en el bolsillo. » (Dom Casmurro, Machado de Assis)

Narrador Observador

Este tipo de enfoque narrativo presenta un texto narrado en 3era persona (él, ellos). Lo determina un narrador que conoce la historia y, por lo tanto, se le llama «observador».

En este caso, el narrador no participa de la historia y está fuera de los hechos, es decir, no es un personaje.

Ejemplo de narrador observador

«¡Qué abismo hay entre el espíritu y el corazón! El ánimo del exprofesor, avergonzado por ese pensamiento, se estremeció, buscó otro tema, una canoa que pasaba; el corazón, sin embargo, se dejó latir de alegría. ¿Qué te importa la canoa o el piragüista, que los ojos de Rubião siguieron abiertos de par en par? Él, corazón, sigue diciendo que, como Mana Piedade tuvo que morir, estuvo bien que no se casara; un hijo o una hija podría venir … – ¡hermosa canoa! – ¡Antes de que! – ¡Qué bien obedece los remos del hombre!
– ¡Lo cierto es que están en el cielo!
«(Quincas Borba, Machado de Assis)

Narrador omnisciente

Aquí, debemos prestar atención al concepto de la palabra omnisciente, que significa «aquel que lo sabe todo». Dicho esto, como enfoque narrativo, el narrador omnisciente es aquel que conoce toda la historia.

También tiene conocimiento sobre todos los personajes y sus pensamientos, sentimientos, pasado, presente y futuro. Se puede narrar tanto en Primera persona (al presentar pensamientos de los personajes) como en 3era persona.

Ejemplo de narrador omnisciente

«Un segundo después, todavía muy suave, el pensamiento se volvió un poco más intenso, casi tentador: no lo des, son tuyos. Laura se sorprendió un poco: porque las cosas nunca fueron suyas.
Pero estas rosas lo eran. Rosados, pequeños, perfectos: lo eran. Los miró con incredulidad: eran hermosos y eran suyos. Si pudiera pensar más, pensaría: lo tuyo como nada hasta ahora había sido
. » (La imitación de la rosa, Clarice Linspector)

Estructura y elementos de la narrativa

La estructura básica del texto narrativo es: presentación, desarrollo, clímax y resultado.

La narración es un tipo de texto basado en las acciones de los personajes y caracterizado por un tiempo y un espacio determinados. Destacan la novela, la novela, la crónica, el cuento, la fábula, las leyendas, entre otras.

Los principales elementos que componen una narración son:

  • trama (historia);
  • personajes (los que componen la narrativa);
  • tiempo (período en el que se desarrolla la narración);
  • espacio (lugar donde ocurren los hechos desencadenados en la narración).

Nótese que el texto narrativo no se puede determinar sin un enfoque narrativo, es decir, alguien que sea responsable de la “voz del texto”. Sin embargo, no debemos confundir la “voz del propio autor” y la creada por él para contar la historia.

En este sentido, conviene recordar que el autor del texto trata sobre la persona real y la “voz presente en el texto” es, en la mayoría de los casos, un narrador creado por él.

Obtenga más información en: Elementos de narrativa y trama.

Ejercicios vestibulares con retroalimentación

1. (UFV) Considere el texto:

«El incidente que se narrará, y que Antares fue teatro el viernes 13 de diciembre de 1963, dio a conocer y algo famoso este lugar de la noche a la mañana. (…) Bueno, pero no conviene adelantarse a hechos o dichos. Será mejor contar primero la historia de Antares y sus habitantes, de la manera más sucinta e imparcial posible, para que uno pueda tener una idea más clara del escenario, el escenario y especialmente los personajes principales, así como la compañía, de este drama. quizás inaudito en los anales de la especie humana. «

(Fragmento del libro Incidente en Antares, de Érico Veríssimo)

Marque la alternativa que destaca el papel del narrador en el fragmento anterior:

a) El narrador tiene un sentido práctico, utilitario y quiere transmitir una experiencia personal.
b) Es un narrador introspectivo, que relata experiencias vividas en el pasado, en 1963.
c) En actitud similar a la de un periodista o un espectador, escribir para narrar lo que sucedió con xoy en tal lugar o en tal momento.
d) Habla de manera ejemplar al lector porque considera que su punto de vista es el más correcto.
e) Es un narrador neutral, que no deja que el lector advierta su presencia.

Alternativa c: En una actitud similar a la de un periodista o un espectador, escriba para narrar lo que sucedió con xoy en tal lugar o en tal momento.

2. (Fuvest)

«(…) Escobar salía así de la tumba, del seminario y del Flamengo para sentarse conmigo a la mesa, recibirme en las escaleras, besarme en la oficina por la mañana, o pedirme la bendición de siempre por la noche. Todas estas acciones fueron repugnantes; Los toleré y practiqué, para no descubrirme a mí mismo y al mundo. Pero lo que podía esconder del mundo, no podía hacerme a mí, que vivía más cerca de mí que nadie. Cuando ni madre ni hijo estaban conmigo, mi desesperación era grande, y juré matarlos a ambos, a veces por golpe, ahora lentamente, para dividir por la hora de la muerte todos los minutos de la vida aburrida y agonizante. Sin embargo, cuando regresé a la casa y vi en lo alto de las escaleras a la criaturita que me quería y me esperaba, me desarmaron y aplacé el castigo de un día para otro.

Lo que pasó entre Capitu y yo en esos días oscuros, no se notará aquí, porque es tan pequeño y repetido, y tan tarde que no se puede decir sin fallas o cansancio. Pero el director lo hará. Y lo principal es que nuestras tormentas ahora eran continuas y terribles. Antes de que se descubriera esa mala tierra de la verdad, teníamos otras que duraron poco; No pasó mucho tiempo antes de que el cielo se volviera azul, el sol estaba claro y el mar se molió, donde abrimos de nuevo las velas que nos llevaban a las islas y costas más hermosas del universo, hasta que otro pie de viento sopló todo, y nosotros, nos pusimos la funda. , esperábamos otra bonanza, que no fue ni tardía ni dudosa, más bien total, cercana y firme (…)”.

(Fragmento del libro Dom Casmurro, de Machado de Assis)

La narración de los hechos que afronta el lector en la novela Dom Casmurro, de Machado de Assis, se desarrolla en primera persona, por tanto, desde el punto de vista del personaje Bentinho. Por tanto, sería correcto decir que se presenta:

a) Fiel a los hechos y perfectamente adaptada a la realidad.
b) adicto a la perspectiva unilateral asumida por el narrador.
c) perturbado por la interferencia de Capitu que acaba guiando al narrador.
d) exenta de cualquier forma de injerencia, ya que busca la verdad.
e) indeciso entre la denuncia de los hechos y la imposibilidad de ordenarlos.

Alternativa b: viciada por la perspectiva unilateral asumida por el narrador.

3. (Enem)

La partida

Me desperté por la mañana. Al principio con tranquilidad, y luego con obstinación, quise volver a dormir. Inútil, el sueño se había agotado. Con cautela, encendí una cerilla: eran más de las tres. Por tanto, disponía de menos de dos horas, porque el tren llegaría a las cinco. Luego vino el deseo de no pasar una hora más en esa casa. Dejar, sin decir nada, dejar mis cadenas de disciplina y amor lo antes posible.

Con miedo de hacer ruido, fui a la cocina, me lavé la cara, los dientes, me peiné y, al regresar a mi habitación, me vestí. Me puse los zapatos y me senté un momento en el borde de la cama. Mi abuela seguía durmiendo. ¿Debería correr o hablar con ella? Ahora, unas palabras … ¿Cuánto me costó despertarla, despedirme?

LINS, O. La partida. Mejores cuentos. Selección y prefacio de Sandra Nitrini. São Paulo: Global, 2003.

En el texto, el personaje narrador, al borde de la partida, describe su vacilación en separarse de su abuela. Este sentimiento contradictorio se expresa claramente en el extracto:

a) “Primero con tranquilidad, y luego con obstinación, quise volver a dormir”
b) “Tenía, por tanto, menos de dos horas, porque el tren llegaría a las cinco”
c) «Me puse los zapatos, me senté un momento junto a la cama»
d) “Salir, sin decir nada, dejar mis cadenas de disciplina y amor cuanto antes”
e) “¿Debería huir o hablar con ella? Ahora, unas pocas palabras … «

Alternativa y: “¿Debería huir o hablar con ella? Ahora, unas pocas palabras … «

Leer tambien:

  • Tipos de Texto
  • Géneros textuales
  • Texto narrativo