Ciudad sostenible Es un concepto que proporciona una serie de pautas para mejorar la gestión de un área urbana y prepararla para las generaciones futuras.

Para ser sostenible, la gestión de la ciudad debe considerar tres pilares: responsabilidad ambiental, economía sostenible y vitalidad cultural.

Objetivos sostenibles de la ciudad

El objetivo principal de la ciudad sostenible es evitar el agotamiento del medio ambiente y garantizar su permanencia para las generaciones futuras. Por lo tanto, las políticas públicas siempre deben pensar en el futuro.

Como la mayoría de la población mundial vive en zonas urbanas, las ciudades se han convertido en el epicentro de problemas como la contaminación y el desperdicio de recursos naturales.

Por esta razón, son los centros urbanos los que deben reinventarse para que el futuro de las generaciones futuras esté asegurado y sea mejor que el mundo en el que vivimos hoy.

Características de la ciudad sostenible

Una ciudad para ser considerada sostenible debe:

  • Deseche y reutilice adecuadamente los desechos sólidos;
  • Proporcione agua de calidad sin agotar los resortes;
  • Reutilizar el agua de lluvia;
  • Crear y utilizar fuentes de energía renovables.;
  • Ofrecer transporte de calidad y alternativo a la población;
  • Garantizar opciones culturales y de ocio.

Hoy, según investigadores, economistas y gerentes, no hay ciudad en el mundo que sea completamente sostenible. Sin embargo, veamos cómo las ciudades pueden hacer realidad estas ideas.

Colecta de basura

Los colores nos ayudan a memorizar el lugar correcto para cada tipo de basura

Para terminar con uno de los mayores problemas en las ciudades, la basura, la mejor solución es reciclar.

Sin embargo, esto requiere que la población aprenda a separar adecuadamente los desechos en lugares destinados a este propósito. Esto facilita la reutilización de material que ya no se usa.

Los gobiernos, por su parte, deberían crear leyes que alienten la recolección selectiva y terminen los vertederos.

También lee:

Agua

Una ciudad sostenible aprovecha al máximo el agua de lluvia y está destinada a la limpieza urbana y la industria.

Para capturar el agua de lluvia, los edificios pueden instalar canales que permitan la recolección de agua y el establecimiento de "techos verdes". Estos son jardines planificados que se cultivan en los techos de edificios y casas que ayudan a absorber el líquido.

Por lo tanto, el techo verde es un jardín que refresca el área urbana, absorbe gases contaminantes y aún embellece el medio ambiente haciéndolo menos hostil.

También lee:

Transporte público

La movilidad urbana prevé la provisión de transporte público eficiente que también funciona con energía limpia.

Asimismo, una ciudad sostenible crea medios para el movimiento de vehículos propulsados ​​por humanos, como bicicletas y scooters.

Depende de los ciudadanos cambiar el automóvil por la bicicleta y crear el sistema de conducción. Del mismo modo, los gobiernos deben construir carriles para bicicletas, hacer que los conductores sean conscientes de la importancia de los ciclistas y reemplazar los automóviles con combustibles fósiles por eléctricos.

Educacion y Ocio

Una ciudad sostenible valora la calidad de vida de sus habitantes. Para esto, es esencial que estén educados y que la oferta de ocio tenga calidad y variedad.

Por esta razón, es importante aumentar el área verde de la ciudad construyendo parques y plazas, promoviendo políticas de incentivos culturales y valorando a los artistas locales.

Ejemplos de ciudades sostenibles

El estado de la ciudad de Singapur ha fusionado con éxito la preservación del medio ambiente con la modernidad

Según un estudio realizado por el consultor holandés Arcadis, en 2017, estas son las diez ciudades del mundo que cumplen con la mayoría de los requisitos para ser consideradas ciudades sostenibles:

  • Zurich, Suiza
  • Singapur
  • Estocolmo, Suecia
  • Viena, austria
  • Londres, inglaterra
  • Frankfurt, Alemania
  • Seúl, Corea del Sur
  • Hamburgo, Alemania
  • Praga, República Checa
  • Munich, Alemania

Ciudades sostenibles en Brasil

En Brasil, la ciudad de Curitiba, la capital de Paraná, es el ejemplo más cercano al concepto de ciudad sostenible. El plan maestro de Curitiba, que lo convierte en una ciudad sostenible hoy, comenzó a implementarse en 1970.

Centrada en el transporte, la gestión de residuos y la calidad de vida, la ciudad ha transformado su diseño urbano para que sea adecuado para el crecimiento de la población.

Vea la lista de ciudades sostenibles en Brasil:

  • Curitiba / PR
  • Londrina / PR
  • João Pessoa / PB
  • Paragominas / MG
  • Santana do Parnaíba / SP
  • Extreme / MG

Lea mas: