Desiertos

Desiertos

El desierto corresponde a un tipo de región en la que las precipitaciones no superan los 250 mm anuales. Esta condición, combinada con la pérdida de agua por evaporación en forma de vapor, hace que la región sea extremadamente seca.

El rango térmico también es extremo, oscilando entre muy caluroso durante el día y muy frío durante la noche.

Características

Descubra las principales características de los desiertos:

Clima

Los desiertos ocurren en lugares donde la pérdida de agua debido a la evapotranspiración ocurre a una tasa mayor que la que normalmente tienen las plantas.

Las temperaturas pueden variar mucho durante el día. Si bien los días son cálidos, con temperaturas de hasta 45 ° C, por la noche puede llegar a -5 ° C. Esto se debe a que hay poco vapor de agua en la atmósfera y poca retención de calor. Además, el suelo arenoso tampoco absorbe calor, provocando que la temperatura baje en poco tiempo.

Obtenga más información sobre el clima del desierto y la humedad del aire.

Postres fríos y calientes

Sin embargo, los desiertos no son solo regiones cálidas, también hay desiertos fríos.

Los desiertos calientes ocurren en América del Norte, Australia, Asia y África. Tienen períodos húmedos y calurosos y algunos pueden pasar años sin lluvia. Los ejemplos incluyen el Sahara y el desierto de Atacama.

Los desiertos fríos se encuentran en la región central de los continentes de Asia y América del Norte. Se caracterizan por tener un período frío durante parte del año, cuando ocurren lluvias, además de veranos calurosos. Un ejemplo es el desierto de Gobi.

Solos

El suelo arenoso predomina en los desiertos

Los suelos de los desiertos están constituidos principalmente por procesos de erosión eólica y se caracterizan por la presencia de minerales y poca materia orgánica, es decir, no son muy fértiles.

El principal compuesto de este suelo es la arena, que se encuentra abundantemente en láminas y bancos de arena.

El suelo rocoso también es muy común y todavía podemos encontrar llanuras cubiertas de sal debido a la sequedad de los lagos del desierto, que están formados por la lluvia o el deshielo y son, por regla general, temporales, poco profundos y salados.

A pesar de ser considerados inhóspitos, los desiertos albergan una cantidad considerable de vida, que permanece oculta de una forma u otra para preservar su propia humedad.

Lea también sobre tipos de suelo.

Flora y fauna

En general, la vegetación está formada por pastos y arbustos, espaciados por el terreno. De las plantas del desierto, la más famosa es sin duda el cactus. Predomina la vegetación xerófila, siendo aquella adaptada al medio seco y con adaptaciones para evitar la pérdida de agua.

La fauna no es tan diversa como en otros ambientes, estando compuesta básicamente por reptiles, insectos y roedores.

Algunas especies de reptiles tienen adaptaciones para la vida en el desierto.

Cabe mencionar los oasis, donde la vegetación es irrigada por fuentes subterráneas o artificialmente, formando lugares capaces de sustentar la vida humana con relativa comodidad.

Oasis del desierto

Recursos minerales

La erosión expone los depósitos minerales existentes en los paisajes desérticos, que se han formado, se han enriquecido y conservado gracias al clima y al agua existente en el suelo, que lixivia (erosión por el agua) los minerales y los deposita en las aguas subterráneas en lugares susceptibles a minería.

De los minerales más valiosos, descubiertos en zonas áridas, podemos destacar la minería del cobre en los desiertos de Estados Unidos, Chile, Perú e Irán; minerales de hierro, plomo y zinc en Australia; oro, plata y uranio en Australia y Estados Unidos.

También vale la pena recordar que gran parte del petróleo del mundo se encuentra en regiones áridas y semiáridas de África y el Este.

Desertificación

La desertificación del suelo es el proceso por el cual se forman los desiertos, de donde la vegetación desaparece por acción humana o natural.

Saber más sobre:

¿Cuáles son los desiertos más grandes del mundo?

Los desiertos más grandes del mundo y sus respectivas áreas son:

  1. Desierto Antártico (Antártida) – 14.000.000 km²
  2. Desierto del Sahara (África) – 9.000.000 km²

  3. Desierto de Arabia (Asia) – 1.300.000 km²
  4. Desierto de Gobi (Asia) – 1.125.000 km²

  5. Desierto de Kalahari (África) – 580.000 km²

Curiosidades

  • Los desiertos son lugares ideales para la preservación de artefactos humanos y fósiles, de ahí la gran incidencia de momias y otros descubrimientos arqueológicos en regiones desérticas.
  • Los desiertos cubren aproximadamente el 20% de la superficie de la Tierra.