Energía no renovable

Energía no renovable

UNA energía no renovable (o energías sucias) son aquellas producidas a partir de fuentes de energía que se encuentran agotadas en la naturaleza y, por tanto, provocan diversos impactos ambientales.

Esta energía de origen orgánico (de origen vegetal o animal) es limitada y tarda millones de años en formarse en la naturaleza.

Aunque presentan grandes cantidades, si se agotan no se pueden regenerar fácilmente, ya que sus reservas son finitas.

Ejemplos de fuentes de energía no renovables

Combustibles fósiles

Los combustibles fósiles provienen de restos orgánicos (animales y plantas) que se han acumulado a lo largo de los años en la corteza terrestre. Son: petróleo, carbón, pizarra, betún y gas natural.

La quema de combustibles fósiles libera varios gases nocivos que influyen en el aumento del efecto invernadero y el calentamiento global.

Como consecuencia, tenemos la contaminación del medio ambiente y el cambio climático. Aunque es muy contaminante, en el mundo actual es el tipo de fuente más utilizado para la generación de energía, con énfasis en el petróleo.

¿Qué tal leer más sobre el petróleo?

Combustibles nucleares

La energía nuclear o atómica es una de las más peligrosas, ya que puede causar daños irreversibles en el planeta.

Proviene de elementos radiactivos y se obtiene de la fisión del átomo de uranio y torio. El costo de generar energía a partir de centrales nucleares es relativamente alto y su sistema es muy complejo.

Si bien es una opción energética ventajosa (alta producción de energía), los riesgos de contaminación radiactiva son elevados, además de la contaminación térmica que genera.

Entender los que es: Fisión y fusión nuclear.

Ventajas y desventajas

Beneficios

Una de las principales ventajas de utilizar fuentes de energía no renovables es que son más económicas de implementar, mantener y transportar.

Son las más conocidas y utilizadas en varios países, ya que tienen una alta eficiencia energética en comparación con las energías renovables.

Además, su uso ha creado muchos puestos de trabajo (especialmente en países subdesarrollados), contribuyendo a la mejora de la economía y la distribución del ingreso.

Desventajas

Sin embargo, el uso de recursos no renovables genera muchos contaminantes y tiene un alto impacto ambiental, por ejemplo: calentamiento global, lluvia ácida, pérdida de biodiversidad, así como agotamiento de fuentes.

Los gases liberados por la quema de estos combustibles contaminan el aire y contribuyen al aumento del efecto invernadero y al calentamiento global.

Muchos accidentes causados ​​por combustibles fósiles y nucleares (derrame de petróleo, explosión de una planta nuclear, etc.) son extremadamente degradantes y pueden acabar con un ecosistema o contaminar un área durante mucho tiempo.

Energía renovable

Por otro lado, existen fuentes de energía renovables (energías limpias) producidas a partir de recursos que se renuevan fácilmente en la naturaleza, por ejemplo: solar, hidráulica, eólica, geotérmica, gravitacional, hidrógeno y biomasa. Se ha utilizado cada vez más porque no tiene impacto ambiental.

Comprenda más sobre la energía: