El frutas exóticas son aquellos cuyo origen es diferente del lugar donde se comercializan. Son poco conocidos por la población y se encuentran más fácilmente en la región donde se producen.

Es común que las frutas exóticas tengan un valor más alto que otras porque no se producen a gran escala.

Las frutas exóticas son llamativas en forma, color, aroma y sabor. Además, también tienen varios beneficios para la salud, con nutrientes y vitaminas que contribuyen al funcionamiento del cuerpo.

A continuación se muestra una lista de frutas exóticas que se pueden encontrar en Brasil.

1. Cherimoia (Annona cherimola Mill)

Cherimoia

Originaria de las tierras altas, Cherimoia se produce en países sudamericanos de más de 1.500 metros de altura, como Colombia, Perú y Bolivia. En Brasil, se cultiva poco, siendo más común en la Serra da Mantiqueira, en São Paulo.

Presenta cremosa, pulpa dulce y semillas negras. Su corteza es verde y la superficie está formada por carpelos nivelados.

Es una fruta rica en vitaminas Un, ayudando en la salud de la piel y los ojos. También tiene vitamina C, siendo importante para el funcionamiento del sistema inmune, además de tener acción antioxidante y ayudar en la producción de colágeno.

2. Flor silvestre (Passiflora ligularis)

Flores silvestres

Su origen son las montañas de México y América Central y su plantación es común en Colombia, que tiene clima y suelo que contribuyen a su desarrollo.

La granadilla tiene una cáscara dura y lisa y su pulpa es muy similar a la fruta de la pasión, con consistencia gelatinosa y semillas negras. Con su propio aroma y sabor, esta fruta es ampliamente utilizada en la preparación de jugos, helados y bebidas.

Es una fruta baja en calorías rica en fotoquímicos que ayudan a controlar el colesterol y la fibra soluble que ayudan a prevenir la diabetes.

3. Lichi (Litchi chinensis Sonn)

Lichí

Originario del sur de China, el litchi se encuentra más fácilmente en Brasil, y se produce en Sao Paulo, Minas Gerais, Bahía y Paraná.

Son pequeños frutos con corteza rojiza y aspereza. Su pulpa es blanca y jugosa, con un sabor dulce y ligeramente ácido.

El lichi es rico en vitamina Cpresentando cantidades mayores que la naranja y el limón. También tiene muchas fibras. Sus nutrientes ayudan en la salud del corazón y la regulación de la sangre, así como en los efectos antiinflamatorios.

4. Longan (Dimocarpus longan)

Longan

Cultivado originalmente en China, Longan también se conoce como el ojo del dragón.

Con una sola semilla negra, esta fruta tiene un sabor dulce y dulce que se acerca al melón.

Es conocido por sus propiedades herbales, además de ser rico en vitamina C y hierro, que en conjunto ayudan a combatir la anemia.. También se considera una fuente de potasio, fósforo, magnesio y calcio.

5. Mangostán (Garcinia mangostana)

Mangostán

El mangostán se origina en la región tropical del sudeste asiático. Es conocida por los nativos de la región como la fruta más sabrosa del mundo. En Brasil, se produce en la región costera de Bahía y en el oeste del estado de São Paulo.

Tiene carne blanca de sabor dulce y picante. Utilizado como jugo, también se puede consumir en cápsulas o té, liberando un ingrediente activo que inhibe el deseo de consumir dulces.

Rico en vitaminas y minerales., tiene acción antiinflamatoria, antiviral, antifúngica y antibiótica. Además, tiene bajo valor energético.

6. Physalis (Physalis angulata)

Physalis

El origen de esta fruta son regiones con clima templado, cálido y subtropical. El principal país para cultivar physalis es Colombia.

Su sabor es refrescante y tiene una ligera acidez, siendo similar a los tomates. Es una fruta pequeña, con una fina cáscara de naranja y cada fruta está rodeada de hojas.

Sus nutrientes ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, purificar la sangre y reducir los niveles de colesterol..

7. Pitaya (Hylocereus undatus)

Pitaya blanca

Originaria de América del Sur, pitaya se ha vuelto popular en el mercado brasileño.

Tiene una pulpa gelatinosa, con sabor suave y dulce. Su corteza es rojiza, pero su interior puede ser blanco o rosa.

Pitaya es rica en vitamina A y C. Ayuda a proteger la mucosa gástrica y a mejorar la inflamación. También tiene poder laxante.

8. Rambutão (Nephelium lappaceum)

Rambután

El rambután es una fruta originaria del sudeste asiático, especialmente en Tailandia.

Tu nombre proviene del indonesio "rambut", que significa cabello. Tiene un casco rojo duro y se asemeja a un erizo. Su carne es amarillenta, carnosa, jugosa, con un sabor dulce y ligeramente ácido.

Sus propiedades más llamativas son la presencia de carbohidratos y proteínas, que sirven como estimulantes y ayudan a prevenir la hinchazón. Tiene vitamina C que contribuye a la absorción de minerales, hierro y cobre.

9. Granada (Punica granatum)

Granada

De origen mediterráneo, la granada es una fruta muy popular en el Mediterráneo oriental y medio oriental y puede cultivarse en climas tropicales y subtropicales.

La granada tiene un color liso, rojizo y muy brillante. Su pulpa está formada por varias semillas que están rodeadas por una capa carnosa translúcida. Tiene un sabor ligeramente agrio y se utiliza en la preparación de alimentos dulces y salados.

Esta fruta tiene diferentes costumbres y creencias, puede simbolizar fertilidad, esperanza y riqueza. Para nuestra salud, la granada es una rica fuente de antioxidantes, ayuda a prevenir problemas cardiovasculares, además de tener vitamina A, C y ácido fólico.

10. Tamarillo (Solanum betaceum)

Tamarillo

Originario de Nueva Zelanda, el tamarillo también se conoce como tomate de árbol, tomate de maracuyá y tomate francés. Su apariencia es muy similar a la de un tomate, pero sus semillas son oscuras.

Su corteza es amarga y su pulpa tiene un sabor agridulce. Se consume en la preparación de jugos, mermeladas, mermeladas e incluso salsas para acompañar la carne.

Es rico en vitamina A que ayuda a controlar el colesterol. También tiene vitamina B6, vitamina E, vitamina C y antioxidantes.

También lee: