Los beduinos son un grupo étnico que habita en los desiertos de Oriente Medio y el norte de África, en regiones de Arabia Saudita, Siria, Irak, Jordania y Egipto. Constituyen alrededor del 10% de los habitantes de Oriente Medio.

El término "beduino" deriva del plural árabe badawīlo que significa nómada, así como de las palabras albedu (habitantes de tierras abiertas) y aunque (gente de la tienda). De todos modos, es una palabra usada para designar el habitantes nómadas del desierto desde tiempos muy antiguos.

El origen de los beduinos se remonta a la época de las civilizaciones hidráulicas, con evidencia de su existencia en el antiguo Egipto.

Fue con la expansión del Islam en el siglo VII, y con las subsiguientes conquistas árabes, que los beduinos se establecieron en los territorios africanos.

A pesar de ser considerado una sociedad detenida en el tiempo, los beduinos sufrieron muchos cambios a partir del siglo XIX.

En ese momento, cambiaron de un estilo de vida nómada a un estilo más sedentario y seminómada. Esto se debió a la presión ejercida por los gobiernos de los territorios donde solían vagar, especialmente el gobierno del entonces Imperio Otomano..

Con las guerras del siglo XX este proceso se intensificó. A partir de la década de 1950, muchos beduinos se establecieron en ciudades como Egipto, Israel, Jordania, Irak y Túnez. Allí encontraron trabajo asalariado (una práctica hasta ahora aborrecida por los beduinos) en empresas de extracción de petróleo.

De hecho, se convirtieron en ciudadanos de estas naciones y hoy sus costumbres sobreviven en los festivales culturales promovidos por las comunidades beduinas en las ciudades.

Costumbres y estilo de vida

Las costumbres beduinas se basan en códigos de honor y en el sistema tradicional de justicia (el Ley Talion o "ojo por ojo, diente por diente").

Su sociedad Se agrupa en clanes y ramas por varias tribus, que tienen estado basado en la importancia de sus antepasados.

De hecho, sus costumbres se basan en la tradición familiar de naturaleza patriarcal. Su sociedad está gobernada por el miembro más antiguo de la tribu, el jeque (šayḫ), que asciende por linaje patriarcal. El matrimonio es visto con optimismo por los beduinos, ya que trae nuevos hombres a la tribu.

Otro factor importante es el aspecto religioso. La mayoría de los beduinos siguen la religión islámica., en los que están presentes algunos aspectos muy importantes de las costumbres de este pueblo. Es bien conocida la influencia de esta cultura en la formación religiosa de Muhammad, fundador del Islam.

Cuando se instalan en un lugar particular, generalmente un oasis, los beduinos establecen su carpas con estructuras de madera, piel de cabra, tejidos y fibras vegetales. Estas carpas tienen hasta 6 metros de largo y 3 metros de alto.

En cuanto a división del trabajo, los hombres se dedican al comercio, el pastoreo y la guerra. Las mujeres están a cargo de la producción artesanal y el cuidado doméstico.

Debido al clima desértico donde viven necesitan moverse entre los oasis existiendo en el desierto para sobrevivir. Los beduinos aprovechan estos viajes para practicar el pastoreo y el comercio, que son las principales actividades que realizan los beduinos.

No es de extrañar la visión más común de esta gente a través de los desiertos. son los caravanas que cruzan grandes tramos en busca de agua y comercio.

De los tuyos rebaños, compuesto principalmente por cabras, ovejas y camellos, extrae la leche, la carne y la piel que necesitan para sobrevivir. Tenga en cuenta que el camello es crítico en este ganado, ya que es el modo de transporte más utilizado debido a su resistencia al clima desértico.

Una vez ensamblada, la carpa se pone una alfombra en la arena y está lista para albergar. Por otro lado, algunos beduinos tienen un estilo de vida más sedentario, especialmente en África, donde practican la agricultura y la ganadería extensiva.

También te puede interesar: