Cómo influye el Covid-19 en el aumento de los divorcios y la violencia doméstica

Cómo Covid-19 influye en el aumento de los divorcios y la violencia doméstica

Por si fuera poco estar viviendo un momento de tensión por la pandemia del COVID-19, otras noticias también están generando preocupación. Este es el caso del número de la cuarentena ha provocado divorcios y violencia doméstica.

En China, el fenómeno de las solicitudes de separación ya se ha producido desde que allí comenzó la propagación del coronavirus. En los medios de comunicación salió a la luz el hecho curioso de que los divorcios en una ciudad alcanzaron cifras récord.

Por espantoso que sea, lo peor es saber que, en Brasil, la cuarentena provocó un aumento de casi un 9% en el número de denuncias de violencia contra las mujeres (los datos son de la Ligue 180). En Paraná, hubo un aumento del 15% en los registros de violencia doméstica, mientras que en Río de Janeiro las cifras crecieron en un 50%.

Tanto los divorcios como la violencia doméstica existían antes de la cuarentena. Sin embargo, tales picos muestran algunos de los efectos secundarios del aislamiento social, una medida que hace que las personas se sientan más en casa y que los conflictos familiares se intensifiquen.

Ya sea en la vida en pareja o entre otros miembros de la familia, vivir juntos siempre es un desafío. Mantener la casa en armonía durante tiempos de pandemia no es una tarea sencilla, pero está lejos de justificar la violencia.

Por muy bueno que sea tener a alguien físicamente a su lado durante este tiempo, la adaptación puede ser complicada, especialmente con altos niveles de estrés. En este artículo, explicaremos por qué COVID-19 ha influido en el aumento de estos números y daremos algunos consejos para mejorar la convivencia en casa.

¿Por qué han aumentado los divorcios y la violencia doméstica en cuarentena?

La cuarentena es una medida que restringe el derecho de ir y venir de las personas, lo que de por sí ya es motivo de tensión. Además, la gente está preocupada por la salud y la economía, después de todo, muchas familias no tienen ingresos durante este período.

Esta situación eleva los niveles de estrés, miedo y ansiedad, que pueden desencadenar más peleas y desacuerdos dentro del hogar. Eso es porque la gente pasa todo el día (o la mayor parte) confinada en sus hogares. Aunque es natural que la convivencia humana resulte en fricciones, la violencia doméstica no es aceptable.

Si la relación entre dos es abusiva previamente y hay un intercambio de ofensas entre la pareja, las posibilidades de que los conflictos crezcan y desencadenen violencia doméstica son mayores. El abuso de alcohol también puede intensificar los actos violentos.

En otros casos, aunque no hay violencia, existe el reto de convivir con el cónyuge en un momento atípico, al fin y al cabo, las personas suelen tener rutinas separadas y verse en pequeños periodos del día. De repente, todo cambia y comienzas a ver a tu pareja las 24 horas del día, durante un período prolongado de tiempo.

Para algunos la adaptación puede resultar más sencilla, sin embargo, para otros termina siendo bastante compleja. No es de extrañar que, en una ciudad de China, las solicitudes de divorcio hayan alcanzado cifras récord.

La convivencia excesiva tiene el potencial de afectar las relaciones: aquellos que ya enfrentaron problemas sufren más, pero incluso si no se tiene cuidado, incluso aquellos que vivieron en una relación sana pueden verse afectados.

¿Cómo protegerse de la violencia doméstica?

Hay formas de intentar prevenir la violencia doméstica, por ejemplo, mediante el diálogo con la pareja. Sin embargo, no siempre es una medida eficaz. En casos de amenaza, daño físico o psicológico, se necesita ayuda.

El período de cuarentena ya es lo suficientemente angustiante, así que, siempre que sea posible, evite agregar preocupaciones. Si eres una persona que ha sufrido violencia doméstica, si eres mujer busca la comisaría de mujeres, la Casa da Mulher Brasileira y el Centro de Referência da Mulher. Además, puede llamar al 180 y realizar una denuncia en línea.

También vale la pena estar atento a acciones como Justiceiras, que se lanzó el 27/03/20 con el objetivo de Evitar el aumento de la violencia doméstica en el período de aislamiento social. El proyecto es una iniciativa de la sociedad civil: una asociación entre el Instituto Bem Querer, el Instituto Nelson Wilians y el Instituto Justiça de Saia.

El objetivo es crear una conexión entre mujeres voluntarias para ofrecer apoyo a las víctimas de violencia doméstica, además de orientación médica, psicológica y legal.

¿Cómo mejorar la convivencia durante la cuarentena?

Cuando se trata de divorcio, por complejo que sea, es más fácil tomar precauciones para cuidar la convivencia durante los tiempos de cuarentena.

Recuerda cómo era tu vida antes del aislamiento social: te despiertas, te vistes, sales a trabajar y vuelves al final del día. Esta era la vida diaria de la mayoría de la gente. Es decir, durante esta rutina terminaste viendo a tu pareja solo por un corto período del día.

¡Ahora todo ha cambiado! Como la mayoría de la gente trabaja de forma remota, es necesario adaptarse a esta nueva realidad.

Vivir en una casa más grande puede reducir los conflictos, después de todo, hay más espacio para trabajar y disfrutar de sus actividades de ocio. Sin embargo, aquellos que viven en lugares pequeños, a menudo con solo un dormitorio y una sala de estar junto a la cocina, el desafío se vuelve mucho mayor.

¡He separado algunos consejos para ayudar a quienes se enfrentan a este nuevo escenario!

Mantener rutinas independientes

Puede parecer imposible, pero puedes crear una rutina independiente de tu cónyuge, incluso si pasas todo el día en la misma casa. Cada uno debe establecer sus horarios y actividades de forma independiente.

Esto significa que debe negociar una organización de tareas personales y profesionales. Mientras uno trabaja, por ejemplo, el otro puede hacer algo de ejercicio físico o entretener a los niños.

Para trabajar, si es posible dar preferencia a entornos de trabajo separados. De esta forma, uno no molesta al otro y es posible establecer la privacidad de ambos. Es muy importante que cada uno continúe con su individualidad, realizando sus tareas y actividades que le brinden placer.

No es porque estén confinados en un hogar que necesitan hacer todo juntos todo el tiempo. Es posible que esto ni siquiera sea saludable para la relación.

Respete la privacidad de los demás

El hecho de que trabajen desde casa no significa que estén disponibles todo el día. Es necesario tener en cuenta que la jornada laboral es jornada laboral. Salvo en casos de emergencia, el socio debe respetar al otro y tratar de no interrumpirlo durante los momentos destinados a obligaciones profesionales.

Y la privacidad no se trata solo de horas de trabajo. En ocasiones la pareja puede querer estar sola, leer, escuchar una canción, es decir, tener un momento introspectivo. Esto debe ser respetado, principalmente porque vivimos con muchas incertidumbres.

Haz una división justa de tareas

Si todavía existía una historia en tu casa de que las tareas del hogar son responsabilidad de la mujer, olvídalo de una vez por todas. Con o sin aislamiento social, este tipo de pensamiento ya no debería existir.

La cuarentena es una gran oportunidad para repensar las responsabilidades dentro del hogar. El período de cambio deja una hermosa invitación a revisar viejos paradigmas. ¿Qué tal la idea de que cada uno contribuya a las tareas domésticas diarias? Cocinar, lavar y limpiar son algunos ejemplos de obligaciones que deben dividirse según la nueva realidad.

Para no pesar a nadie, lo ideal es llegar a un acuerdo sobre las responsabilidades de cada uno. Recuerda que es un momento de solidaridad y unidad.

Estar abierto al diálogo

La única forma de resolver los conflictos es mediante la conversación. Por lo tanto, evite las actitudes agresivas, después de todo, todos ya están lo suficientemente nerviosos. Es importante estar disponible para hablar de todo, incluida la relación.

¿Qué esta trabajando? ¿Cómo pueden mejorar la convivencia? Un diálogo honesto y transparente es esencial para sobrevivir a la cuarentena con su cónyuge.

Ten momentos de ocio y diversión.

Lo bueno de vivir con alguien durante la cuarentena es que pueden tener momentos de ocio juntos, que pueden ser aún más placenteros. A pesar de este momento de incertidumbre, aprovechar el tiempo libre y los fines de semana para disfrutar de la compañía del otro es muy saludable.

Reserve unos momentos en su agenda para ver películas, cocinar, hacer ejercicio, meditar o cualquier otra cosa que les agrade a ambos. ¡Es importante abstraerse de los problemas al lado de aquellos que nos hacen bien!

Sea tolerante y empático

Estamos viviendo un momento atípico donde, más que nunca, es necesario ponerse en el lugar del otro y ser más paciente.

Los conflictos pueden ocurrir durante este intenso período de convivencia, pero usted es la única persona responsable de decidir cómo reaccionará ante ellos. Trate de ser tolerante con la ansiedad y el estrés del otro, después de todo, todos estamos angustiados con la situación.

Busque en el diálogo una forma de consolar las aflicciones del momento y ser más tolerante con los errores del otro. Se harán más evidentes por la excesiva convivencia y ¡todo va bien!

Compartir cuidado de niños

Las parejas con hijos afrontan una realidad aún más diferente, ya que la presencia de los hijos cambia totalmente la dinámica de la pareja. Si ambos necesitan trabajar durante el día, es importante establecer una rutina para el niño y organizar responsabilidades.

Ambos necesitan trabajar y descansar en algún momento, pero el niño también necesita cuidados y atención. El consejo es aprovechar la flexibilidad para intentar encajar actividades con el niño en la rutina, alternando entre padre y madre para que ninguno se sobrecargue.

Lo bueno es que pasarás más tiempo con la familia, entonces ¿qué tal proponer juegos y actividades en las que todos puedan participar y fortalecer el vínculo?

Recibe terapia

El aislamiento social hizo que los psicólogos que atendían a sus pacientes en persona comenzaran a realizar sesiones a distancia, es decir, de manera virtual.

La psicoterapia es muy recomendable en cualquier etapa de la vida, pero en momentos como este lo es aún más. Vivimos en un período de incertidumbre, donde nos damos cuenta de que no tenemos control sobre todo. La vida cambió radicalmente de la noche a la mañana.

Dada la realidad actual, es norma sentirse más angustiado, ansioso e irritable. Si siente que sus emociones se están intensificando y que esto le afecta a usted y a vivir con su cónyuge, busque la ayuda de un psicólogo.

Ante tantas incertidumbres, es importante cuidar la salud mental para mantenerse saludable y cultivar un clima agradable en el hogar. La terapia es una herramienta valiosa que le ayudará a cuidarse a sí mismo y a los demás.

Y la buena noticia es que las sesiones online suelen ser más accesibles, ya que no tienes que invertir en desplazamientos, aparcamientos, etc. Si el tema financiero es un dilema, sepa que Vittude creó la campaña #SozinhosNunca, con sesiones de hasta 50 minutos, con un valor social de R $ 20,00. ¡Ahora, solo aquellos que no quieran ir a terapia!

Plataformas como Vittude son una forma de encuentra el psicólogo adecuado para ti. Hay más de 5000 profesionales registrados de diferentes especialidades. Independientemente de si vives en Brasil o en el extranjero, lo importante es saber que siempre hay un psicólogo dispuesto a ayudarte en estos momentos difíciles.

Cuida tu salud mental durante la cuarentena

La cuarentena es un momento para mirar al otro, pero también para cuidarse. La terapia es una forma de hacer esto.

Siga el Instagram de Vittude @vittude, donde compartimos una gran cantidad de contenido para ayudarlo a abordar el aislamiento social. Y visite el sitio web de Vittude para encontrar un psicólogo que lo ayude a superar los problemas de ansiedad y a cuidar su salud.