El arte egipcio nació hace más de 3000 años antes de Cristo y es vinculado a la religiosidad, ya que la mayoría de sus estatuas, pinturas, monumentos y obras arquitectónicas se manifiestan en temas religiosos.

Así, el interior de los templos, así como las piezas o espacios relacionados con el culto a los muertos, fueron elaborados artísticamente. Las tumbas son uno de los aspectos más representativos del arte egipcio.

Esto se debe a que los egipcios creían en la inmortalidad del alma y que podría sufrir eternamente si el cuerpo fuera profanado.

De ahí la momificación y el carácter monumental del lugar donde se colocaron las momias, cuyo propósito era protegerlas por la eternidad.

El arte funerario era de suma importancia en el antiguo Egipto.

Pintura egipcia

Faraón contrató artistas para dibujar y pintar en las paredes de las pirámides, que se convertirían en sus tumbas. Estas pinturas detallaron sus vidas y sus alrededores, por lo que este arte registra parte de la historia de Egipto.

Las pinturas de 4.400 años de antigüedad encontradas en la tumba de la sacerdotisa Hetpet representan la sociedad de la época

En esta sociedad, el arte se produjo de manera estandarizada y no dio lugar a la creatividad.

Por lo tanto, un arte anónimo, porque lo importante era la realización perfecta de las técnicas ejecutadas y no el estilo de los artistas.

La dimensión de las personas y los objetos no caracterizaba una relación de proporción y distancia, sino más bien los niveles jerárquicos de esa sociedad. Por lo tanto, Faraón siempre fue la mayor de las figuras representadas en una pintura.

Colores y tintas en el arte egipcio antiguo

Las tintas utilizadas en estas pinturas fueron extraídas en la naturaleza:

  • Negro (kem): asociado con la noche y la muerte, el negro se obtuvo del carbón o la pirolusita (óxido de manganeso del desierto del Sinaí).
  • Blanco (hedj): extraído de cal o yeso, el blanco simboliza la pureza y la verdad.
  • Rojo (descifrar): representaba energía, poder y sexualidad y se encontraba en sustancias ocre.
  • Amarillo (ketj): se asoció con la eternidad y se extrajo del óxido de hierro hidratado (limonita).
  • Verde (uadj): simboliza la regeneración y la vida y se obtuvo de la malaquita del Sinaí.
  • Azul (khesebedj): extraído del carbonato de cobre, el azul se asoció con el río Nilo y el cielo.

Características de la pintura egipcia

Había muchas normas a seguir en la pintura y la revelación baja producida en el antiguo Egipto:

  • Ausencia de tres dimensiones;
  • Ausencia de sombra;
  • Uso de colores convencionales.

Ley de frontalidad

La ley de la frontalidad es la característica más llamativa en pintura egipcia. Esta regla determinó que el torso de las personas debe representarse desde el frente, mientras que su cabeza, piernas y pies se muestran de perfil.

Los ojos también se representan desde el frente. Esta forma de representación crea una combinación visual lateral y frontal.

Pintura en el Templo de Tebas que ejemplifica la ley de la frontalidad en el arte egipcio.

En palabras del historiador de arte Ernst Gombrich:

Vale la pena tomar un lápiz e intentar reproducir uno de estos dibujos egipcios "primitivos". Nuestros intentos siempre parecerán poco hábiles, asimétricos y deformados. Al menos el mío lo parece. El sentido egipcio del orden en cada detalle es tan poderoso que cualquier variación, por pequeña que sea, parece perturbar el todo por completo.

Escultura egipcia

Copias de esculturas encontradas en Egipto

La mayoría de las esculturas del antiguo Egipto son representaciones de faraones y dioses, presentadas en formas frontales, estáticas y sin ninguna expresión facial.

Las esculturas del faraón siempre estaban representadas en la misma posición: hombre parado con el pie izquierdo hacia adelante, hombre sentado con las piernas cruzadas o sentado con la mano izquierda apoyada sobre el muslo.

Características de la escultura egipcia.

  • Formas estáticas;
  • Formas libres de expresión facial;
  • Seguimiento de la convención: de pie o sentado.

Esfinges Egipcias

Con el cuerpo del león (representado por la fuerza) y la cabeza humana (que representa la sabiduría), las esfinges son sin duda las esculturas egipcias más famosas. Fueron colocados en las entradas de los templos para alejar a los espíritus malignos.

Gran Esfinge de Guiza

Arquitectura egipcia

Pirámides de Guiza

La arquitectura de este período refleja el funcionalidad, lo que le dio solidez y durabilidad sin igual para su tiempo.

Las pirámides del desierto de Giza son las obras arquitectónicas más famosas de la arquitectura egipcia. También es en la región de Giza donde se encuentra la esfinge más famosa, la Gran Esfinge de Giza.

Mientras que el mastaba Era la tumba de los egipcios, las pirámides eran las tumbas de sus faraones, que eran considerados representantes de Dios en la tierra.

Es importante notar que la base del triángulo representaba a Faraón y su punta representaba su conexión con Dios.

Características de la arquitectura egipcia

  • Solidez y durabilidad;
  • Sentimiento de eternidad;
  • Aspecto misterioso e impenetrable;
  • Solemne inmovilidad.

Curiosidad – Retratos de Fayum

Retratos realistas pintados en madera fueron encontrados y colocados sobre las momias en el período del Egipto romano, cuando los romanos dominaban la región.

Estas pinturas se hicieron principalmente en la región de Fayum, ubicada a 130 km de El Cairo, la capital del país.

Mira el video un poco más al respecto:

Prueba de historia del arte