Ciclo de la roca

Contenido

Ciclo de la roca

EL ciclo de rocas es un fenómeno natural cíclico, continuo e infinito, que involucra los procesos de transformación de las rocas a través del tiempo y que ocurren por erosión o meteorización.

Este ciclo, que tarda millones de años en suceder, es responsable de la renovación y transformación de la litosfera terrestre (parte sólida de la Tierra).

Clasificación de rocas

Para comprender mejor cómo ocurre este proceso, debemos considerar los diferentes tipos de rocas:

  • Rocas magmáticas (rocas ígneas): obtenidas por el proceso de meteorización (condiciones atmosféricas) son las primeras rocas del planeta que solidificaron con el enfriamiento del magma pastoso de la Tierra, por ejemplo, el granito.
  • Rocas sedimentarias (rocas estratificadas): obtenidas por procesos de meteorización y erosión de rocas primitivas, que resultaron en la acumulación de diversos sedimentos (sedimentación). Un ejemplo de roca sedimentaria es la arcilla.
  • Rocas metamórficas: obtenido por procesos asociados a agentes meteorológicos (temperatura y presión), este tipo de roca surge de la transformación de otras rocas con nueva composición y características, por ejemplo, el mármol. El proceso de transformar otras rocas en metamórficas se llama metamorfismo.

Obtenga más información sobre los tipos de rocas.

Resumen del ciclo de rocas

Ilustración del ciclo de las rocas

El ciclo de la roca se divide en varias etapas, a saber:

  • Magma: la etapa inicial del ciclo de la roca comienza dentro de la tierra, cuando el magma (roca fundida o lava), una pasta mineral, es expulsado por la actividad volcánica. Con altas temperaturas, en el momento en que llega a la superficie, el magma sufre un enfriamiento.
  • Cristalización (congelación de rocas): con el enfriamiento del magma, esta masa mineral cristaliza, lo que da lugar a las llamadas rocas magmáticas (o ígneas).
  • Erosión: proceso natural resultante del desgaste del relieve, la erosión puede producirse por la fuerza del agua y el viento.
  • Sedimentación: después del proceso de erosión, varias capas de sedimentos se depositan en las capas inferiores (cuencas sedimentarias), dando lugar al proceso de formación de rocas sedimentarias.
  • Entierro tectónico y metamorfismo: Con el tiempo, las rocas sedimentarias son enterradas y experimentan procesos químicos y físicos por temperatura y presión, que transforman su composición dando lugar a rocas metamórficas.
  • Fusión: incluso con esta transformación, la temperatura sigue actuando en su superficie y, por tanto, se produce el derretimiento del magma, que vuelve a convertirlo en roca ígnea. Después de millones de años, el ciclo comienza de nuevo.

Comprender más sobre los temas:

  • Erosión
  • Meteorización