Angustia 11 tecnicas y ejercicios para aliviar el sufrimiento


La angustia: 11 técnicas y ejercicios para aliviar el sufrimiento

La angustia puede estar relacionada con sentimientos de estrés, miedo o ansiedad. Se siente como una presión en el pecho, dificultad para respirar, intensas emociones, etc. Puede ser paralizante e incluso llevar a la desesperanza. A continuación te presentamos 11 técnicas y ejercicios que te ayudarán a aliviar el sufrimiento que estás experimentando.

1. Respira

La respiración profunda es una técnica potente y eficaz para aliviar la ansiedad y la angustia. Al respirar profundamente se reduce el estrés y reduce los síntomas de angustia, como sequedad bucal, palpitaciones y dificultad para respirar.

2. Reconoce tus emociones

Es importante darse cuenta de lo que está sucediendo dentro de ti cuando estás experimentando angustia. Trata de tomar conciencia de lo que estás sintiendo para que puedas determinar qué causa la emoción. Una vez que hayas identificado la fuente de la angustia, puedes comenzar a trabajar en ella.

3. Ve a un lugar tranquilo

Es importante que, si estás experimentando un gran nivel de angustia, trates de encontrar un espacio tranquilo para relajarte. Busca un lugar solitario, lejos de distracciones, donde puedas estar solo y relajarte. Toma profundas respiraciones e intenta visualizar tu deseo de calma.

4. Practica actividades relajantes

Es importante tratar de hacer actividades relajantes para calmar tu mente cuando estás experimentando un nivel elevado de angustia. Trata de practicar yoga, meditación o tai chi, o cualquier otra actividad que te ayude a relajarte y a disipar la angustia.

5. Habla con tu familia y amigos

Tener el apoyo y la compasión de tus seres queridos puede ayudarte a aliviar el sufrimiento que estás experimentando. Hablar con ellos sobre tus sentimientos puede ayudarte a liberar la presión emocional y a sentirte más consolado.

6. Haz ejercicio

El ejercicio es otra manera de aliviar el sufrimiento causado por la angustia. Hacer ejercicio libera endorfinas, que son hormonas naturales que ayudan a reducir el estrés y la ansiedad. Además, el ejercicio aumenta los niveles de serotonina, lo que puede ayudar a reducir los síntomas de depresión y ansiedad.

7. Háblate a ti mismo con amabilidad

Es importante que trates de hablarte a ti mismo de una manera positiva y constructiva para aliviar la angustia. Esto se conoce como autocompasión, y consiste en hablarte a ti mismo con el mismo amor, comprensión y compasión que mostrarías a un amigo.

8. Práctica la circulación de la energía

La circulación de la energía es una técnica de meditación milenaria que ayuda a liberar la energía estancada en el cuerpo. Esta técnica implica la visualización de un flujo de energía de la mente al corazón, y viceversa. Esto te ayudará a aliviar la presión y el desequilibrio emocional que estás experimentando.

9. Road mapping

El road-mapping es una técnica psicológica que ayuda a identificar y solucionar los problemas que pueden estar contribuyendo a tu angustia. Esta técnica te ayuda a encontrar los problemas que necesitas abordar para solucionar los síntomas de angustia.

10. Escucha música relajante

Escuchar música relajante es una técnica eficaz para disminuir los síntomas de la angustia. La música relajante puede ayudar a calmar los nervios aliviando la presión emocional. Escucha música de piano, jazz, new age, etc.

11. Practica estiramientos

Los estiramientos pueden ayudar a reducir la tensión física y emocional que se experimenta cuando se está sufriendo angustia. Estos estiramientos ayudarán a despejar tu mente y a aumentar tu energía, ayudándote a sentirte más calmado y preparado para enfrentar los desafíos que puedas enfrentar.

Usar estas técnicas y ejercicios es una buena forma de aliviar el sufrimiento que estás experimentando. Al aplicar estos consejos, tu angustia se disipará de forma natural y podrás volver a sentirte mejor. Intenta varios de estos consejos y verás los resultados.

11 técnicas y ejercicios para aliviar el sufrimiento de la angustia

La angustia puede sentirse como algo abrumador. Te revolcona, te agota, te impide avanzar. Pero afortunadamente, hay maneras eficaces y comprobadas científicamente para aliviar este malestar y encontrar la paz de nuevo.

1. Reconocer tus sentimientos

Reconocer que estás experimentando ansiedad o angustia es un buen punto de partida. Asegúrate de escuchar tus propios sentimientos con amabilidad y compasión. Podrían aparecer como frases como: «Estoy experimentando angustia», «Estoy atrapado en este círculo de pensamientos obsesivos» o «Me siento inseguro».

2. Identifica los hipnotizadores

Ahora que has comenzado a conscientizar tus pensamientos, identifica los temas recurrentes que te hipnotizan. Qué sentimientos y miedos están detrás de ellos? Por ejemplo, si están relacionados con tus posibilidades de éxito, ¿qué hay detrás de la creencia de que el éxito no es posible para ti?

3. Usa la tecnica «stop»

Muchas veces, la mejor opción para aliviar el sufrimiento es simplemente detener los pensamientos angustiantes estrésantes. Realiza la técnica «stop» cuando spaquen pensamientos ciclotrópicos. Esto implica tres pasos:

  • 1) Respiro: Toma una respiración profunda y toma conciencia de tu cuerpo.
  • 2) Detén: Físicamente detén los pensamientos al decir «stop» fuerte y claro.
  • 3) Opción: Elige un pensamiento alternativo para llevarte a un estado de calma.

4. Practica mindfulness

Una forma magnifica para abordar la angustia es la meditación mindfulness. Esta práctica implica prestar atención plena y no juzgar a los pensamientos y sentimientos que desatar el malestar.

Busca un espacio silencioso y relajante para despertar la meditación mindfulness. Siéntate en una silla con la espalda recta sin huirte y prende una vela y una campanilla. Cuando la angustia aparezca, toma conciencia de ella. Respira profundamente y haz sonar la campanilla mientras vuelves la atención a tu momento presente.

5. Baila

La música y la danza son una manera maravillosa de liberar las emociones en lugar de reprimirlas. Busca tu canción favorita o una música relajante para empezar a bailar explayadamente. Deja caer todas tus preocupaciones y los pensamientos negativos en el proceso.

6. Conectate con la naturaleza

Ir al parque, pasear por el campo, pasear por la orilla del mar… Apuntarte a alguno de estos planes es una excelente forma de reducir la angustia. Disfruta de un día de sol, arboles, flores y animales. Esta actividad natural te ayudará a conectar dete sus emociones y mantener la calma.

7. Practica el ejercicio fisico

La falta de ejercicio físico se ha relacionado con un aumento de los síntomas de ansiedad. Por lo tanto, encontrar una rutina de ejerciciosfísicos regulares puede ayudar a calmar la angustia. Prueba montar en bicicleta, correr, nadar o practicar un deporte relacionado con el equipo. Asegúrate de buscar la ayuda adecuada si necesitas ideas para una rutina de ejercicios.

8. Trabaja tu respiración

Cuando sur den los pensamientos ciclotrópicos, practica la respiración profunda de a conciencia. Inala profundamente para contar hasta cinco. Retén el aire cuentas hasta siete y luego exial lentamente contando hasta diez. Repite el proceso hasta sentirte relajado.

9. Redes sociales

Los grupos de redes sociales es una herramienta increíble para conectar con otras personas que entienden tus experiencias. Comparte tus sentimientos con tu grupo y realiza preguntas cuando sea necesario. Los grupos virtuales incluso pueden ayudarte a formar amistades fuertes y saludables para apoyo y conexión.

10. Di a los demás como te sientes

Compartir los sentimientos de angustia con alguien que te ama y te preocupa, puede ayudarte a conectarte con tu experiencia y mejorar tu situación. Busca una persona en la que confíes para que puedas hablar abiertamente sobre tus pensamientos y emociones.

11. Escríbelo

Escribir los pensamientos y emociones relacionados con la angustia es una manera de ordenar la mente y explorar el sufrimiento. Utiliza el diario para identificar el origen y la raíz detrás del malestar. Permite que las palabras salgan libremente sin filtrarlas.

La angustia puede sentirse como una montaña imposible de escalar. Sin embargo, hay herramientas oseguras, prácticas y comprobadas científicamente para llegar al otro lado del túnel. Si has intentado algunas de las técnicas y los ejercicios enumerados anteriormente, encontrarás la calma y la libertad para seguir avanzando.

También puede interesarte este contenido relacionado:

Deja un comentario