¿Cómo puede la terapia ayudarlo en su trayectoria profesional?

¿Cómo puede la terapia ayudarlo en su trayectoria profesional?

El plan de carrera es una herramienta para ayudar a una persona a planificar el camino hacia la realización profesional. Muchos comienzan la profesión soñada durante mucho tiempo con múltiples objetivos que quieren alcanzar. La visión se vuelve romántica, con énfasis en los logros y beneficios.

A medida que se ponen en contacto con la profesión a diario, se dan cuenta de que algunas de sus percepciones eran erróneas. Luego, los planes iniciales comienzan a cambiar mientras que otros se olvidan o se eliminan por completo.

También hay quienes no tienen planes y se aventuran en la profesión totalmente ciegos. Con tantas posibilidades disponibles, puede llevar años buscar la verdadera vocación. Mientras tanto, estas personas pueden sentirse perdidas e insatisfechas con sus trabajos, queriendo algo más que «ganarse el pan».

Finalmente, están las personas decididas. Saben lo que quieren desde el inicio de la universidad (a veces, esa certeza viene de la escuela) y no dudan cuando toman una decisión. Aun así, no pueden llevar a cabo sus planes de la forma deseada.

Sea cual sea su situación, sepa que combinar el plan de carrera con la terapia es muy ventajoso.

¿Qué es una trayectoria profesional?

Como todo lo demás en la vida, la vida profesional está llena de altibajos. Algunos días son simplemente mejores que otros. Para hacer frente a la montaña rusa de las emociones, la ansiedad y el estrés, debe ser flexible.

Como profesional, debes saber cuándo disfrutar del proceso y también cuándo adquirir una postura más activa. ¡Y no solo eso! Saber cuándo aceptar el cambio y cuándo seguir la intuición es igualmente importante. La trayectoria profesional puede ayudarlo a adquirir ese conocimiento.

Después de todo, al planificar tus objetivos, automáticamente defines los factores y las experiencias que quieres dejar fuera de tu carrera profesional, ¿verdad? Esta planificación consiste en establecer metas a corto y largo plazo, así como en fijar metas para alcanzarlas. Básicamente, te ayudan a determinar cómo pasarás de un punto a otro.

Por ejemplo, un vendedor con el objetivo de convertirse en supervisor de departamento puede tener los siguientes objetivos:

  • siempre que sea posible, primero alcance los objetivos de ventas de la empresa;
  • tomar cursos sobre ventas, marketing y el segmento de productos. Si las ventas están relacionadas con el turismo, debe estudiar sobre esta área, por ejemplo;
  • tener una buena relación con los compañeros de trabajo, independientemente del puesto dentro de la organización;
  • participar en capacitaciones, talleres y eventos brindados por la empresa;
  • asiste a clases online, lee sobre el tema y asiste a congresos orientados a la profesión.

Los objetivos presentes en la planificación sirven para ayudar al profesional a conocer sus próximos pasos. No deben ser motivo de presión, autosabotaje o autocrítica.

Sobre todo, las metas y objetivos debe reflejar tus deseos más profundos. ¿Cómo te ves en tu profesión dentro de cinco años? ¿Qué área te apasiona más? ¿A qué tipo de empresa quieres dedicar tu tiempo y conocimientos profesionales? Estos problemas también deben quedar claros en el plan.

¿Por qué hacer una carrera?

¿Has pensado alguna vez en planificar tu carrera? O, al menos, ¿se detuvo a pensar si está satisfecho con el momento presente y lo que quiere para el futuro? Las respuestas a estas preguntas son suficientes para iniciar una carrera.

Los profesionales en las situaciones más diversas pueden crear un plan, en cualquier momento de su vida profesional. La noción de construir y aferrarse a la planificación puede parecer inadecuada para los espíritus más libres. Sin embargo, las metas y los objetivos se pueden modificar cuando sea necesario.

Tu trayectoria profesional debe seguir el camino de los cambios en su carrera profesional. Por ejemplo, un día puede sentir la necesidad de cambiar de carrera. En este caso, puede abandonar el plan obsoleto y crear uno nuevo. Después de todo, nadie está obligado a seguir haciendo lo que ya no quiere.

Las siguientes son situaciones en las que la planificación profesional puede resultar útil:

  • dudas al inicio de la vida profesional;
  • deseo de cambiar de profesión;
  • insatisfacción con la función desempeñada o el momento actual de la carrera;
  • reemplazo en el mercado laboral;
  • incertidumbre sobre cómo comenzar a hacer cambios;
  • voluntad de alcanzar un determinado puesto en la empresa;
  • voluntad de llevar un estilo de vida determinado;
  • Necesito desarrollar la carrera actual.

¿Dónde entra la terapia?

Además de ser una fuente de bienestar y tratamiento mental, la terapia es un recurso que puede ser muy bien aprovechado por los profesionales.

El entorno profesional no es estable ni predecible. Proyectos, eventos, metas, plazos, las reuniones y los viajes compiten por la atención de todos los empleados. En este apuro, la vida familiar, social y amorosa puede pasar a un segundo plano.

Terapia para profesionales tiene como objetivo tratar el emocional afectado por el estrés y el desequilibrio entre los momentos de ocio y trabajo, evitando problemas como agotamiento, que aparece en momentos de gran agotamiento. También se explora en profundidad la inseguridad que afecta a los profesionales.

Si encuentra un callejón sin salida o necesita motivación adicional para consolidar su plan, las respuestas a sus preguntas se pueden encontrar en terapia.

¿Quieres saber cómo? ¡Vea abajo!

Conocimiento de sí mismo

El proceso de construir una trayectoria profesional requiere al menos una parte de conocimiento sobre usted mismo. De lo contrario, puede tomar decisiones apresuradas o seguir caminos inapropiados para su personalidad, forma de pensar y estilo de vida.

Uno de los muchos objetivos de la terapia es profundizar el autoconocimiento. Este proceso generalmente se realiza reflexionando sobre comportamientos, emociones, pensamientos y creencias.

El reencuadre de las experiencias negativas también suele ocurrir durante el seguimiento psicológico. Los problemas del presente pueden tener su origen en el pasado y, debido al dolor, desencadenan desencadenantes emocionales que pueden interferir con la calidad de vida.

Autorreflexão

La autorreflexión es una habilidad beneficiosa que debe cultivarse.

Es a través de ella que podemos analizar las experiencias y encontrar puntos problemáticos, especialmente aquellos que quedan “ocultos”. Si no nos detenemos a reflexionar en algún momento, podemos perder el control sobre él o desviarnos del camino hacia el escenario idealizado en nuestra cabeza.

La autorreflexión también se puede implementar para ayudar a lidiar con los problemas diarios. Por ejemplo, desacuerdos con un compañero de trabajo u opiniones diferentes a las del equipo. Cuando reflexionamos sobre estas situaciones con calma, señalamos cómo podríamos haber actuado de manera diferente y aprender a enfrentar el problema de manera más eficiente en el futuro.

Confianza en uno mismo

Con el autoconocimiento viene la confianza en uno mismo. La terapia es un espacio acogedor donde los pacientes pueden tomarse el tiempo para elevar su autoestima y desarrollar sus habilidades emocionales. Por supuesto, la confianza en ti mismo crece.

Para aprovechar su carrera, ¡tener confianza en sí mismo es esencial! Los profesionales confiados son más productivos, comprenden el valor de su trabajo y aprovechan las oportunidades que pueden parecer inexistentes para los demás.

Disciplina

Es prácticamente imposible que alguien logre todos los objetivos de su vida de la noche a la mañana. Para eso, se necesita persistencia. Si uno de sus objetivos es obtener un título de posgrado o realizar una especialización, deberá ser disciplinado para estudiar mientras trabaja y vive el resto de su vida.

Las personas que no logran hacer esto, lamentablemente, terminan rindiéndose incluso antes de llegar a la mitad.

Aunque el psicólogo no puede forzarlo Para lograr sus objetivos en terapia, puede actuar como apoyo y guía para que no se rinda.

Identificar fortalezas

¿Sabes cuáles son tus cualidades?

Si no lo sabe, ¡puede identificarlos en terapia! De nuevo, el autoconocimiento entra en juego para ayudarte a encontrar tus fortalezas, experimentarlos y, lo más importante, valorarlos.

Cuando se encuentran con desafíos en el entorno profesional, como una promoción o la presentación de un proyecto, muchas personas se sienten inseguras. No se dan cuenta que este es un “buen desafío” para que puedan crecer y destacar en la empresa.. En otras palabras, no confían plenamente en sus habilidades para desempeñar ese papel.

Motivación

La desmotivación es uno de los peores venenos para el profesional. Ella es capaz de mantenerte atrapado en medio de tu trayectoria profesional. Escribir pensamientos «¿Elegí el camino correcto para mí?» pueden surgir y también traer la sensación de que estás perdiendo el tiempo en el mercado laboral.

Con la orientación del psicólogo, el profesional puede identificar si la falta de motivación es consecuencia de la insatisfacción con la profesión, los planes de carrera o el entorno laboral. Además, puedes recordar cuales son tus verdaderas pasiones.

Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la capacidad de gestionar las emociones para sacar el máximo partido a las situaciones. Es una habilidad relevante tanto para jóvenes profesionales como para aquellos con años de experiencia. Evita que se cometan errores y que el estrés se vuelva insoportable. La ansiedad también se combate mediante un manejo inteligente de las emociones.

¡Vittude quiere ayudarlo a establecer y completar su trayectoria profesional a través de la terapia! Si está interesado, vaya aquí para buscar profesionales de la salud mental.

¿Te gustó la idea de cumplir tu plan de carrera con la ayuda de la terapia? ¡Busca al mejor profesional para ti en Vittude y cuida tu salud mental!