Arianismo


Arianismo: ¿Qué es y cuáles son sus principales postulados?

¿Qué es el Arianismo?

El Arianismo fue una doctrina cristiana creada por el teólogo Ario de Alejandría a fines del siglo IV. La doctrina sostiene que Jesucristo, a pesar de poseer algunos rasgos divinos, es un ser separado de Dios el Padre y fue creado a partir de la nada. Esto resultaba ser una herejía para la Iglesia Católica y fue rechazada en el Concilio de Nicea.

Principales postulados del Arianismo

A continuación presentamos los principales postulados del arianismo:

  • Jesucristo es un ser creado: Según la doctrina ariana, Jesucristo no es un ser eterno sino que fue creado por Dios el Padre a partir de la nada.
  • Jesucristo es la Segunda Persona de la Trinidad: Para los seguidores de esta doctrina, Jesús es la Segunda Persona de la Trinidad junto a Dios el Padre y al Espíritu Santo.
  • Jesucristo es semi-divino: A diferencia de la doctrina tradicional, ariana sostiene que Jesucristo no es totalmente divino. Más bien, es semi-divino, esto es, no es plenamente Dios pero tampoco completamente humano.

Conclusiones

Aunque el Arianismo fue rechazado por la Iglesia Católica en el Concilio de Nicea, esta doctrina dejó una profunda huella en la doctrina cristiana de la época. Algunas de sus ideas sobrevivieron a pesar de la condena oficial y su influencia se ha sentido en la Iglesia en los siglos posteriores.

El Arianismo

El arianismo es una doccuisión herética basada en los escritos de Arius, un teólogo presbiteriano del siglo IV. Subrayaba enseñanzas cristianas sobre la naturaleza de Dios y su relación con el Hijo. Basándose en la Biblia y los escritos de los escritores cristianos anteriores, los Arrianos defendían la enseñanza según la cual Dios es el único Dios, que existe desde la eternidad. El Hijo de Dios es una creación de Dios y es diferente a él, no es igual en todas las cosas. El Espíritu Santo, por otro lado, es una fuerza, no una persona.

Creencias principales del Arianismo

  • Dios el Padre es el único Dios verdadero: los Arianos se manteniene en la creencia de que Dios el Padre es el único Dios verdadero que existe desde la eternidad. Para los arianos, el Hijo de Dios, Jesucristo, es una creación de Dios y es diferente al Padre en algunos aspectos.

  • La humanidad es imperfecta por naturaleza: para los Arianos, la humanidad nunca puede llegar a ser como Dios, ya que está formada de materia, y la materia es imperfecta. Por lo tanto, la humanidad siempre será imperfecta.

  • El Hijo de Dios no es igual a Dios el Padre: los Arianos creen que el Hijo de Dios es diferente del Padre en cierto modo. El Hijo de Dios fue creado por el Padre para ser su mediador entre el hombre y Dios.

  • El Espíritu Santo es una fuerza: los Arianos creen que el Espíritu Santo no es una persona, sino una fuerza invisible y omnipresente, que Dios mueve en el mundo para llevar su voluntad a su destino.

Ejemplos de Inclusión Arianista

Existen algunas iglesias modernas que enseñan doctrinas similares a las del arianismo. Por ejemplo, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (más comúnmente conocida como mormones) enseña que Dios el Padre y el Hijo son separadas pero iguales entidades. El Espíritu Santo es una fuerza divina, pero no esuna persona, como lo creen los arianos. También los testigos de Jehová enseñan principios similares al arianismo, afirmando que Dios el Padre y el Hijo son separadas pero iguales entidades. Al igual que los arianos, los testigos de Jehová enseñan que el Espíritu Santo no es una persona.

El Impacto del Arianismo

Café y letras

A pesar de que fue más tarde condenado como herético, el arianismo tuvo un gran impacto en la historia cristiana. Muchas iglesias cristianas orientales se adhirieron a la doctrina por algún tiempo antes de volver al credo trinitario ortodoxo, y el arianismo todavía tiene seguidores hoy en día. Además, muchas de las herejías posteriores se basan en el arianismo. Por ejemplo, el movimiento Unitario está influenciado por las enseñanzas del arianismo.

La influencia del arianismo perdura todavía hoy en día, dando lugar a una mayor comprensión de la naturaleza de Dios. Aunque hoy en día el movimiento ha sido condenado como herético, sus enseñanzas se han mezclado con otras tradiciones, creando una imagen única de lo que es la naturaleza de Dios. En última instancia, eso es lo que ha hecho el arianismo tan influyente a lo largo de la historia.

También puede interesarte este contenido relacionado: