Barroco en brasil


Barroco en Brasil

El barroco se manifestó en Brasil entre los años 1680 y 1750 como respuesta a la necesidad de comunicar y profundizar en lo religioso. Esta cultura se presentó como una profunda lucha por alcanzar la libertad intelectual en todos los aspectos, marcando así el inicio de una nueva era para la Cultural brasileña.

Características

  • Dramatismo: El barroco brasileño trató de comunicar el contenido teológico de una forma mucho más dramática, recordando a los elementos visuales y auditivos del teatro.
  • Armonía: Esta cultura se caracterizaba por la combinación de elementos gráficos, vívidos y lúdicos en una perfecta armonía.
  • Relación: El barroco brasileño trató de construir una relación entre lo divino y lo humano, buscando siempre transmitir el mensaje de la fe cristiana.

Ejemplos

Uno de los mejores ejemplos del barroco brasileño es la iglesia de San Francisco de Assis en Ouro Preto. Esta iglesia fue construida a principios del siglo XVIII y es considerada una de las obras maestras de la arquitectura brasileña. La iglesia fue construida con elementos clásicos y barrocos, destacando sus muros recargados con figuras geométricas y relieves profusamente estilizados.

Otro ejemplo del barroco brasileño es el Convento de San Francisco en Olinda. Esta obra fue construida a principios del siglo XVP y es una de las más grandes del país. Aquí se pueden apreciar los principales elementos del barroco brasileño, como el uso de fondos arquitectónicos, los relieves estilizados, las formas geométricas y los ornamentos exóticos.

El Barroco brasileño también se encuentra en la pintura, especialmente en el trabajo de Gregorio de Matos, uno de los principales artistas de esta época. Su trabajo se caracteriza por el uso de colores vivos y por la representación del sufrimiento humano.

Conclusion

El barroco brasileño es una de las principales manifestaciones del arte religioso y cultural brasileño. Sus principales características son el dramatismo, la armonía, y la relación entre lo divino y lo humano. Se pueden apreciar estos rasgos en los principales ejemplos arquitectónicos, pictóricos y literarios de la época, como la Iglesia de San Francisco de Assis en Ouro Preto, el Convento de San Francisco en Olinda y el trabajo de Gregorio de Matos.

Barroco en Brasil

El barroco es una forma de arte que desarrolló en el siglo XVII, y que se destacó durante los siglos posteriores. En Brasil, el barroco es reconocido como un estilo multicultural, mestizado y sincrético, que se amalgamó a lo largo del tiempo con elementos indígenas, africanos y europeos. Esto dio lugar a una gran variedad de estilos y formas que han especificado la imagen del país en la actualidad. A continuación se detallan algunos ejemplos:

Iglesias barrocas

Las iglesias barrocas brasileras abarcan desde 1690 hasta finales del siglo XIX. Los principales elementos constructivos son el uso del parteluz, la cúpula central en la estructura como uno de los recursos principales, la ornamentación del interior, los retablos y la construcción en sí. Las principales iglesias barrocas de Brasil son:

  • La Iglesia de Nossa Senhora do bom Conseho (Río de Janeiro).
  • La Catedral de San Sebastián (São Paulo).
  • La Iglesia de Santa Efigenia (Belo Horizonte).
  • La Iglesia de San José (Manaus).

Esculturas

Durante el período barroco, el gobierno brasileño promovió la escultura como una forma de celebrar los progresos políticos y sociales. Las esculturas barrocas brasileras presentan fuertes elementos rococós, cargados de simbolismos, generalmente en piedra caliza, bronce y mármol.

Algunos ejemplos notables incluyen la Obelisco do Ibirapuera (São Paulo), la estatua del Santo Cristo de Buenaventura (Belo Jardim), la estatua de José Bonifácio (Río de Janeiro), la estatua del Rey Carlos (Salvador), o la estatua de la Virgen de Aparecida, considerada el emblema oficial de Brasil.

Otros artefactos

Durante el periodo barroco, los artesanos brasileños produjeron una gran cantidad de piezas decorativas y utilitarias, como cerámicas, mobiliario, ornamentos, joyas, etc. Estas piezas combinan elementos del estilo barroco como los relieves, los volúmenes y curves, la ornamentación excesiva, además de influencias del estilo rococó, como la decoración ligera y sutiles.

La producción artística barroca brasilera sigue vigente en la actualidad, siendo considerada un factor fundamental en la construcción de la identidad brasilera. A partir de la combinación de estilos multiculturales, la producción barroca brasilera es un excelente ejemplo de la unión entre los diferentes estilos artísticos.

También puede interesarte este contenido relacionado:

Deja un comentario