El lenguaje del barroco


El lenguaje del Barroco

¿Qué es?

El Barroco es un movimiento artístico que se originó en Italia durante el siglo XVII. Desarrolló un lenguaje visual muy rico y expresivo, caracterizado por la combinación de nuevos materiales, técnicas y formas con una tónica visual luxuriosa, grandiosa y con una fuerte tendencia a la decoración.

Características

El lenguaje del Barroco presenta variadas características:

  • Técnicas de contraste: Las obras del Barroco suelen combinar varios elementos como lo clásico, lo religioso, lo esotérico, etc para contrarrestar cada uno de ellos generando un gran contraste.
  • Dramatismo: Sus obras suelen generar una sensación de profunda emoción e intensidad.
  • Opulencia: Ofrece una gran magnificencia visual caracterizada por colores intenso y un empleo del detalle para crear una sensación de abundancia y lujo.

Ejemplo

Un gran ejemplo del lenguaje Barroco es la obra La Sagrada Familia de Antonio Gaudí, que fue construida entre 1882 y 1926. Esta obra combina una fuerte tendencia al detalle decorativo con una abrumadora sensación de opulencia, tanto para distraer la atención como para crear la impresión de que la iglesia es más grande de lo que en realidad es. Esta obra también destaca por sus contrastes entre el color, los materiales y las formas, lo que genera una sensación de drama visual.

Conclusion

El lenguaje del Barroco fue un movimiento artístico clave en el desarrollo de la pintura y la arquitectura. Sus obras destacan por la profunda intensidad visual, los contrastes y la fuerte tendencia hacia la opulencia y el drama. Ejemplificado por la obra de Antonio Gaudí, El lenguaje del barroco puede servir como fuente de inspiración para las artes contemporáneas.

El lenguaje del barroco

El Barroco es un estilo artístico que apareció en la primera mitad del siglo XVII en los territorios católicos de Europa, generalmente se caracteriza por la exagerada ornamentación de sus obras. Su lenguaje también se basa en contrastes, simetías, sorpresas y atrevidos movimientos con una ingestrumental colorido.

Características principales

  • Contrastes: El lenguaje barroco explora la oposición entre luces y sombras con la intención de aumentar la dramatización de las obras de arte.
  • Simetías: Las partes de una obra se complementan para darle una sensación de equilibrio a la pieza, la contraparte es clave para completar la pintura.
  • Temáticas Los temas relaciones con religión, historia, mitología y naturaleza están presentes en las obras de estilo barroco.
  • Fluidez: La movilidad es clave para conjugar todos los elemento de una obra barroca, se debe de generar un flujo entre todos los elementos.

Ejemplos famosos del barroco

  • El Juicio Final, Miguel Ángel: Se trata de un fresco de gran formato que representa el juicio final sobre la pared de la Capilla Sixtina en el Vaticano, con sus dramáticos contrastes y simetrías, el Juicio Final es considerado el máximo exponente del estilo barroco italiano.
  • Conversión de San Pablo, Caravaggio: Esta obra está basada en el relato bíblico de la conversión de San Pablo en la ruta de Damasco. La fuerte luz que se proyecta desde el fondo sobre el rostro de Sanson Pablo, contrasta profundamente con la oscuridad que rodea el resto de la imagen.

Centro Gaudí, Antonio Gaudí: El arquitecto español Antonio Gaudí fue el responsable del desarrollo del modernismo catalán que fusionaba Art Nouveau con raíces del barroco español. Su obra emblemática es la Sagrada Familia, una enorme catedral que aún no se completa y combina a la perfección las herramientas de diseño del barroco con los alrededores naturales.

En la actualidad el barroco continúa siendo una fuente de inspiración para artistas contemporáneos como los escultores y fotógrafos Alessandro Mendini y David LaChapelle. Mendini toma referencias desde los elementos claves del estilo para reinterpretar sus formas en sus fotografías, videoclips y esculturas, mientras que LaChapelle busca generar una contemplación sobre la relación entre luces y sombras, contrastes e inmovilidad a través de sus imágenes.

El lenguaje del barroco

El barroco fue un movimiento artístico y literario desarrollado principalmente entre los siglos XVI y XVII en Europa. Caracterizado por una estética ornamental, voluptuosa y excesiva, el lenguaje del barroco se hizo popular en la poesía, en el teatro, y en la prosa del momento.

Elaboración del lenguaje Barroco

El lenguaje barroco se caracteriza por una oratoria suelta, lúdica y apasionada, empleando muchos recursos literarios para elaborar un discurso ensalzado y bello. Esta época bautizada como el Siglo de Oro valoraba la exaltación, la artificiosidad y las referencias bíblicas como elementos importantes del lenguaje. De esta manera, los poetas buscaban emular la belleza de los lenguajes naturales, tanto escritos como hablados, ya que el barroco se caracterizó por deleitarse del artificio y la refinación de la obra de arte.

Letras de molde minúsculas

Los elementos del lenguaje Barroco

El lenguaje barroco se caracteriza por incorporar muchos elementos para crear un discurso rebuscado y refinado. Los recursos literarios más famosos son:

  • Figuras retóricas: los poetas empleaban figuras retóricas para darle más fuerza y belleza al discurso. La metáfora, la hipérbole, y la antonomása, eran ejemplos de figuras retóricas muy usadas.
  • Giro sintáctico: el giro sintáctico se refiere al uso de figuras sintácticas para lograr un discurso más sutil, más refinado y con mayor alcance poético.
  • Espasmo y aposición: el espasmo y la aposición consisten en demorar el tema principal de la frase para agregarle un adorno.
  • Comparaciones: las comparaciones hacían referencia a la naturaleza y a objetos cotidianos para explicar alguna situación.

El lenguaje del barroco gozó de un gran éxito en toda Europa durante los siglos XVI y XVII, pero con el avance de nuevas corrientes literarias, la época barroca cayó en el olvido, hasta que fue recuperada por los poetas modernos a finales del siglo XX.

También puede interesarte este contenido relacionado: