Un claustrofobia Es una fobia situacional que implica el miedo a espacios cerrados o confinados. Una persona con claustrofobia sufre ataques de pánico o miedo constante de tener un ataque en cualquier momento.

La claustrofobia es una de las fobias más comunes y, como cualquier otra, su gravedad puede variar mucho de persona a persona. Puede experimentar síntomas en habitaciones pequeñas, espacios cerrados, multitudes y muchas otras situaciones en diferentes niveles.

Ser claustrofóbico puede limitar severamente la vida, causando que una persona pierda situaciones que de otra manera disfrutaría con alegría. Comprender cómo funciona la claustrofobia, cuáles son sus síntomas y cómo se trata es fundamental para aliviar su impacto en la calidad de vida de los pacientes. Según Luiz Vicente Figueira de Mello, supervisor del programa de ansiedad IPq, entre el 20% y el 25% de la población mundial tiene alguna fobia, y claustrofobia y agorafobia, a medida que se superponen, llegan al 4% al 5% de las personas.

¿Qué es la claustrofobia?

Las fobias a menudo se describen como un miedo. abrumador y debilitante de un objeto, lugar, situación, sentimiento o animal. Son más fuertes que los miedos comunes y tienden a desarrollarse cuando una persona tiene una sensación de peligro exagerada o poco realista sobre una situación u objeto.

Si un paciente con fobia no contacta la fuente de su problema con mucha frecuencia, es posible que no afecte su vida. Aunque en algunos casos incluso pensar en lo que temen puede causar ansiedad a la persona. anticipatorio Si una fobia se vuelve demasiado severa, la persona que sufre puede organizar su vida evitando el aspecto que está causando el sufrimiento..

Si se produce un ataque de pánico cuando los claustrofóbicos están en espacios confinados, la persona claustrofóbica teme no poder escapar de la situación. Los enfermos de claustrofobia pueden tener dificultades para respirar en auditorios, teatros y ascensores cerrados, por ejemplo.

¿Cómo es ser claustrofóbico?

Los potenciales claustrofóbicos evitarán cualquier situación a menos que puedan escapar o irse si de repente se sienten abrumados por el miedo a perder el control. Es decir, desorientación, mareos, desequilibrio, fluctuación, volverse loco o morir e intensificar la ansiedad.

Los claustrofóbicos también suelen ser sensibles a los efectos sofocantes de las multitudes. Muchos se sienten incómodos cuando las personas se acercan demasiado. Por esta razón, las personas con claustrofobia también pueden evitar relaciones cercanas y relaciones, lo que resulta en fobias de compromiso. Algunos incluso se sienten incómodos al usar gafas, máscaras, ropa ajustada y joyas debido a las sensaciones sofocantes que estos objetos causan física y simbólicamente.

Incluso en un espacio abierto, algunas personas con claustrofobia se sienten atrapadas, lo que explica la relación común entre claustrofobia y agorafobia. Estas sensaciones atrapadas también pueden ocurrir cuando están atrapados en una carretera abierta o atasco de tráfico, en una multitud o en el medio de una isla. Sentirse atrapado (literal o simbólicamente) y su anticipación produce ansiedad. Y sentirse incapaz de escapar aumenta esta ansiedad, creando un verdadero pánico.

¿De dónde viene la claustrofobia?

Como muchos otros trastornos, la claustrofobia puede desarrollarse debido a un incidente traumático en la infancia.. Sin embargo, este no es su único origen posible. Como es el caso de la fobia social, se desconoce la causa precisa de la claustrofobia, aunque pueden estar involucrados factores ambientales y biológicos.

Algunas personas nacen con un estilo de personalidad. que puede ayudar a la persona a volverse claustrofóbica. Otros pueden aprender comportamientos cautelosos dependiendo de sus experiencias. Esto proviene de la forma en que los demás responden a ellos o de los comportamientos que ven en sus padres y otros. Los procesos biológicos y químicos en el cerebro también pueden desempeñar un papel.

Otras teorías que pueden explicar la claustrofobia incluyen tener una amígdala más pequeña. Esta es la parte del cerebro que controla cómo el cuerpo procesa el miedo y los factores genéticos como un mecanismo evolutivo de supervivencia.

Los estudios en ratones han indicado que un solo gen puede causar que algunas personas tengan un mayor grado de "estrés residente de intrusos". Un grupo de investigadores También sugirió que las personas con claustrofobia se den cuenta de que las cosas están más cerca de lo que realmente están y que esto desencadena un mecanismo de defensa.

Algunas personas famosas que tienen claustrofobia son: el cantante Justin Bieber y las actrices Jennifer Love Hewitt y Uma Thurman.

Uma Thurman.

Síntomas de claustrofobia

Si una persona que sufre de claustrofobia se encuentra repentinamente en un espacio cerrado, puede sufrir un ataque convulsivo. ansiedad o pánico. En tales casos, los síntomas pueden incluir:

  • Sudor;
  • Frecuencia cardíaca acelerada;
  • Hiperventilación o "respiración excesiva";
  • Falta de aire;
  • Sensación de asfixia;
  • Dolor de pecho;
  • Entumecimiento
  • Boca seca;
  • Confusión o desorientación;
  • Temblores
  • Mareos
  • Náuseas
  • Desmayo
  • Miedo a daños reales o muerte.

Una vez que una persona ha experimentado una serie de ataques de ansiedad, tiene más miedo de probar con otra. Por esta razón, comienzas a evitar objetos o situaciones que desencadenan el ataque.. Sin embargo, cualquier técnica de afrontamiento basada en la evitación solo puede empeorar la fobia. Anticipar la posibilidad de confinamiento dentro de un espacio pequeño generalmente intensifica los sentimientos de ansiedad y miedo.

¿Cómo aliviar estos síntomas durante un ataque de pánico?

Muchas personas con claustrofobia evitan los espacios que causan el trastorno. Esto no funciona bien como una solución a largo plazo porque es posible encontrarse eventualmente en una situación de miedo inevitable. Sin embargo, hay formas de lidiar con un ataque de pánico debido a la claustrofobia, como:

  • Respira lenta y profundamente, contando hasta tres con cada respiración;
  • Concéntrese en algo seguro, como el tiempo que pasa en su reloj;
  • Recuerde repetidamente que su miedo y ansiedad desaparecerán;
  • Desafíe lo que está provocando su ataque repitiendo que el miedo es irracional;
  • Visualice y concéntrese en un lugar o momento que le dé calma.

También es importante no resistir el ataque cuando está sucediendo. En cambio, acepte lo que está sucediendo. Trate de recordar que está bien experimentar estos sentimientos reafirmando que los sentimientos son fugaces.

¿Cómo tratar la claustrofobia?

La claustrofobia puede tratarse de manera similar a otros trastornos de ansiedad, con una variedad de tratamientos que incluyen terapia cognitiva conductual, la terapia de realidad y el uso de medicamentos contra la ansiedad.

El tratamiento más efectivo se basa en la suposición de que la claustrofobia es una respuesta aprendida de estar en ciertas situaciones. Una respuesta que es poderosa, incómoda, vergonzosa, inconveniente, debilitante a veces, pero que sigue siendo una respuesta aprendida. Y así como puedes aprender a tener una respuesta específica, puedes desaprenderla.

Los terapeutas puede ayudar a las personas con claustrofobia a desarrollar habilidades afrontamiento para controlar el miedo y la ansiedad. Esto implica comprender y ajustar los pensamientos y creencias que ayudan a crear ansiedad. Además, aprender y practicar habilidades sociales conductuales específicas para aumentar la confianza. Luego, lenta y gradualmente, practique estas habilidades en situaciones reales.

La terapia cognitiva conductual es un enfoque en el que se alienta a una persona a confrontar y cambiar los pensamientos y actitudes específicos que conducen a sentimientos de miedo. La desensibilización sistemática, un tipo de terapia cognitiva conductual (TCC), es la técnica preferida utilizada para tratar esta y otras fobias. Esta técnica se basa en mantener a la persona relajada y luego imaginar los componentes de la fobia.

Otros tratamientos

La exposición gradual a las fobias de la vida real también se usa con éxito para ayudar a las personas a superar los miedos. Según el Instituto Nacional de Salud Mental, aproximadamente el 75% de las personas con fobias específicas superan sus miedos a través de la terapia cognitiva conductual.

Las técnicas de relajación y alivio del estrés a menudo se usan con otros enfoques terapéuticos. Las técnicas de relajación pueden incluir cosas como formas específicas de respiración, entrenamiento de relajación muscular, imágenes mentales guiadas o un diálogo interno reconfortante.

Medicinas ansiolíticos y antidepresivos A veces se usan para ayudar a aliviar los síntomas asociados con la agorafobia. Ciertos medicamentos que ayudan a regular la función de la serotonina: sustancias químicas del cerebro que ayudan a transmitir mensajes eléctricos relacionados con el estado de ánimo – También se utilizan. Aunque los medicamentos no siempre se resuelven, reducen la ansiedad para que la persona pueda lidiar con el problema más fácilmente.

Los medicamentos como tranquilizantes, antidepresivos y medicamentos conocidos como betabloqueantes se pueden usar para tratar los síntomas físicos de la ansiedad. La hipnoterapia también puede ser efectiva. Esto generalmente consiste en la desensibilización sistemática y otras técnicas terapéuticas realizadas bajo hipnosis por un hipnoterapeuta clínico.

¿Es posible curar la claustrofobia?

Como cualquier otra fobia, curar la claustrofobia no es fácil, pero es posible. Usando algunos de los tratamientos mencionados anteriormente, hay casos en que la fobia se suaviza hasta el punto de no perturbar más la vida diaria.

Si se ha identificado con alguno de los síntomas o situaciones descritos anteriormente, es fundamental comunicarse con un profesional de la salud lo antes posible para que la incomodidad no aumente con el tiempo. Su médico revisará sus síntomas y le realizará un examen físico. El psicólogo también tendrá en cuenta su historia de miedo excesivo, y el diagnóstico se realiza analizando el miedo a que:

  • No está asociado con otro trastorno;
  • Puede ser causado por la anticipación de un evento;
  • Desencadena ataques de ansiedad relacionados con el medio ambiente;
  • Detiene las actividades normales la mayoría de los días.

Plataformas como Nucleo VisualPueden facilitar la búsqueda de un psicólogo que cumpla con los requisitos específicos para satisfacer a todos los que necesitan seguimiento. Visita nuestro sitio web ¡y compruebe usted mismo todas las oportunidades que ofrece!

¡Haga clic aquí para encontrar psicólogos especializados en este problema!

Lea también:

Agorafobia: Conozca el trastorno de ataques de pánico

Nomophobia: Teléfono adicción puede dañar su salud