El lenguaje del barroco

El lenguaje del barroco

UN Idioma hacer Barroco es provocador y rebelde. Retrata la inquietud, la inconformidad del hombre y su conflicto de cuerpo y alma, razón y fe (dualismo y contradicción).

Todo esto se debe al contexto histórico en el que se inserta, especialmente el Renacimiento y la Contrarreforma.

Las figuras del lenguaje se exploran particularmente en la escuela literaria barroca, que predominó en el siglo XVII.

El lema del barroco

El lema del barroco es precisamente la ant√≠tesis “vida y muerte” y, por extensi√≥n, la brevedad de su existencia.

Así, en este período el hombre cuestiona la fe en detrimento de los placeres de la vida, así como cuestiona la inestabilidad y la inconstancia.

La premisa de carpe diem – Expresi√≥n latina cuyo significado literal es ‚Äúaprovechar el d√≠a‚ÄĚ – es ampliamente utilizada durante este per√≠odo. Significa que se debe disfrutar cada momento de la vida.

Tendencias barrocas

Las dos tendencias que predominaron en este movimiento literario fueron:

  • Cultismo – Se llama “juego de palabras”. Contiene formalismo y vocabulario elaborado, as√≠ como el uso frecuente de figuras ret√≥ricas.
  • Conceptismo – Se llama “juego de ideas”. Contiene razonamiento y pensamiento l√≥gico.

Obtenga más información sobre el cultismo y el conceptualismo.

Figuras del lenguaje

Entre los recursos más utilizados por los autores barrocos destacan las siguientes figuras retóricas:

Antítesis

Fue el recurso m√°s utilizado en el Barroco mediante el uso de conceptos opuestos.

Ejemplo:

Te he despojado de tu alta clemencia;
Si un pecado es suficiente para enojarte tanto

(Gregório de Matos)

Antítesis presente: misericordia x irar

Paradoja

Uso de expresiones contradictorias o absurdas.

Ejemplo:

He pecado, Se√Īor, pero no porque haya pecado
(Gregório de Matos)

Hipérbole

Uso de expresiones exageradas.

Ejemplo:

El cielo cae al fin
(Padre Ant√īnio Vieira)

Hipérbole presente: el cielo cae.

Met√°fora

Uso de palabras o expresiones an√°logas.

Ejemplo:

Yo soy, Se√Īor, la oveja descarriada
(Gregório de Matos)

Met√°fora presente: oveja descarriada = pecador

Anacoluto

Romper el orden lógico de la oración.

Ejemplo:

Las hermanas de Delfos llaman no quieren
(Bento Teixeira)

Barroco no Brasil

La poes√≠a de Greg√≥rio de Matos (1633-1695) fue la principal expresi√≥n del Barroco en Brasil. Se le conoci√≥ como ‚ÄúBoca de Inferno‚ÄĚ por su forma sat√≠rica de expresarse, cr√≠ticamente y sin miedo.

Para comprender mejor el lenguaje del cultismo y el contenido que utiliza, consulte un ejemplo a continuación:

Bahía triste

¡Triste Bahía! Oh que diferente
¬°T√ļ eres y yo soy de nuestro antiguo estado!
Pobre te veo, est√°s comprometido,
Ya te vi rico, eres abundante.

La máquina del comerciante cambió para ti
Que ha entrado en tu amplia barra,
√Čl me cambi√≥ y ha cambiado
Tanto negocio y tanto distribuidor.

Le diste tanta az√ļcar excelente
Por drogas in√ļtiles, esa abeja
Simple aceptado por el astuto Brichote.

Oh, si quisiera a Dios tan de repente
Un día amanece tan serio
¡Deja tu manto de algodón!

Barroco en Portugal

El padre Ant√īnio Vieira (1608-1697) fue un gran orador y el principal escritor del barroco portugu√©s.

A continuaci√≥n se muestra un extracto de “Serm√≥n por el buen √©xito de las armas de Portugal contra las de los Pa√≠ses Bajos“en un estilo conceptista:

Este es, Dios Todopoderoso y Misericordioso, esta es la polilla que usaste para dar tu piedad, que estaba tan contento con tu coraz√≥n. Y usar√© esto nuevamente hoy, porque el estado en el que nos encontramos es m√°s el mismo que similar. No predicar√© a la gente hoy, no hablar√© a los hombres; Cuanto m√°s fuerte salgan mis palabras o mis voces: todo el serm√≥n se dirigir√° a tu divino seno. Este es el √ļltimo de quince d√≠as continuos, en los que todas las iglesias de esta Metr√≥poli, al mismo trono de Vuestra Majestad, han representado sus depreciaciones; y por lo tanto el d√≠a es el √ļltimo, es solo que el √ļltimo y √ļnico remedio se usa tan bien en √©l. Todos estos d√≠as los predicadores evang√©licos se cansaron de predicar penitencia a los 3 hombres; y por eso no se convirtieron, yo, Se√Īor, quiero convertirte. Se supone que vengo de tu misericordia, Dios m√≠o, que aunque somos pecadores, t√ļ seguir√°s siendo el arrepentido.

Leer m√°s sobre este movimiento:

  • Barroco
  • Estilo Barroco
  • poes√≠a Barroca
  • Arte Barroca
  • Caracter√≠sticas barrocas
  • Serm√≥n del sexag√©simo del padre Ant√īnio Vieira
  • Ejercicios barrocos