Un Dictadura militar en Brasil Fue un régimen autoritario que comenzó con el golpe militar el 31 de marzo de 1964, con la expulsión del presidente João Goulart.

El régimen militar duró 21 años (1964-1985) y estableció la censura de la prensa, la restricción de los derechos políticos y la persecución policial de los opositores al régimen.

El golpe del 31 de marzo de 1964

El golpe militar del 31 de marzo de 1964 tenía como objetivo evitar el avance de las organizaciones populares del gobierno de João Goulart, acusadas de comunista.

El punto de partida fue la renuncia del presidente Jânio Quadros, el 25 de agosto de 1961. El Congreso Nacional juró temporalmente al alcalde, el diputado Ranieri Mazzili, mientras el vicepresidente viajaba a China.

Portada del periódico O Globo, 2 de abril de 1964.

Cuando Joao Goulart comenzó su viaje de regreso, los ministros militares emitieron un veto sobre la posesión de Jango, alegando que defendía las ideas izquierdistas.

El impedimento violó la Constitución y no fue aceptado por varios segmentos de la nación, que comenzaron a movilizarse. Las manifestaciones y huelgas se extendieron por todo el país.

Ante la amenaza de una guerra civil, la Enmienda Constitucional N ° 4 fue propuesta en el Congreso, estableciendo el régimen parlamentario en Brasil.

De esa manera, Goulart sería presidente, pero con poderes limitados. Jango aceptó la reducción de sus poderes, con la esperanza de recuperarla a su debido tiempo.

El Congreso votó a favor de la medida, y Goulart asumió el cargo el 7 de septiembre de 1961. El diputado Tancredo Neves fue nombrado primer ministro.

El parlamentarismo duró hasta enero de 1963, cuando un plebiscito puso fin al breve período parlamentario republicano.

Gobierno de João Goulart

En 1964, Jango resuelve lanzar reformas básicas para cambiar el país. Así, el presidente anunció:

  • Expropiaciones de tierras;
  • nacionalización de refinerías de petróleo;
  • reforma electoral que garantice el voto de las personas analfabetas;
  • reforma universitaria, entre otros.

La inflación alcanzó en 1963, la tasa del 73,5%. El presidente exigió una nueva constitución que terminaría con las "estructuras arcaicas" de la sociedad brasileña.

Los estudiantes universitarios trabajaron a través de sus organizaciones y uno de los principales fue la Unión Nacional de Estudiantes (UNE).

Los comunistas de diversas tendencias estaban haciendo un intenso trabajo de organización y movilización popular, a pesar de su ilegalidad. Ante el creciente descontento, los opositores del gobierno aceleraron el golpe.

El 31 de marzo de 1964, el presidente fue depuesto y las fuerzas que intentaron resistir el golpe sufrieron una severa represión. Jango se refugió en Uruguay y una junta militar tomó el control del país.

El 9 de abril, se decretó la Ley Institucional No. 1, que faculta al Congreso para elegir al nuevo presidente. La elección fue el general Humberto de Alencar Castelo Branco, que había sido jefe de gabinete del ejército.

Fue solo el comienzo de la interferencia militar en la gestión política de la sociedad brasileña.

La concentración de poder

Después del golpe de 1964, el modelo político tenía como objetivo fortalecer el poder ejecutivo. Diecisiete actos institucionales y alrededor de mil leyes excepcionales se impusieron a la sociedad brasileña.

Con la Ley Institucional No. 2, los viejos partidos políticos fueron cerrados y se adoptó el bipartidismo.

  • la National Renewing Alliance (Arena), que apoyó al gobierno;
  • El Movimiento Democrático Brasileño (MDB), que representa a los opositores, pero rodeado de estrechos límites de acción.

El gobierno estableció un fuerte sistema de control que dificultó la resistencia al régimen mediante la creación del Servicio Nacional de Información (SNI). Este fue encabezado por el general Golbery de Couto e Silva.

Los actos institucionales fueron promulgados durante los gobiernos de los generales Castello Branco (1964-1967) y Artur da Costa e Silva (1967-1969). En la práctica, han destruido el estado de derecho y las instituciones democráticas del país.

En términos económicos, los militares buscaron restaurar la credibilidad del país con capital extranjero. Así se tomaron las siguientes medidas:

  • contención de salarios y derechos laborales;
  • aumento de tarifas para servicios públicos;
  • restricción de crédito;
  • recortar el gasto del gobierno;
  • disminución de la inflación, que fue de alrededor del 90% anual.

Entre los militares, sin embargo, hubo desacuerdos. El grupo más radical, conocido como la "línea dura", estaba presionando al grupo Castelo Branco para que no admitiera su insatisfacción y eliminara a los civiles del núcleo de las decisiones políticas.

Las diferencias internas entre los militares influyeron en la elección del nuevo presidente general.

El 15 de marzo de 1967, el general Artur da Costa e Silva, vinculado a los radicales, asumió el poder. La nueva Constitución de 1967 ya había sido aprobado por el Congreso Nacional.

A pesar de toda la represión, el nuevo presidente enfrentó dificultades. El Frente Amplio se formó para oponerse al gobierno, dirigido por el periodista Carlos Lacerda. y el ex presidente Juscelino Kubitschek.

La resistencia de la sociedad

La sociedad reaccionó a la arbitrariedad del gobierno. En 1965, se escenificó la obra "Liberdade, Liberdade" de Millôr Fernandes y Flavio Rangel, que criticó al gobierno militar.

Los festivales de música brasileños fueron escenarios importantes para la actuación de los compositores, que compusieron canciones de protesta.

La Iglesia Católica estaba dividida: los grupos más tradicionales apoyaban al gobierno, pero los más progresistas criticaban la doctrina de la seguridad nacional.

Las huelgas de los trabajadores exigieron el fin de la reducción salarial y querían libertad para estructurar sus sindicatos. Los estudiantes realizaron marchas quejándose de la falta de libertad política.

Con la creciente represión y la dificultad de movilizar a la población, algunos líderes de izquierda organizaron grupos armados para luchar contra la dictadura.

Entre las organizaciones de izquierda se encontraban la Alianza de Liberación Nacional (ALN) y el Movimiento Revolucionario del 8 de octubre (MR-8).

El fuerte clima de tensión se vio agravado por el discurso del diputado Márcio Moreira Alves, quien pidió a la gente que no asistiera a las conmemoraciones del 7 de septiembre.

Para contener las manifestaciones de oposición, el General Costa e Silva emitió en diciembre de 1968, la Ley Institucional No. 5. Esto suspendió las actividades del Congreso y autorizó la persecución de los opositores.

En agosto de 1969, el presidente Costa e Silva sufrió un derrame cerebral y se hizo cargo del vicepresidente Pedro Aleixo, un político civil de Minas Gerais.

En octubre de 1969, 240 oficiales generales nombraron presidente al presidente Emilio Garrastazu Medici (1969-1974), ex jefe del SNI. En enero de 1970, un decreto ley endureció la censura previa de la prensa.

En la lucha contra los grupos de izquierda, el ejército creó el Departamento de Operaciones Internas (DOI) y el Centro de Operaciones de Defensa Interna (CODI).

La actividad de los órganos represivos interrumpió las organizaciones guerrilleras urbanas y rurales, que mataron a docenas de militantes izquierdistas.

Crecimiento económico

Con un fuerte esquema represivo, Medici gobernó tratando de transmitir la imagen de que el país había encontrado su camino hacia el desarrollo económico. Además de ganar la 70 Copa del Mundo, esto ha creado un estado de euforia en el país.

La pérdida de libertades políticas fue compensada por el aumento de la modernización. El petróleo, el trigo y los fertilizantes, que Brasil importó en grandes cantidades, eran baratos, se incorporaron a la agenda de exportación, soja, minerales y frutas.

El sector de más rápido crecimiento fue el de bienes duraderos, electrodomésticos, automóviles, camiones y autobuses. La industria de la construcción ha crecido.

Más de 1 millón de casas nuevas, financiadas por el Banco Nacional de la Vivienda (BNH), fueron construidas en diez años de gobierno militar. Se habló de "milagro brasileño" o "milagro económico".

Vista aérea del proyecto de vivienda del general Dale Coutinho construido a través del financiamiento de BNH en Santos en 1979.

En 1973, el "milagro" sufrió su primera dificultad, ya que la crisis internacional aumentó abruptamente el precio del petróleo, haciendo que las exportaciones fueran más caras.

El aumento de las tasas de interés en el sistema financiero internacional ha elevado las tasas de interés de la deuda externa brasileña. Esto obligó al gobierno a obtener nuevos préstamos para aumentar aún más la deuda.

Redemocratización

El 15 de marzo de 1974, Medici fue reemplazado como presidente por el general Ernesto Geisel (1974-1979). Asumió la promesa de reanudar el crecimiento económico y restaurar la democracia.

Incluso comenzó una apertura política lenta y controlada, que permitió que la oposición creciera.

El gobierno de Geisel aumentó la participación estatal en la economía. Continuaron varios proyectos de infraestructura, incluyendo el Ferrovia do Aço en Minas Gerais, la construcción de la presa hidroeléctrica Tucuruí en el río Tocantins y el Proyecto Carajás.

Ha diversificado las relaciones diplomáticas y comerciales diplomáticas de Brasil, buscando atraer nuevas inversiones.

En las elecciones de 1974, la aglutinada oposición MDB obtuvo una gran victoria. Al mismo tiempo, Geisel buscó contener este avance. En 1976, limitó la propaganda electoral.

Al año siguiente, ante la negativa del MDB a aprobar la reforma constitucional, el Congreso se cerró y el mandato del presidente se extendió a seis años.

La oposición comenzó a presionar al gobierno, junto con la sociedad civil. Con una presión creciente, el Congreso ya reabrió en 1979 y aprobó la revocación de AI-5. El Congreso ya no podría cerrarse, ni los derechos políticos de los ciudadanos podrían verse privados.

Geisel eligió como su sucesor al general João Batista Figueiredo, elegido indirectamente. Figueiredo asumió el cargo el 15 de marzo de 1979, con el compromiso de profundizar el proceso de apertura política.

Sin embargo, la crisis económica continuó: la deuda externa alcanzó más de $ 100 mil millones y la inflación alcanzó el 200% anual.

Las reformas políticas continuaron, pero la línea dura continuó con el terrorismo. Surgieron varios partidos, entre ellos el Partido Socialdemócrata (PDS) y el Partido de los Trabajadores (PT). Se fundó la Central Única de Trabajadores (CUT).

Los espacios de lucha por el fin de la presencia de los militares en el poder central se multiplicaron.

Campaña electoral directa

En los últimos meses de 1983, comenzó una campaña para las elecciones directas de presidente, las "Diretas Já", que unieron a varios líderes políticos como Fernando Henrique Cardoso., Lula, Ulises Guimarães, entre otros.

El movimiento que alcanzó su punto máximo en 1984, cuando se votó la Enmienda Dante de Oliveira, que pretendía restablecer elecciones directas para presidente.

El 25 de abril, la enmienda, a pesar de ganar la mayoría de los votos, no logró obtener los 2/3 necesarios para su aprobación.

Poco después de la derrota del 25 de abril, la mayoría de las fuerzas de oposición decidieron participar en las elecciones presidenciales indirectas. PMDB ha lanzado Tancredo Neves, para presidente y José Sarney, para vicepresidente.

Habiendo reunido el Colegio Electoral, la mayoría de los votos fueron para Tancredo Neves, quien derrotó al candidato del PDS, Paulo Maluf. Así terminaron los días de la dictadura militar.

Presidentes durante la dictadura militar en Brasil

Castillo Blanco

Mandato 15 de abril de 1964 al 15 de marzo de 1967
Política interna Creación del Servicio Nacional de Información.
Economía Creación de Cruzeiro y el Banco Nacional de la Vivienda (BNH)
Politica externa Interrupción de las relaciones diplomáticas con Cuba y acercamiento con los Estados Unidos.

Arthur da Costa e Silva

Mandato 15/03/1967 al 31/08/1969
Política interna La Constitución de 1967 y la promulgación de AI-5 entraron en vigor. Embraer creación.
Economía Expansión del crédito e industrialización pesada.
Politica externa Acercarse a países africanos y asiáticos en foros internacionales. La visita de la reina Isabel II a Brasil.

Junta de Gobierno Provisional

  • Aurélio de Lira Tavares, Ministro del Ejército;
  • Augusto Rademaker, Ministro de la Marina;
  • Márcio de Souza e Melo, Ministro de Aeronáutica.
Mandato 31/08/1969 al 30 de octubre de 1969
Política interna La Junta de Gobierno solo ocupó la presidencia debido a la muerte de Costa e Silva. Por lo tanto, solo prepararon las elecciones cuando Medici sería elegido como presidente.

Emilio Garrastazu Medici

Mandato 30/10/1969 al 15/03/1974
Política interna Derrotó a la guerrilla Araguaia y creó el Departamento de Operaciones de Información.
Economía Creación de Embrapa y comienzo de la construcción de grandes obras como la Hidroeléctrica de Itaipú.
Politica externa Acuerdo con Paraguay y Argentina para la construcción de la planta. Visita a los Estados Unidos.

Ernesto Geisel

Mandato 15/03/1974 al 15/03/1979
Política interna Creación del estado de Mato Grosso do Sul, fusión del estado de Guanabara con Río de Janeiro y finalización de AI-5.
Economía Aumento de la deuda externa y estímulo al capital extranjero.
Politica externa Se reanudó el reconocimiento de la independencia de Angola, los acuerdos de energía nuclear con Alemania Occidental y las relaciones diplomáticas con China.

Juan el Bautista Figueiredo

Mandato 15/03/1979 al 15/03/1985
Política interna Creación del estado de Rondônia y reapertura política con la ley de amnistía.
Economía Modernización de la agricultura, aumento de la inflación y préstamos del FMI.
Politica externa Visita a los Estados Unidos.

Sigue leyendo: